Lo mejor de Franco fue que sinceramente procuraba mejorar las circunstancias de vida de los españoles.  Quería fomentar su bienestar.

En los primeros años, parecía que no lograba mucho, pero fueron los años inmediatamente posteriores a la Guerra Civil, e igualmente o más importante, de la Segunda Guerra Mundial.

Actuall depende del apoyo de lectores como tú para seguir defendiendo la cultura de la vida, la familia y las libertades.

Haz un donativo ahora

Una vez superadas estas cosas muy difíciles, las condiciones en España mejoraban constantemente. Es verdad que se equivocó profundamente creyendo que entendía de temas económicos, pero acabó haciéndose caso de sus asesores. 

Hasta el modelo de la Autarquía funcionaba en su día, con mejoras constantes en los años 50 hasta 1958, pero entonces el modelo quedó totalmente agotado.  Sin duda habría sido posible diseñar una política mejor, pero el cambio de 1959 fue fundamental.

Franco evitó estar involucrado en guerras

Y hasta en los primerísimos años del Régimen, se consiguió una reducción muy notable en la tasa de mortalidad de los recién nacidos y de las madres.

Estimulaba la formación de familias que tenían hijos, y no inmigrantes. Eso es la esencia del país

Mantuvo una política social y cultural que ponía el énfasis en la familia y la salud social. Por lo general, era un ambiente más sano que mantenía la tasa de nacimientos a un nivel muy respetable.

Millones de españoles deben su vida a este ambiente y esta cultura que estimulaba la formación de familias que tenían hijos, y no inmigrantes. Eso es más que fundamental, la esencia del país.

Huelga decir, era otra época y Franco no tuvo que luchar contra las influencias tan destructivas de la “posmodernidad”. Pero los énfasis y las políticas quedaban claros.

Francisco Franco, junto a Juan Carlos
Francisco Franco, junto a Juan Carlos

Evitó estar involucrado en guerras.  Se puede decir que España no estaba en condiciones de entrar en la II Guerra Mundial, que es cierto, pero tampoco estaba Italia, y sin embargo entró.

Franco era imperialista, pero evitó luchar en las guerras de descolonización (salvo por el pequeño incidente de Ifni, en que murieron 300 soldados españoles).

Así que España fue el único país grande de Europa occidental que no sufría ni la II Guerra Mundial ni una verdadera guerra de descolonización. Todo esto es lo mejor de Franco.

 Creía verdaderamente en el modelo autoritario, y creía que la vuelta a la democracia en Europa no duraría

Lo peor fue haber mantenido una dictadura personal por tanto tiempo.  Es cierto que el general Franco no creó las condiciones de gran violencia y autoritarismo en España, sino que procuró constantemente durante 1934-36 (durante la II República) que el país no entrara en tal situación, pero los errores de Alcalá Zamora y de las izquierdas dispusieron de otro modo las cosas.

No hubo gran diferencia con la represión republicana

Pero fue él que insistió en la dictadura personal, manteniéndola por tanto tiempo. Creía verdaderamente en el modelo autoritario, y creía que la vuelta a la democracia en Europa no duraría.

Luego la relación con Hitler y el Tercer Reich fue muy siniestra. Los partidarios de Franco que dicen que no estaba políticamente al lado del Reich en la Guerra Mundial se equivocan.

Evitó entrar directamente en la guerra, eso sí, pero hizo más para ayudar a Hitler que cualquier otro gobierno no beligerante (y no digo “neutral,” porque el gobierno de Franco no fue exactamente neutral).

Luego se le denuncia mucho por la represión que, en los primeros años, fue muy dura.

Pero si se compara esto con la represión republicana, no hay gran diferencia, y si se compara con los resultados de otras guerras civiles revolucionarias de Europa, se encuentra que la represión de Franco fue más leve que en algunos de los otros casos.

Comentarios

Comentarios

Compartir
Es Doctor en Historia por la Universidad de Columbia y profesor emérito de Historia en la Universidad de Wisconsin-Madison. También es codirector del Journal of Contemporary History, miembro de la Academia Americana de Artes y Ciencias (American Academy of Arts and Sciences) y, desde 1987, académico correspondiente de la Real Academia Española de la Historia.