El príncipe heredero Mohammed bin Salman (izq.) y el Papa copto Teodoro II (drch.)
El príncipe heredero Mohammed bin Salman (izq.) y el Papa copto Teodoro II (drch.)

El viaje del príncipe heredero Mohammed bin Salman, ha incluido la primera visita de un miembro de la familia real saudí a una catedral cristiana copta, San Marcos en El Cairo. También se reunión con el Papa copto Teodoro II el pasado lunes.

La imagen de ambos sonriendo bajo una imagen de Jesús ha dado la vuelta al mundo, sobre todo si se tiene en cuenta que fue precisamente en esa catedral donde, a finales de 2016, el Estado Islámico atentó con el objetivo de expulsar a los cristianos de Egipto.

Actuall depende del apoyo de lectores como tú para seguir defendiendo la cultura de la vida, la familia y las libertades.

Haz un donativo ahora

Según informa la agencia Reuters, “el reino está tratando de despojarse de su reputación de exportador mundial de un tipo de islam ultraconservador que, según los críticos, ha inspirado a los militantes islamistas de todo el mundo. Promover una forma más moderada del islam es una de las promesas más ambiciosas del príncipe Mohammed en virtud de los planes para transformar a Arabia Saudí y reducir su dependencia del petróleo en un futuro”.

El portavoz de la catedral de San Marcos, el padre Boulos Halim, dijo que la reunión entre bin Salman y Teodoro II “demuestra los valores de tolerancia y amor que unen a Arabia Saudí y Egipto” y estuvo de acuerdo en que fue un hito significativo en el enfrentamiento del Oriente Medio con el extremismo religioso.

Arabia Saudí deberá demostrar que sus intenciones son legítimas pero, como dice la Biblia, “por sus obras los conoceréis”

El mismo Papa copto apreció que “Arabia Saudí ha sido testigo de un gran desarrollo recientemente. Esto ayudará a eliminar la violencia y el extremismo”, recoge Breitbart.

Llama la atención estas palabras de Teodoro II si se tiene en cuenta que Arabia Saudí es el país que más invierte en la islamización de Occidente, que más mezquitas financia en suelo europeo, que más grupos terroristas ha financiado directa o indirectamente -Estado Islámico incluido- y que es un gobierno teocrático totalitario y una monarquía absoluta.

Arabia Saudí deberá demostrar que sus intenciones son legítimas pero, como dice la el evangelio de San Mateo, “por sus obras los conoceréis”. Por muchas buenas intenciones que muestre, si de verdad no lleva a cabo reformas íntegras (incluida la abolición de la pena de muerte para los cristianos) todo su discurso será papel mojado.

También te puede interesar:

Por qué es excepcional la visita del patriarca maronita libanés al país de La Meca

Comentarios

Comentarios

Compartir
De Ciencias pero amante -y fiel- de las Letras. Licenciado en Periodismo y Comunicación Audiovisual, ambas por la Universidad CEU San Pablo de Madrid. Forjado en redacciones de papel, ha evolucionado al mundo digital pasando por TV. Devorador de libros, animal político y analista, cuando le dejan.