Apoyo a Reig Pla / «Estoy en todo mi derecho de hacer este camino que me ha devuelto la alegría»

    Durante muchos años viví buscando respuesta a la confusión que existía en mí interior. Yo deseaba casarme y formar una familia, pero mi cuerpo actuaba diferente. Con ayuda del COF de Alcalá de Henares "pude ver la historia de mi vida con una mirada diferente, empecé a encajar las piezas".

    0
    Un hombre se quita la máscara LGTB
    Un hombre se quita la máscara LGTB / Actuall

    Me reservo mi identidad, en el fondo por miedo a ser engañado como le ocurrió a B.V o que mi intimidad se haga pública.

    Nací en Iberoamérica y hace 12 años me vine a España en busca de un mejor futuro. Hace algunos años obtuve la nacionalidad española.

    Algunas personas creen que La Sexta da información.

    Suscríbete a Actuall y así no caerás nunca en la tentación.

    Suscríbete ahora

    Os cuento un poco mi historia:

    Mi padre falleció cuando yo tenía tan solo 1 año, y a los 6 años fui víctima de un abuso por parte de un primo. Desgraciadamente durante mi adolescencia llegué a repetir lo que había vivido a los 6 años, esto provocó graves heridas en mí, que más adelante me pasaron factura desencadenando en una PMS (proyección a las personas del mismo sexo).

    Durante muchos años viví buscando respuesta a la confusión que existía en mí interior. Yo deseaba casarme y formar una familia, pero mi cuerpo actuaba de una manera diferente.

    «Me volví un adicto al sexo reproduciendo el abuso que había vivido a los 6 años»

    Busqué respuestas en la iglesia y hablé con algunos sacerdotes para que me ayudaran, pero su respuesta fue que Dios me amaba así y que en la oración encontraría consuelo. Esto sólo generó en mí más confusión y aumentó mi angustia y sufrimiento.

    Cuando llegué a Barcelona, empecé a experimentar encuentros sexuales con chicos. Me volví un adicto al sexo reproduciendo lo que había vivido a los 6 años. Sin darme cuenta practicante cada día iba a los baños públicos del C.C. L’Illa y el C.C. Las Arenas, buscando que otros chicos me masturbaran o tuvieran sexo oral conmigo. Era denigrante ver la cantidad de hombres que diariamente iban a los baños y se prestaban para ofrecer dicho «favor».

    Poco a poco empecé a caer en depresión y a sentir deseos de quitarme la vida.

    Empecé a buscar nuevamente ayuda para salir del ciclo vicioso en el que me encontraba y que estaba deteriorando todas mis relaciones. Fue así como encontré al COF de Alcalá. Sin darme cuenta terminé hablando con una bióloga que me ayudó a ver la luz en el túnel dentro del cual me encontraba. Fue ella quien me ayudó a darme cuenta que con sólo 6 años yo no tenía culpa de consentir lo que me había pasado y que había sido abusado.

    De su mano pude ver la historia de mi vida con una mirada diferente, empecé a encajar las piezas que me faltaban: la ausencia de la figura paterna, el abuso en la infancia, el alejarme de mis compañeros varones en el colegio y sentir su rechazo al no encajar en los juegos «típicos» masculinos como el fútbol, el sentimiento de vergüenza tóxica y baja autoestima llegando a actuar de una manera determinada para agradar a los demás.

    Gracias a su ayuda y a través de su acompañamiento pude comprender que existía esperanza, que mi pasado no determinaba mi presente. Me animó a trabajar para madurar integralmente, (física, psicológica y espiritualmente) y a luchar por conseguir mi sueño.

    Como cualquier español y ser humano, soy libre y estoy en todo mi derecho de hacer este camino que me ha devuelto la alegría y las ganas de vivir.

    Doy todo mi apoyo a monseñor D. Juan Antonio y al personal del COF de Alcalá por el increíble trabajo que están realizando y animo al resto de obispos y la iglesia en el mundo a luchar por esta causa.

    «La verdad os hará libres» Jn 8,32.

    * Testimonio recogido por Es posible la Esperanza en apoyo del obispo de Alcalá de Henares, monseñor Juan Antonio Reig Pla, que mantiene un servicio de acompañamiento a personas con Proyección hacia personas del Mismo Sexo (PMS).

    Comentarios

    Comentarios