Cruda realidad / El lado oscuro de Winston Churchill, beatificado ahora por el cine

La Historia la escriben los vencedores. Eso explica que los alemanes sean los malos para siempre jamás y los ingleses y americanos los buenos indiscutibles ‘per saecula’. Y no digamos si luego viene el cine y plasma en imágenes las hagiografías. Ejemplo: Churchill.