La corrupción ideológica en la caída del presidente Kuczynski en Perú, por Carlos Polo

    El ya ex presidente peruano Pedro Pablo Kuczynski (PPK) nunca logró el corazón de los peruanos y con su nefasta gestión y las leyes de ideología de género que intentó introducir, perdió también el voto que logró de quienes le apoyaron para que no saliera Keiki Fujimori.

    0
    Pedro Pablo Kuczynski, presidente de la República del Perú /Wikimedia
    Pedro Pablo Kuczynski apenas ha estado un año en el Gobierno de Perú / Wikimedia

    Pedro Pablo Kuczynski (PPK) renunció a la presidencia del Perú en medio de graves acusaciones de corrupción y un rechazo popular mayoritario por la recesión económica, delincuencia fuera de control, colegios y hospitales públicos colapsados, y protestas de padres por el adoctrinamiento de género. El presidente Kuczynski tuvo que renunciar ante una inminente votación en el congreso a favor de su vacancia. Cayó así el gobierno peruano que más promovió la ideología de género en las leyes y políticas públicas. No llegó ni al segundo año.

    El detonante fue el triste espectáculo de altos funcionarios comprando votos de congresistas con sobornos para que no vacaran al presidente. La corrupción ideológica que acompañó a estos delitos no es coincidencia. Fue el uso sin escrupulos del poder para someter conciencias y enriquecerse con el dinero público. Y los peruanos se cansaron de todo eso, imposición de la ideología de género incluida.

    Actuall depende del apoyo de lectores como tú para seguir defendiendo la cultura de la vida, la familia y las libertades.

    Haz un donativo ahora

    Kuczynski fue hijo de inmigrantes. Vivió su infancia en una provincia de la selva amazónica peruana pero culminó su educación en Inglaterra. Comenzó su vida adulta en Estados Unidos casándose y haciéndose ciudadano norteamericano. Regresó al Perú en 1967 para desempeñar diversos cargos en la función pública de tipo técnico financiero. Su gestión siempre generó polémica por el favorecimiento a empresas extranjeras en perjuicio del estado peruano.

    Los peruanos nunca sintieron cercano a Kuczynski. Deletrear su apellido de origen polaco sigue siendo un desafío casi imposible para el peruano común

    Los peruanos nunca sintieron cercano a Kuczynski. Deletrear su apellido de origen polaco sigue siendo un desafío casi imposible para el peruano común. Su imagen siempre estuvo más asociada a la banca financiera de Estados Unidos. Tremendo problema para la agencia que tuvo a su cargo la publicidad de su primera campaña presidencial en el 2011. Pedro Pablo Kuczynski fue rebautizado como PPK y con sus siglas se construyó una narrativa muy singular: sus colaboradores se convirtieron en PPKausas, su domicilio era la PPKasa y el PPKuy era su simpático muñeco mascota de campaña. Quedó tercero esa vez y su agencia recibió un premio de marketing político. En el 2016, pasó a la segunda vuelta y en una elección muy reñida ganó a Keiko Fujimori. Obtuvo el 50,12% de los votos y tan solo 41,000 votos sobre su adversaria, en medio de protestas de fraude.

    Pedro Pablo Kuczynski fue presidente peruano sin renunciar a la nacionalidad norteamericana. Llegó al poder por la suma de votos de todos los que no querían a Keiko Fujimori en la silla presidencial. La misma noche de la votación de segunda vuelta que lo hizo presidente, un amplio sector socialista radical que votó por PPK se declaró oposición. Comenzó el gobierno con una bancada minoritaria y desunida.

    Miles de personas protestaron en Perú contra los intentos del Gobierno de imponer la ideología de género en los colegios.
    Miles de personas protestaron en Perú contra los intentos del Gobierno de imponer la ideología de género en los colegios.

    De ahí en adelante, los desaciertos de gestión en los primeros meses golpearon fuertemente la popularidad de PPK. Por si fuera poco, el fenómeno del Niño inundó ciudades importantes enteras y la incapacidad de su gobierno para manejar la situación volvió a golpearlo. El colmo que hizo protestar por las calles a miles fue la promulgación de un Currículo Escolar que introducía los conceptos centrales de la ideología de género a los escolares. Asociaciones de padres de familia, organizaciones católicas y evangélicas se organizaron bajo el lema de #ConMisHijosNoTeMetas y le hicieron saber a PPK que había faltado a una promesa electoral. Dos ministros de educación tuvieron que renunciar y las demandas judiciales contra el Currículo no se hicieron esperar. El PPKaos se empezó a gestar.

    Múltiples evidencias confirmaron que PPK recibió dinero de Odebrecht mientras fue ministro de Economía y luego Presidente del Consejo de Ministros del ex presidente Toledo

    Luego vinieron las PPKoimas. Las acusaciones de corrupción de la empresa brasileña Odebrecht que involucraban principalmente a PPK cobraron mucha fuerza. Múltiples evidencias confirmaron que PPK recibió dinero de Odebrecht mientras fue ministro de Economía y luego Presidente del Consejo de Ministros del ex presidente Toledo, actualmente prófugo en Estados Unidos. Las primeras declaraciones de colaboración eficaz de Marcelo Odebrecht y su gerente en el Perú, Jorge Barata, se esclareció la permanente relación del ahora ex presidente y la maquinaria de corrupción brasileña. Y finalmente la PPKatástrofe llegó.

    PPK renunció buscando evitar la vacancia deshonrosa. Su porvenir es sombrío y la cárcel no es improbable. Su predecesor Ollanta Humala y su esposa Nadine Heredia también promotores de la ideología de género ya están encarcelados por los actos de corrupción develados por Odebrecht.

    El sucesor de PPK tendrá que decidir si quiere cargar con ese pasivo o erradicar ese concepto ideológico de género en las leyes peruanas.

    Comentarios

    Comentarios

    Director de la Oficina para América Latina del Population Research Institute con dedicación a tiempo completo al desarrollo de herramientas de participación política en RELEASE, división de Population Research Institute, con consultorías y cursos de entrenamiento a más de 100 organizaciones pro vida y pro familia en 18 países de América Latina, España y Norteamérica. Coautor del libro 'Análisis de Escenario con Mentalidad de Ajedrecista' (2012) y 'Que no decidan por ti. Todos pueden hacer política en la era de la posverdad' (en prensa).