Las ventajas del horrible gobierno PSOE-Podemos

    Tras un par de años de peleas y disputas de la izquierda, un centro-derecha regenerado, reformado, podría volver al poder, con mucha más fuerza.

    0
    Pedro Sánchez (PSOE) y Pablo Iglesias (Podemos).
    Pedro Sánchez (PSOE) y Pablo Iglesias (Podemos).

    Muchos de mis amigos están horrorizados ante la posibilidad de que se forme un Gobierno PSOE-Podemos apoyado por los nacionalistas.

    Y sí, sería un drama para España, sin duda. Un Gobierno de PSOE-Podemos nos traería sufrimiento. Con Sánchez en la presidencia, a los ciudadanos conservadores y liberales nos tocaría atravesar el desierto, como ya hizo el Pueblo de Israel cuando huyó de la esclavitud de Egipto. Y el desierto es duro, muy duro.

    Algunas personas creen que La Sexta da información.

    Suscríbete a Actuall y así no caerás nunca en la tentación.

    Suscríbete ahora

    Por eso, sería un bien que Mariano Rajoy diera un paso atrás y permitiera, con su abstención, que se constituya un gobierno encabezado por el PSOE, por Ciudadanos o por un independiente, excluyendo a Podemos.

    Pero creo que no caerá esa breva… Creo que el escenario más probable es el del pacto de la izquierda con la ultra-izquierda.

    Y sin embargo, a pesar de todo, un Gobierno de PSOE-Podemos traería algunas cosas positivas.

    Si el PSOE se constituye en gobierno, se abriría una puerta de oportunidad a la regeneración del centro-derecha… dentro o fuera del PP (posiblemente, fuera)

    Si gobierna Sánchez con el apoyo de Podemos y de los nacionalistas, los ciudadanos – hoy dormidos – volveríamos a movilizarnos a favor de valores fundamentales y en defensa de nuestras libertades, como ya lo hicimos con Zapatero. Y la sociedad civil reviviría, volvería a fortalecerse…

    Si el PSOE se constituye en gobierno, se abriría una puerta de oportunidad a la regeneración del centro-derecha… dentro o fuera del PP (posiblemente, fuera). Y los ciudadanos que creemos en la vida, en la familia y en la libertad volveríamos a poder votar a un partido que realmente nos represente.

    Si el PSOE coge la mano que le tiende Podemos, la izquierda se pelearía, se dividiría aún más. Podemos usaría su posición de poder para obligar al PSOE a adoptar políticas que rechazan una mayoría de sus votantes y militantes. Ambos partidos discutirían, se pegarían, y tratarían de matar al compañero para copar la representación de la izquierda.

    Algunos dicen que un Gobierno de PSOE y Podemos duraría años y años, décadas. Pero no lo creo.

    Tras un par de años de peleas y disputas de la izquierda, un centro-derecha regenerado, reformado, podría volver al poder, con mucha más fuerza.

    Y la sociedad civil, nosotros, tú, yo, tendríamos capacidad de influir en los partidos, en el Parlamento, en el Gobierno y en las leyes.

    Comentarios

    Comentarios