Imagen de la Sagrada Familia de Barcelona / Wikipedia

La Sagrada Familia es, sin duda, el mayor símbolo de Barcelona. El Templo Expiatorio de la Sagrada Familia proyectado por el genio Antonio Gaudí estaba en el punto de mira de los terroristas islámicos que el jueves atentaron en Barcelona y más tarde en Cambrils.

Aunque al final se decantaron por matar al mayor número de personas en La Rambla, la célula yihadista pretendía destruir la Sagrada Familia utilizando furgonetas bomba. Y es que para llevar a cabo tan macabro objetivo, los islamistas almacenaban en el piso franco de Alcanar, en Tarragona, una gran cantidad de explosivos y bombonas de butano.

Actuall depende del apoyo de lectores como tú para seguir defendiendo la cultura de la vida, la familia y las libertades.

Haz un donativo ahora

Si los planes afortunadamente se truncaron fue gracias a que la destrucción de de su laboratorio les obligó a cambiar de plan y a actuar a la desesperada y de manera más rudimentaria, es decir, a coger una furgoneta y atropellar al máximo número de personas en las calles de Barcelona.

No es, desde luego, un plan sencillo volar el templo barcelonés, pero según el mayor de los Mozos de Escuadra, José Luis Trapero, la célula llevaba meses preparando uno o una serie de atentados en la capital catalana de mayor alcance que el de La Rambla o Cambrils.

Londres, Roma o Nueva York también son objetivos

Según las investigaciones policiales, los terroristas habían alquilado hasta tres furgonetas. Llenarlas de explosivos, tal y como era su objetivo, podría haber desencadenado el mayor atentado terrorista de la historia de España tras el de los trenes del 11 de marzo de 2004.

Precisamente ha sido el rastro de estos vehículos alquilados lo que ha permitido a la policía vincular a la célula radicada en Alcanar con los atentados del pasado jueves en Barcelona.

Hace un año Estado Islámico ya anunció que la Sagrada Familia estaba entre sus objetivos

Hay que recordar que el grupo terrorista Estado Islámico ya señaló que la Sagrada Familia era uno de sus principales objetivos hace justo un año cuando difundió una imagen en la que aparecían mezclados algunos lugares susceptibles de sufrir atentados.

El arquitecto Antonio Gaudí.

Por supuesto que nadie en occidente está libre de ser golpeado por el terrorismo islámico. Porque además de la basílica catalana, los yihadistas tenían en sus planes el Big Ben de Londres, el Coliseo de Roma, la torre de Pisa, la estatua de la Libertad de Nueva York y el palacio de la Ópera de Sydney.

Será casualidad, pero Gaudí, inspirador del Parque Güell y la Sagrada Familia, murió arrollado por un tranvía en la calle de Cortes de Barcelona en 1926

Como la vida sigue, la Sagrada Familia abrió sus puertas el día después de los atentados con absoluta normalidad para recibir a los miles de turistas que la visitan cada jornada. “A pesar de la tristeza de esos momentos, haremos lo posible para seguir la actividad habitual con la máxima seguridad”, informaron los responsables del templo en una nota.

Será casualidad, pero Gaudí, inspirador del Parque Güell y la Sagrada Familia, murió arrollado por un tranvía en la calle de Cortes de Barcelona el 10 de junio de 1926.

Te puede interesar:

¿Por qué ocultar las fotos del atentado de Barcelona pero difundir las de niños refugiados muertos?

Comentarios

Comentarios

Compartir
Castellano de la Mancha, estudió Letras y Ciencias Políticas, pero se gana la vida como periodista, escritor, gastrónomo y espectador del paisaje y del paisanaje. Colaborador de Actuall.