Independentistas catalanes cuentan papeleteas del referéndum ilegal en un a parroquia.
Independentistas catalanes cuentan papeleteas del referéndum ilegal en un a parroquia.

Estos días nos hemos enterado que la Diócesis de Soria ha emitido un Comunicado en el que aclara que unas afirmaciones realizadas por un sacerdote de la misma, sobre Santiago Abascal y el partido VOX, lo han sido a título personal y que la Iglesia y por ello sus sacerdotes, no deben posicionarse sobre apoyos a partidos políticos.

Puede leerse la entrevista al cura, que fue el testigo principal de la boda de Abascal y no quien los casó, como vulgarmente se dice, olvidando que son los contrayentes los ministros de la boda y no el cura que es solo un testigo, en este enlace.

Actuall depende del apoyo de lectores como tú para seguir defendiendo la cultura de la vida, la familia y las libertades.

Haz un donativo ahora

Asimismo, puede consultarse la Nota del Obispado en este otro enlace.

Si bien creo que las opiniones del buen sacerdote no debieran escandalizar a nadie y no pide votar a VOX sino que señala lo que él juzga que es VOX, un “partido de extrema necesidad”, “de derechas” y que ha recogido ciertas banderas que no se defienden en otros partidos, como la vida, la libertad de educación y la familia, la Nota del Obispado simplemente recuerda algunas notas vigentes en el ordenamiento de la Iglesia y que es prudente seguir.

Pero a cualquier lector mínimamente objetivo, y que quiera a la Iglesia como hijo de ella, le extraña, sin ser muy perspicaz, esta puridad de la pequeña Diócesis de Soria, quizá temerosa de que este ejemplo se pueda multiplicar, al mismo tiempo que ve como un poquito más al este, en unas diócesis próximas, algunos sacerdotes que no paran de posicionarse políticamente, incluso poniendo banderas en las iglesias que son partidistas y que fracturan a sus comunidades, y los señores obispos no solo no dicen nada, sino que en su actuación parecen identificarse con aquellos que han volado por los aires la solidaridad y el bien común entre los españoles, defraudando con el dinero público (unos ya condenados por el Tribunal de Cuentas y otros presuntos), y creando graves problemas de convivencia en su sociedad.

Algunos sacerdotes, ciertamente los más viejos y los que han llevado a Cataluña de tierra de santos a tierra yerma de vocaciones sacerdotales y religiosas y de práctica católica en el pueblo, se permiten publicar manifiestos, utilizar lo sagrado y los colegios que tienen para difundir una doctrina política partidista y dar su apoyo a presos que lo son por la práctica habitual de nuestros Jueces.

Ciertamente tienen una posición difícil. Pero ¿cuál es el papel de la Iglesia? ¿Ser fuerte con los débiles o resistirse ante el poder fuerte y dar ahí un testimonio?

¿Hemos visto a estos obispos condenar los ataques a los padres de Albert Ribera en su establecimiento? ¿Dirigirles alguna carta? ¿Alguna acción por muy discreta que sea? ¿Han recibido o se han preocupado por los Guardias Civiles y Policías golpeados y maltratados en su dignidad?  ¿O por los padres que han tenido que pleitear contra el Gobierno ganando los juicios porque no podían escoger la educación que querían para sus hijos y un mínimo de español en los colegios?

Sinceramente, no puedo comprender esta doble vara de medir y lamentablemente muchos tampoco. Solo espero que este escándalo no lleve a los fieles a abandonar la fe en Aquel que nunca falla.

Aprovecho para desearos una Feliz navidad. Si quieres recibir una balconera para poner en tu coche pincha en este enlace.

Comentarios

Comentarios

Compartir
Casado y padre de cinco hijos. Católico, español y con inquietudes sociales y políticas. DEA en Derecho y Licenciado en Derecho y Administración de Empresas. Presidente y cofundador de Enraizados.