Esta independencia es una ruina: seis efectos negativos para la economía catalana… y nacional

    El Govern debe volver a la legalidad. Sin seguridad jurídica no hay empresas, ni prosperidad. La desbandada de compañías, bancos y la caída del turismo ponen sobre la mesa las consecuencias que ha propiciado la irresponsabilidad de los golpistas con su aventura secesionista.

    0
    Empresas, bancos y turistas huyen de Cataluña debido a la incertidumbre generada por el desafío independentista/Ilustración AMB.

    No salen las cuentas. Ni a la economía de la región catalana ni tampoco a la economía nacional. Los hechos desmienten con tozudez que la República independentista vaya a ser la Suiza del Mediterráneo.

    Aún no se ha materializado y ya vemos el resultado: decenas de empresas y bancos han anunciado que trasladan su sede a otras autonomías. Y en cuanto Puigdemont ha mantenido el chantaje contra el Gobierno, amenazando con proclamar la independencia, la prima de riesgo ha subido y el Ibex ha bajado.

    Actuall depende del apoyo de lectores como tú para seguir defendiendo la cultura de la vida, la familia y las libertades.

    Haz un donativo ahora

    Además se prevé que la caída del turismo tendrá duras consecuencias y repercutirá al PIB español, ya que Cataluña representa cerca del 20% del PIB nacional.

    La situación es de tal gravedad que el presidente de la patronal catalana considera que harán falta cinco años para volver a la normalidad económica en Cataluña. Esto que van a leer es sólo una pequeña muestra de la onerosa factura secesionista.

    1. Hasta 20 traslados de sede por hora

    Las empresas han trasladado su sede principal para tratar de salvaguardar los intereses de sus accionistas, trabajadores y clientes. En total han salido ya más 700 sociedades. De todos los sectores y de todas las marcas. A razón de 20 traslados de sede por hora.

    Desde Pastas Gallo a Codorniú, pasando por Abertis, Planeta, el Banco Sabadell, Aguas de Barcelona, Bimbo o San Miguel.

    2. Cae la creación de empresas

    El número de empresas que se crearon en Cataluña entre junio y septiembre cayó un 26% frente al 11% de caída de media en toda España. Sin embargo el número de sociedades creadas en Madrid subió un 14%.

    3. Bajan las operaciones de aumento de capital

    El número de empresas que han ampliado el capital en el tercer trimestre cayó un 12,2% en Cataluña, mientras que en el conjunto de España la disminución fue del 1,7%. Significativo contraste.

     En apenas 15 días, Cataluña ha perdido un 15% de su actividad turística, y de no reconducirse la situación, podría reducirse hasta un 25%

    4. Pérdida del 15% del turismo desde el 1-O

    En apenas 15 días, Cataluña ha perdido un 15% de su actividad turística, y de no reconducirse la situación, podría reducirse hasta un 25% del crecimiento previsto del sector para el 2017. El turismo es una de los activos económicos más importantes de esa Comunidad Autónoma.

    5. Más de 400.000 puestos de trabajo en peligro 

    Alrededor de 405.000 empleos podrían estar en riesgo. Son los que, directa o indirectamente, genera el turismo en Cataluña en los últimos tres meses del año.

    Pero además, la independencia y en general el impasse abierto por la crisis catalana tendría una traducción sobre el mercado laboral nacional.

    Mientras que en 2017 se anunció la creación de más de 500.000 empleos equivalentes a tiempo completo, para el 2018 el Estado ha indicado que se crearán unos 425.000. Lo que supone 75.000 puestos de trabajo menos.

    Un grupo de turistas organizan su ruta en Barcelona junto a la Sagrada Familia.
    Un grupo de turistas organizan su ruta en Barcelona junto a la Sagrada Familia.

    6. Caída del PIB  de España

    Debido al proceso soberanista y a la tensión derivada de esta situación, el conjunto de habitantes de España, incluidos los de Cataluña, perderán más de 3.300 millones de euros.

    Así lo reconoció el propio Gobierno, que modificó a la baja el crecimiento del PIB para el próximo año. La previsión se reduce del 2,6% previsto antes del órdago independentista al 2,3% actual, lo que supone una caída de tres décimas.

    Sin embargo, la Autoridad Independiente de Responsabilidad Fiscal (AIReF) advierte de que el impacto de la incertidumbre sobre Cataluña podría ser de cuatro décimas (unos 4.000 millones de euros) si la crisis es temporal, y hasta 1,2 puntos del PIB (unos 13.000 millones de euros) si se prolonga en el tiempo, por lo que el crecimiento podría reducirse al 1,5%.

    También te puede interesar: 

    Videblog del director / ¿Y de qué va a vivir Cataluña después de su brexit?

    Comentarios

    Comentarios