La Escuela Española de los siglos XVI y XVII

    Las ideas surgidas de la Escuela de Salamanca que analizó los retos humanos y legales que supuso la conquista de América para España siguen vigentes. Sus múltiples autores destacaron en ámbitos académicos como la filosofía moral, la teología, la política, el derecho, y la economía.

    0
    Estatua dedicada a Francisco de Vitoria en Salamanca.
    Estatua dedicada a Francisco de Vitoria en Salamanca.

    El viernes 19 de octubre de 2018 se entregó el 1er Premio Escuela de Salamanca, concedido por el Club de los Viernes al catedrático Jesús Huerta de Soto, uno de los mayores exponentes liberales y una de las personas que más han hecho por difundir el humanismo cristiano de los autores españoles de los siglos XVI y XVII.

    El acto contó con un debate previo moderado por el periodista Federico Jiménez Losantos y las intervenciones de los doctores Victoriano Martin, José Barrientos, Idoya Zorroza y León Gómez Rivas.

    Actuall depende del apoyo de lectores como tú para seguir defendiendo la cultura de la vida, la familia y las libertades.

    Haz un donativo ahora

    Sirva este artículo como homenaje a todas las personas que trabajan día a día por difundir y reivindicar el legado sociocultural, político y económico de los autores españoles del siglo de Oro español.

    He tenido el honor de impartir la conferencia The Spanish School of the XVI and XVII centuries el 31 de octubre de 2018 en la Universidad de Harvard para explicar en detalle las ideas sobre el marco institucional y los principios del crecimiento económico que defendieron los escolásticos tardíos españoles.

    En el acto que organiza el Real Colegio Complutense de la Universidad de la Universidad de Harvard expliqué la importancia del humanismo cristiano que se difundió principalmente desde la Universidad de Salamanca, pero también desde otras universidades españolas como Alcalá de Henares, Valladolid, Palencia, Valencia o Sevilla.

    El descubrimiento de América llevó a la necesidad de estudiar las disputas morales derivadas de la colonización y las transacciones del mercado

    Como investigador, desde mi perspectiva de análisis, defiendo la denominación de Escuela de Salamanca, pero también empleo la denominación más amplia de Escuela Española, porque permite integrar a todos los escolásticos españoles con obras importantes y que no estudiaron en Salamanca como, por ejemplo, es el caso del jesuita Juan de Mariana que estudió en Alcalá de Henares. Ambas denominaciones son válidas.

    Como consecuencia del descubrimiento de América por Cristóbal Colón en el año 1492, se produjo una primera globalización con movimientos migratorios de la población europea hacia el Nuevo Mundo. Aumentaron el transporte marítimo y el comercio en el Océano Atlántico, lo que llevó a la necesidad de estudiar las disputas morales derivadas de la colonización y las transacciones del mercado.

    Por dicho motivo, los catedráticos y profesores españoles estudiaron en sus obras las cuestiones políticas y económicas durante el proceso de colonización y cristianización de América en los siglos XVI y XVII por decenas de autores significativos, entre los cuales podemos destacar: Francisco de Vitoria, Domingo de Soto, Diego de Covarrubias, Martín de Azpilcueta, Fernando Vázquez de Menchaca, Tomas de Mercado, Luis Sarabia de la calle, Pedro de Valencia, Pedro de Aragón, Luis de Molina, Francisco de Suárez, Juan de Mariana, Juan de Salas o Juan de Lugo.

    Los autores escolásticos españoles concibieron el mercado como un orden natural («algo que existe con independencia de la voluntad humana») que, espontáneamente, surge por medio del ejercicio de la libertad en las interacciones socioculturales y los intercambios comerciales entre los miles de personas que habitan un territorio.

    En el año 2015, defendí una tesis doctoral sobre Juan de Mariana (1536-1624) en la Universidad Complutense de Madrid, donde he demostrado que las ideas escolásticas del padre Mariana se encuentran presentes en el filósofo moral inglés John Locke (1632-1704) y en el padre fundador norteamericano, y segundo presidente, John Adams (1735-1826). Voy a explicar brevemente la influencia de Mariana en los autores John Locke y John Adams con base en las pruebas documentales que han sido citadas e incluidas en la tesis doctoral y el libro Escuela Española de Economía.

