Así hunde el nacionalismo a Cataluña: despide a los que hablan castellano y el 44% de las empresas se van

    El independentismo no es rentable... ni siquiera para los propios independentistas. Lo último ha sido Decathlon que despide a cargos intermedios que no hablaban catalán para sustituirlos por catalanoparlantes. El rodillo nacionalista se impone y el 44% de las empresas se van de Cataluña.

    0
    Carles Puigdemont
    El presidente de la Generalidad de Cataluña, Carles Puigdemont, durante la inauguración del centro logístico de Decathlon en Barcelona / Okdiario

    Decathlon Cataluña ha emprendido una cruzada nacionalista contra sus empleados castellanohablantes. La compañía ha despedido a cargos intermedios que no hablaban catalán para sustituirlos por catalanoparlantes.

    Entre los puestos intermedios abundaban, según Okdiario, italianos, peruanos, nativos catalanes o madrileños. Es decir, como en cualquier otra gran empresa, había trabajadores de distintos lugares de procedencia.

    Actuall depende del apoyo de lectores como tú para seguir defendiendo la cultura de la vida, la familia y las libertades.

    Haz un donativo ahora

    Según este diario los jefes regionales de la firma son mayoritariamente independentistas y el propio presidente de la Generalitat acudió el pasado mes de octubre a la inauguración del centro logístico  de la multinacional francesa que abrió en el polígono Can Margarit de Sant Esteve de Sesrovires (Barcelona).

    «La apuesta de Decathlon demuestra el dinamismo de Cataluña», dijo el presidente de la Generalitat, Carles Puigdemont, durante la puesta en marcha del centro logístico.

    Camisetas para la Diada

    En realidad, la empresa francesa acumula un historial reciente de filiación al nacionalismo catalán. Aún se recuerda la polémica que causó el cartel promocional que la compañía publicó en catalán, francés e inglés o cuando lanzaron camisetas conmemorativas en la Diada.

    Y no puede decirse, sin embargo, que Decathlon se avergüence de ello. «No es obligatorio usar el castellano», respondió la compañía francesa a un cliente indignado que les pidió explicaciones por excluir el castellano de la campaña publicitaria.       

    No es, desde luego, la primera vez que ocurre algo así en Cataluña. En abril de 2015 el Confidencial Digital publicó que las tiendas de Adidas de Cataluña presentaban el español como lengua latinoamericana en las pantallas interactivas para consultar el catálogo de zapatillas.

    Pantallazo de la tienda de Adidas del Paseo de Gracia de Barcelona en el que se omite la bandera española

    Mientras que el catalán aparecía como primer idioma acompañado de una senyera, el castellano lo hacía sin bandera, tan solo con las letras «ES-LA». El resto de idiomas, como el inglés, el francés o el alemán, lo hacían con la bandera cuando la rojigualda no aparece por ninguna parte.

    En su lugar, Adidas escoge para el español las banderas de países hispanohablantes como Ecuador, Colombia, Venezuela, Perú, Bolivia, Paraguay, Chile, Argentina y Uruguay.

    El generoso riego del poder político

    Estos ataques al español y a los castellanohablantes no son, claro, ninguna novedad. Desde hace décadas Cataluña se ha convertido en tierra hostil para todo lo que huela a unidad de España.

    El ex vicepresidente del Parlamento Europeo y ex líder del PP de Cataluña, Alejo Vidal-Quadras, señala a Actuall que desde hace años la Administración incentiva la lengua catalana en todos ámbitos con métodos coactivos.

    Vidal-Quadras a Actuall: «Las empresas saben que si no se pliegan al nacionalismo pueden tener problemas con el poder. Por ejemplo, con adjudicaciones y ayudas denegadas, inspecciones…»

    «Una cosa es la promoción cultural de una lengua de manera amistosa y otra la coacción. La Generalitat usa métodos coactivos como la imposición de multas a los comercios que no rotulen en catalán. Es intolerable que uno no pueda rotular en chino si quisiera», declara a Actuall.

