La prisión permanente revisable no es venganza sino sentido común

    Se puede discutir si el actual sistema penitenciario cumple estos tres objetivos. Probablemente no. No castiga suficientemente los graves delitos, no logra la reinserción social del delincuente y la rápida excarcelación no protege a la sociedad.

    0
    Juan Carlos Quer (d) y Juan José Cortés, padres de Diana Quer y Mari Luz Cortés, junto a Jéssica Sánchez, en representación de la familia de Yéremi Vargas, y la presidenta de la Asociación Clara Campoamor, Blanca Estrella (2i), a su llegada al Congreso para asistir al debate de la proposición de ley del PNV en la que propone derogar la prisión permanente revisable. /EFE-Mariscal
    Juan Carlos Quer (d) y Juan José Cortés, padres de Diana Quer y Mari Luz Cortés, junto a Jéssica Sánchez, en representación de la familia de Yéremi Vargas, y la presidenta de la Asociación Clara Campoamor, Blanca Estrella (2i), a su llegada al Congreso para asistir al debate de la proposición de ley del PNV en la que propone derogar la prisión permanente revisable. /EFE-Mariscal

    El debate social y político sobre la prisión permanente revisable nos obliga a regresar a los básicos del Derecho Penal. La privación de libertad tiene como objetivo castigar a los culpables, proteger a la sociedad de seres dañinos y buscar la reinserción social del delincuente.

    Se puede discutir si el actual sistema penitenciario cumple estos tres objetivos. Probablemente no. No castiga suficientemente los graves delitos, no logra la reinserción social del delincuente y la rápida excarcelación no protege a la sociedad de quien ha demostrado incapacidad de convivencia.

    Algunas personas creen que La Sexta da información.

    Suscríbete a Actuall y así no caerás nunca en la tentación.

    Suscríbete ahora

    Trabajemos en cumplir los fines, pero no retorzamos la realidad convirtiendo a la víctima en verdugo y al verdugo en víctima. La prisión es un castigo. Los crímenes exigen un castigo. Las sociedades modernas superaron el ojo por ojo, en gran parte gracias al cristianismo. Pero una cosa es que no haya una equiparación de daños y otra que el castigo sea tan tenue que no resulte disuasorio. Ni justo.

    «La prisión permanente revisable es útil. No es una cadena perpetua sino una cadena hasta que existan suficientes garantías de que el peligroso delincuente ya no es peligroso, se ha arrepentido, pide perdón y es capaz de tener una convivencia normalizada»

    Segundo: la reinserción depende del arrepentimiento, no de las ayudas sociales ni de los alegres terceros grados ni de exceso de garantismo judicial. Y también depende de que el régimen interior no tolere vicios ni liderazgos delincuenciales ajenos a la legalidad. La colaboración con los agentes de pastoral y servicios sociales y la disciplina interna mejorarían el resultado.

    Tercero: la sociedad tiene derecho a protegerse de seres que no son capaces de vivir en sociedad. Por eso la prisión permanente revisable es útil. No es una cadena perpetua sino una cadena hasta que existan suficientes garantías de que el peligroso delincuente ya no es peligroso, se ha arrepentido, pide perdón y es capaz de tener una convivencia normalizada.

    Es fácil y de sentido común. Y no es legislación en caliente ni espíritu de venganza. Es justicia y elemental búsqueda de paz social.

    Dicho esto, vayamos a la “utilización política”. El debate no lo planteó el PP sino el PNV. Que el PP ha utilizado el debate para obligar a Ciudadanos a dar un giro de 180 grados y evidenciar su inconsistencia, sí. Que los populares han aprovechado el debate para erosionar las inconsistencias del PSOE, también. Que Podemos ha vuelto a priorizar sus axiomas ideológicos al sentido común y la ‘voz del pueblo’, obvio. Cada uno se suicida como quiere…

    Dicho esto, el PP tratará de atraer al PSOE al redil. ¿Cómo? Acelerar la resolución del Tribunal Constitucional -ese que lleva 6 años mareando la ‘Ley Aído’- para que el PSOE tenga la excusa adecuada para cambiar de posición. En resumen: política.

    El anzuelo del pescador

    TV3 se pasa tres pueblos. Compara la conquista de América con el nazismo. Y lo hace en plena aplicación del 155. Intolerable.

    Presupuestos. El gobierno liga la mejora de las pensiones a la existencia de presupuestos. Los aprobará en consejo extraordinario del próximo martes santo. Espera que su órdago pille sin cartas al PNV y Ciudadanos.

    El 68 atrasado. Los jubilados están viviendo su mayo del 68 con 40 años de retraso. Se espera una primavera caliente. La gerontocracia ha llegado para quedarse.

     

    Comentarios

    Comentarios

    Soy economista de profesión y periodista de vocación. Como decía José Ignacio Rivero, director del Diario de la Marina, decano de la prensa de Cuba (otros tiempos), "el periodismo es en lo externo una profesión y en lo interno un sacerdocio". Colaboro en diversos medios y soy editor de campañas de CitizenGO.