Cruda realidad / ¡Atención! Queda prohibido amar a los homosexuales

    Los de la Federación Estatal de Gays y Lesbianas consideran que la homosexual es una orientación tan inmutable como la ley de la gravedad. Quizá por eso Jesús Generelo llama “aberrante” al curso de Richard Cohen.

    0
    generelo y richard cohen
    Jesús Generelo, presidente de la Federación Española de Lesbianas, Gais, Transexuales y Bisexuales, y Richard Cohe, autor de "Comprender y sanar la homosexualidad" / Actuall

    El mismo día que leo en Twitter que la Policía Nacional acaba de inaugurar una nueva división -LGTBIpol, no es broma señor Segarra, su homobofia- «por la diversidad, los derechos de [email protected] y contra el odio y #homofobia», también me entero de que Jesús Generelo, presidente de la Federación Española de Lesbianas, Gais, Transexuales y Bisexuales (Felgtb), ha calificado de «aberrante desde la perspectiva de los derechos humanos» la jornada que HazteOir.org ha organizado con el expsicoterapeuta norteamericano Richard Cohen.

    Ya se irán haciendo una idea de que la «diversidad» de la nueva división policial no va a ser precisamente de opiniones.

    Algunas personas creen que La Sexta da información.

    Suscríbete a Actuall y así no caerás nunca en la tentación.

    Suscríbete ahora

    ¿Qué encuentra «aberrante» Generelo? Voy al anuncio y leo: Richard Cohen dirige esta jornada de formación que podrá seguirse desde cualquier punto de España.

    “Si alguien quiere vivir una vida como gay, debe ser respetado. Si alguien quiere cambiar,  también ha de ser respetado. Practiquemos la verdadera tolerancia, la diversidad real y la igualdad para todos”, sostiene Cohen».

    Es realmente orwelliano que Generelo use la palabra «aberrante», precisamente, y dudo mucho de que sea casual

    Verdaderamente asqueroso, ¿no les parece?

    Es realmente orwelliano que Generelo use la palabra «aberrante», precisamente, y dudo mucho de que sea casual.

    Porque «aberrante» es el adjetivo que durante siglos, durante toda la historia, en todas partes, se ha usado para definir el comportamiento homosexual; contra esa denominación se alzaron los primeros activistas ‘gays’ y, para que se cierre el círculo, es el epíteto con el que cargan contra quienes inician la más tímida protesta contra su dogma.

    Porque es un dogma, y un dogma especialmente cruel, una imposición tiránica sin justificación científica alguna frente a la libertad del homosexual, cuya voluntad Cohen respeta por encima de cualquier otra consideración.

    El escritor Aldous Huxley
    El escritor Aldous Huxley

    Todo ha ido tan rápido que puedo recordar perfectamente cuando el ‘lobby rosa’ pedía, precisamente, libertad. Libertad para vivir su orientación sin castigo, sin presiones, sin coacción, sin miedo.

    Y ahora hemos llegado al punto en el que quienes dicen -falsamente- representar una orientación que afecta al 2%-3% de la poblacion quieren servirse de ese mismo miedo sobre todo el conjunto, y de esa misma coacción para los homosexuales que puedan desear vivir de otro modo.

    No, responden, no hay salida. Cualquiera que ayude a un homosexual en esa situación es un criminal, su ayuda es ‘aberrante’ porque se trata de una orientación tan inmutable como la ley de la gravedad, como…

    Iba a decir que como nacer hombre o mujer, pero eso, curiosamente, algo más fácilmente comprobable e incambiable, como puede confirmar cualquier biólogo o genetista, es verdad de fe que depende del capricho de cada cual.

    Yo no sé hasta qué punto son conscientes estos modernos Savonarolas del flaco favor que hacen a sus supuestos representandos presentando la homosexualidad como una cárcel de la que es imposible escapar, o cuando califican de «aberrante» a uno de los suyos, Cohen, que en lo que más insiste es en que hay que amar a los homosexuales.

    Pero es, naturalmente, falso. No, no me refiero a lo que sostienen, a sus disparatados dogmas, que por supuesto; es falso que tengan el mínimo interés en los homosexuales de carne y hueso, los que respiran y caminan y pueden opinar de todo lo que les dé la gana.

    Son carceleros de los homosexuales igual que el grupo americano Black Lives Matter es carcelero de los negros

    Son carceleros de los homosexuales exactamente igual que las feministas son carceleras de las mujeres o el grupo americano Black Lives Matter es carcelero de los negros.

    Son meros tentáculos del viejo marxismo, y basta comprobar cómo ni un solo homosexual que se les oponga -pienso ahora en Milo Yiannopoulos, o en el asesinado Pym Fortuyn- es reivindicado por ellos, como Margaret Thatcher nos es aplaudida por los grupos feministas ni el juez conservador Thomas lo ha sido por los antirracistas norteamericanos.

    Es la izquierda y sus mil caretas, y una derecha estúpida, nihilista, servil, cobarde y sin principios que va detrás de la izquierda mendigando una caricia para sentirse legítima.

    Ahora apuntan a la línea de flotación, más grave que meternos a todos en koljozes o nacionalizar las empresas

    Pero ahora apuntan a la línea de flotación, infinitamente más esencial que cambiar de arriba abajo el sistema económico, más grave que meternos a todos en koljozes o nacionalizar las empresas, porque atacar la esencia del sexo es el modo más eficaz y rápido de destruir, no ya el sistema, sino toda la civilización.

     Me pregunto cuándo se convertirá ACTUALL en un samizdat. Siempre he sido impaciente con el dramatismo, pero ahora empiezo a preguntármelo muy en serio, cuándo se hará habitual bajar la voz y mirar a todos lados antes de expresar con amigos una opinión que hace unos años nos hubiera parecido trivial.

    En esto se equivocaron todos los futurólogos, todos los profetas de la tiranía definitiva, los Orwell y los Huxley; no en prever la opinión obligatoria y monolítica, sino en lo que nos harían confesar como verdad revelada.

    Nadie, ningún genio, ningún portento de imaginación literaria se atrevió a vaticinar que sería los homosexuales los que acallarían la opinión discrepante de los otros, o que sería ilegal decir que un nino es un nino y una niña, una niña.

    Comentarios

    Comentarios