    Alejo Vidal-Quadras
    El ex vicepresidente del Parlamento europeo, Alejo Vidal-Quadras / EFE

    Al mismo tiempo, asegura Vidal-Quadras, la propia Generalidad discrimina a las grandes empresas no afines al catalanismo. «Las empresas saben que si no se pliegan al nacionalismo pueden tener problemas con el poder. Por ejemplo, con adjudicaciones y ayudas denegadas, inspecciones…»

    El Gobierno catalán financia medios de comunicación a cambio del uso del catalán: periódicos, revistas y otras publicaciones gozan se mantienen en pie gracias a las subvenciones. Sin ellas, la viabilidad del medio sería sencillamente imposible.

    Dos empresas periodísticas de Puigdemont fueron subvencionadas con 400.000 euros por la GeneralitaT

    El dato es demoledor: más del 90% de los digitales y medios autóctonos de información están subvencionados en Cataluña. Desde que se inició la crisis en 2008 la Generalidad ha regado a estos medios con 181 millones de euros.

    Empezando por el del actual presidente autonómico, Carles Puigdemont. Como publicó Actuall el año pasado, dos empresas periodísticas del presidente se beneficiaron de subvenciones de la Generalitat, por valor de 400.000 euros, entre los años 2005 y 2011.

    Se trata de Catalonia Today, que edita un periódico en inglés, y de la que Puigdemont fue consejero delegado hasta 2011; y Doble Utopia SL, de la que era administrador.

    Proyectos inviables

    También sucede en otros sectores como el cine. Las distribuidoras están obligados a doblar las películas en catalán, lo que en la práctica es deficitario. La realidad es que estas empresas pierden dinero, ya que a las salas con películas dobladas al catalán acuden muchos menos espectadores que a las dobladas en castellano.

    El 70% de los espectadores en 2014 y 2015 vieron películas dobladas al castellano, mientras que un 2% lo hizo en catalán, y menos del 1% en lengua original catalana

    El 70% de los espectadores en 2014 y 2015 vieron películas doblados al castellano, mientras que un 2% lo hizo en catalán, y menos del 1% asistieron a películas en lengua original catalana. informe La exhibición de cine en Catalunya (2014-2015) del Observatorio de la Producción Audiovisual (OPA) de la Universitat Pompeu Fabra.

    La portavoz de Ciudadanos en el Ayuntamiento de Barcelona, Carina Mejías, atiende a Actuall: «No es nada nuevo, Decathlon ya hizo una campaña publicitaria excluyendo al castellano, a partir de ahí se inició una campaña en redes y alguien preguntó a la dirección de esta empresa por el asunto: ellos respondieron que era política de la empresa que el catalán esté por encima del castellano».

    carina mejías
    La portavoz de Ciudadanos en el Ayuntamiento de Barcelona, Carina Mejías / EFE

    Asimismo, Mejías recuerda que nada de esto es nuevo en la Cataluña nacionalista. Por ejemplo, los universitarios que hacen una tesis doctoral en catalán reciben una beca de la Generalitat. «Muchas empresas y medios serían salen adelante gracias a las subvenciones del poder político a cambio del uso del catalán, sin estas ayudas serían inviables».

    Mientras tanto, los empresarios que a favor de que Cataluña siga siendo parte de España se movilizan, y no sólo por razones patrióticas sino estrictamente económicas.

    El presidente de Empresaris de Catalunya, José Bou, organización que agrupa a más de 400 empresarios, asegura que el independentismo ha provocado que un 44% de las empresas se hayan ido de Cataluña en 2016.

    Además, la inversión extranjera ha caído un 53% en los tres primeros trimestres de 2016 en relación a 2015.

    Comentarios

    Comentarios

    Licenciado en periodismo por la Universidad CEU San Pablo de Madrid. Tomó la alternativa en Intereconomía -semanario Alba, La Gaceta, Los Últimos de Filipinas, Dando Caña, 12 Hombres sin vergüenza- de la mano de Gonzalo Altozano y Kiko Méndez-Monasterio, de los que aprendió incluso algo de periodismo. Más tarde escribió para los digitales La Información y Periodista Digital. Viajó a Irak antes que a Roma, le apasionan la Historia y la tauromaquia. Nazareno de Sevilla.