    Cuadro del padre Juan de Mariana
    Cuadro del padre Juan de Mariana/ Wikimedia

    1.- Influencia de Juan de Mariana en el filósofo moral John Locke

    Analizando las ideas de la obra Two Treaties con Civil Government (1689) del filósofo moral inglés John Locke, se observa que replica con gran similitud las ideas de Mariana relativas al origen de la sociedad civilizada, la soberanía del pueblo cedida en fideicomiso al gobernante, el origen de la propiedad privada, la importancia de la propiedad, el principio de consentimiento del pueblo antes de que se realicen subidas de impuestos o cambios en las leyes e, incluso, la limitación del poder político por el derecho de oposición a los gobernantes que actúen como tiranos por atacar la propiedad privada de los ciudadanos y que pueden leerse en la obra De rege et Regis Institutione (1599).

    A pesar de profesar el anglicanismo, John Locke leyó al menos dos obras del jesuita católico Juan de Mariana. Por un lado, citó la obra Historia de rebus Hispaniae (1592) (Historia general de España) de Juan de Mariana en su ensayo sobre la historia de la navegación.  Por otro lado, encontramos que la obra De Ponderibus et Mensuris (1599) de Mariana está en la biblioteca privada de John Locke. De hecho, John Locke recomendó la lectura de Juan Mariana para la educación de caballeros por lo que tenía en alta estima el pensamiento de Juan de Mariana.

    Como consecuencia de la Reconquista en Europa y de la colonización y cristianización de América, los españoles defendieron las ideas en que se funda la libertad en Occidente

    Locke escribió su obra para hacer impulsar las ideas que sustentaban la Revolución Gloriosa (1688) y afianzar el arraigo del parlamentarismo moderno en Inglaterra pero, curiosamente, sirvieron también de soporte intelectual a la Revolución de las Trece Colonias (1775-1783) que triunfó con la redacción de la Constitución de los Estados Unidos de América y la Bill of Rights de 1789, que contiene las primeras 10 enmiendas constitucionales que organizaron un Gobierno limitado por medio de un marco institucional que se caracteriza porque:

    1) La soberanía pertenece al pueblo y sólo es cedida en fideicomiso a los gobernantes.

    2) Se garantizan los derechos y libertades individuales y, en especial, se protege al máximo la propiedad privada.

    3) Se instaura el principio de consentimiento de los ciudadanos que se tradujo en elecciones libres y, después, también en la celebración de referéndums.

    4) Se limita el Gobierno ejecutivo por medio de un Parlamento legislativo y, también, por la elección de jueces y tribunales independientes.

    2.- Defensa de derechos individuales, mercado y gobierno limitado

    En mi tesis doctoral he demostrado que, precisamente, las obras y las ideas escolásticas españolas de Juan de Mariana se difundieron no sólo por Europa entre los «escolásticos protestantes» —que era como Joseph A. Schumpeter (1883-1950) denominaba a Hugo Grotius, Samuel Pudendorf y John Locke— sino que, también, cruzaron el Atlántico y emigraron hacia América.

    Precisamente, Juan de Mariana hizo una defensa máxima de la propiedad privada frente al poder político justificando el derecho de oposición (derrocamiento o rebelión) frente a los tiranos. De hecho, estableció como límites al poder político «instituciones» como la defensa de la propiedad y el principio de consentimiento ante los cambios de leyes, las subidas de impuestos e, incluso, el envilecimiento de la moneda. Por esta defensa vehemente de los derechos y libertades individuales de los ciudadanos, las obra de Juan de Mariana fueron perseguidas por los gobiernos absolutistas en Europa aunque, gracias a la imprenta y al uso del latín como lengua académica de la época, logró que sus ideas escolásticas fuesen replicadas en las obras de autores protestantes como Grocio, Pufendorf y Locke e, incluso, en las obras de los padres fundadores de los Estados Unidos de América, como el segundo presidente de los Estados Unidos de América, John Adams.

    John Adams, padre fundador y segundo presidente de los Estados Unidos de América.
    John Adams, padre fundador y segundo presidente de los Estados Unidos de América.

