Pablo Casado (PP); Santiago Abascal (Vox) y Albert Rivera (Ciudadanos).
Pablo Casado (PP); Santiago Abascal (Vox) y Albert Rivera (Ciudadanos).

Buenos días, actualler:

Hoy me gustaría desayunar contigo hablando sobre la razón y la sinrazón acerca del comportamiento del votante que inciden en la conducta del elector*.

Actuall depende del apoyo de lectores como tú para seguir defendiendo la cultura de la vida, la familia y las libertades.

Haz un donativo ahora

A tal efecto, no pretendo ser exhaustiva, así es que no me voy a remontar al ‘Puntuario electoral’ de Quintus Cicerón, pero sí que me gustaría referirme a la teoría de la Universidad de Columbia que postula que las campañas no son determinantes para el resultado final de los comicios, cumpliendo solamente un papel de reforzamiento de predisposiciones electorales generadas por una previa identidad partidista, social e ideológica.

En este sentido, las campañas electorales son importantes sólo porque activan y refuerzan predisposiciones latentes existentes entre los votantes, lo cual no resulta en la ganancia de nuevos adheridos sino más bien, ayudan a la prevención de la pérdida de los votantes ya inclinados o anclados favorablemente, generando efectos mínimos sobre la conducta del elector.

Para identificar los factores de mayor influencia en la decisión del votante, surgieron diferentes teorías -conductista, racional, cultural- del voto  que tratan de explicar el fenómeno de la participación en las elecciones y las motivaciones de los votantes, además de otras formulaciones que tratan de analizar qué es lo que mueve a los votantes de acuerdo a una tipología del electorado.  

En campaña electoral se mira la forma habitual de votar (orientación de su voto y simpatías políticas): voto duro, blando, opositor e indeciso. Los candidatos suelen orientar sus esfuerzos en la persuasión de los votantes blandos e indecisos, ya que en entre los duros u opositores la posibilidad de cambio en las lealtades electorales es baja.

Y hete aquí que es donde me hallo… ¡Soy blanda!

Soy blanda porque tengo cierta afinidad e identidad con un partido concreto y he orientado mi voto tradicionalmente por ese partido. Y no soy dura porque evalúo la coyuntura del momento, al candidato y su programa electoral y he sido elástica a la hora de depositar mi papeleta en anteriores ocasiones.

Y siendo blanda me gustaría convencerte de que es una buena opción. ¿Por qué? porque creo que hay que esperar a ver qué nos ofrecen los candidatos en sus programas y durante la campaña electoral.

En este sentido, HazteOir.org ha lanzado una campaña titulada Votaré a quien apoye estas medidas, once propuestas políticas para que PP, Ciudadanos y Vox se ganen el voto. Entre ellas, se encuentra derogar la ley del aborto, ayudas a la maternidad, impedir el adoctrinamiento ideológico en las aulas o aplicar en Cataluña un nuevo 155.
(Echa un vistazo y firma antes de seguir leyéndome, pero vuelve, que te sirvo otro café ¿o prefieres té?)

Yo quiero que el partido que llegue al poder se haya comprometido a derogar -nada de reformitas para lavar la cara- todas las leyes de ideología de género: la que promueve el aborto como forma de resolver maternidades inesperadas con la excusa de liberar a la mujer, la que habla de un derecho al aborto; las que discriminan al hombre frente a la mujer, las que consideran al hombre como maltratador; aquellas que crean privilegios a minorías sociales por su opción sexual -nada de ‘género’-; las que facilitan que se adoctrine a mis hijos en el colegio….

Así, quiero un partido de valientes en La Moncloa que digan alto y claro que el aborto no es ningún derecho de la madre, es decidir matar a su hijo en su vientre, es vulnerar el derecho fundamental del bebé a la vida.

Quiero que cale que lo valiente es dar la vida -y eso está en la esencia de la mujer con la complementariedad del hombre- y que es cobarde quitarla y defender el aborto del indefenso en el marco de la llamada ideología de ‘género’, mal llamada porque deberíamos llamarla “ideología del enfrentamiento de sexos”. #YoSoyFemenina

Aquellos que se quedaron fuera del PP por adelantar su decisión de no votar favorablemente a la mini reforma del aborto de Rajoy: Javier Puente, Lourdes Méndez y José Eugenio Azpiroz, con el apoyo de los senadores Gari Durán, José Ignacio Palacios, Luis Peral, Ángel Pintado y Ana Torme son los que quiero al frente de los medios de comunicación diciendo esto alto y claro. ¡Algunos están en las listas! ¡Valientes, adelante, que no os manipulen!

La semana pasada entrevistamos a Lourdes Méndez Monasterio (Vox), quien, nuestro entrevistado de hoy, Javier Puente (PP), califica como “una gran amiga y una gran persona”.

“Me parece perfecto que cada vez seamos más las personas que estamos en política que defendemos los derechos humanos, la libertad, la vida, la familia. El domingo 24 he estado con ella en la Marcha por la vida en Madrid y me ha encantado ver allí a tantos políticos del PP, como en las de hace años: Mari Mar Blanco, Silvia Valmaña, el médico Antonio Román, un referente político defensor de los derechos humanos y la libertad como Luis Peral, el joven presidente de nuevas generaciones de Palencia Rodrigo Mediavilla, José Ramón Hernández, el propio Teodoro García Egea, David Pérez… E igualmente, me ha encantado ver a tantísima gente joven”, dice Puente en esta charla con el director de Actuall, Nicolás de Cárdenas, que hoy te adelanto en exclusiva por ser suscriptor de Actuall.

Puente nos habla en esta pieza del proyecto político de Pablo Casado aunque atisba lo complejo del mismo.

Feliz sábado

Comentarios

Comentarios

Compartir
Cuenta con más de 20 años de experiencia profesional en redacción de noticias, gestión de contenidos informativos, gestión de medios de comunicación, relación con periodistas y comunicación corporativa. La mayor parte de su carrera profesional la ha desarrollado en Europa Press, donde concluyó su etapa profesional como subdirectora de Sociedad. Ha sido profesora colaboradora de la Universidad San Pablo CEU y de la Villanueva. Ha sido directora adjunta de este diario. En la actualidad, colabora con la agencia EFE y las revistas Mundo Cristiano Farmanatur y Mi Herbolario. Es licenciada en Periodismo y doctora en Ciencias de la Información por la Universidad San Pablo CEU y colabora en varias empresas y asociaciones en Comunicación Corporativa.