    3.- Influencia de Juan de Mariana en el padre fundador John Adams

    Al igual que Locke, el padre fundador John Adams fue un bibliófilo empedernido y formó una biblioteca con más de 3.000 volúmenes de ejemplares en griego, latín, francés, italiano, español e inglés.

    John Adams publicó la obra A Defense of the Constitutions of Government of the United States (1787) que fue redactada partiendo de las ideas, párrafos y páginas de la obra Excellencie of a Free-State (1654) del periodista inglés Marchamont Needham, en donde se cita a Juan de Mariana en relación con la limitación del poder ejecutivo y la separación del poder legislativo. John Adams cito a Juan de Mariana y decidió hacerse con una copia de la principal obra de economía política del jesuita toledano por las avanzadas ideas del talaverano en los ámbitos filosófico, político y económico.

    Por otro lado, existe una carta de John Adams dirigida a John Taylor con fecha 14 de diciembre 1814, en donde afirmó lo siguiente respecto de Juan de Mariana:

    “But to come nearer home, in Search of causes which “arrest our Efforts.” Here I am like the Wood cutter on Mount Ida, who could not See Wood, for Trees, Mariana wrote a Book De Regno, in which he had the temerity to insinuate that Kings were instituted for good and might be deposed if they did nothing but Evil. Of course the Book was prohibited and the Writer persecuted…

    I already feel, all the ridicule, of hinting at my poor four volumes of “Defence” and Discourses on Davila, after quoting Mariana, Harrington Sydney and Montesquieu. But I must submit to the imputation of vanity, arrogance, presumption, dotage, or insanity, or what you will…

    …, because I have still a Curiosity to see what turn will be taken by public affairs in this Country and others. Where can We rationally look for the Theory or practice of Government, but to Nature and Experiment? …”.

    De hecho, John Adams estuvo buscando la principal obra de política económica de Juan de Mariana que se denomina De Rege et regis Institutione (1599) hasta que logró recibir una copia con fecha del año 1611, que corresponde con una segunda edición publicada en el año 1605, como un regalo que recibió de Thomas Brand Hollis (T.B.H.) con fecha 7 de abril de 1788, cuando apenas le quedaban dos semanas para terminar su misión diplomática en Europa y regresar a América. Dicha obra de Juan de Mariana está en la biblioteca privada de John Adams y se custodia en la Boston Public Library.

    En mi tesis doctoral y en el libro Escuela Española de Economía, explico en detalle cómo el filósofo moral inglés John Locke y el padre fundador John Adams compraron, leyeron y citaron las obras de Juan de Mariana y, también, emplearon las ideas de economía política del jesuita español. Como consecuencia de ello, puede afirmarse que uno de los máximos exponentes de The Spanish School of the XVI and XVII centuries, el jesuita Juan de Mariana, fue precursor de la tradición de libertad en Inglaterra y los Estados Unidos de América, dado que sus obras influyeron en autores como John Locke y John Adams, autores que impulsaron las instituciones en las que se basan las democracias liberales.

    Como consecuencia de la Reconquista en Europa y de la colonización y cristianización de América, los españoles defendieron las ideas en que se funda la libertad en Occidente. Lamentablemente, salvo en periodos muy cortos, no han sido de aplicación generalizada durante la historia moderna de España.

    Debemos seguir reivindicando el marco institucional que defendieron los autores españoles de los siglos XVI y XVII que se fundamenta en el respeto por los derechos individuales (vida, libertad e igualdad de trato ante la ley), la propiedad y los contratos privados, el comercio y el mercado pero, también, está basado en el equilibrio presupuestario, el control del déficit y el endeudamiento públicos, el consentimiento del pueblo ante las subidas de impuestos, la alteración de la moneda o los cambios en leyes fundamentales, el gobierno limitado de los asuntos públicos y hasta el derecho de oposición cuando los gobernantes se comportan como tiranos.

    En definitiva, debemos sentirnos orgullosos del legado de los autores de la Escuela de Salamanca porque son el centro neurálgico de una amplia Escuela Española de los siglos XVI y XVII formada por decenas de autores que destacaron en ámbitos académicos como la filosofía moral, la teología, la política, el derecho, y la economía.

    Comentarios

    Comentarios