Murcia: ¿Quién fue el culpable?, ¿Ciudadanos o Vox?

    0
    Santiago Abascal (izquierda) y Albert Rivera (derecha)

    Pánico. Es la palabra que mejor describe al centro derecha español. El no acuerdo murciano destapa todas las alarmas madrileñas. ¿Qué ha pasado? Vox plantea en Murcia lo mismo que en Madrid: un documento sencillo y discutible a debatir a tres y sellar a tres. Es decir: piden no ser apestados por quienes reclaman sus escaños.

    Ciudadanos Murcia se sienta en la mesa y dice estar de acuerdo con los 10 puntos en una negociación de 5 horas. El sentido común se imponía: si no tienes mayoría absoluta hay que negociar y las exigencias voxistas eran razonables. Todo parecía avanzar hacia lo importante, el sillón y el presupuesto. Pero desde Madrid se da la orden de romper las negociaciones. Investidura frustrada.

    Actuall depende del apoyo de lectores como tú para seguir defendiendo la cultura de la vida, la familia y las libertades.

    Haz un donativo ahora

    Desde Vox interpretan que fue el “eje Madrid-Paris” quien frustró el acuerdo. Desde Ciudadanos afirman que fue el ala dura de Vox quien impuso el maximalismo. Losantos sugiere que el eje Rocío-Iván impusieron agenda familiarista elevando las exigencias ideológicas. La realidad es más sencilla: el escollo no fueron ninguno de los 10 puntos. El frenazo se llama Rivera, hable francés o no.

    El problema es que lo relevante no es la realidad sino la realidad percibida. Y Vox ha ‘vendido’ mal la traición naranja

    El mismo que no quiso hacerse la foto con UPN pero firmó con el PSOE castellano manchego. Insiste en su estrategia de liderar la oposición a Sánchez. Y el que se mueva, no sale en la foto. El último CIS de Tezanos le regala un ‘sorpasso’. Increíble porque el sociólogo sanchista calcula que Vox cae a la mitad y que el PP también baja, permitiendo a los ‘naranjitos’ superar a los populares. ¿Sólo cae la participación en la derecha?

    De cumplirse su sueño España tendría dos alternativas socialdemócratas: PSOE y Ciudadanos. ¿Es este el sueño del Eliseo? Unos, los socialistas, ‘tradicionales’. Los otros, ‘Ciudadanos’, los modernos de la maternidad subrogada. Los unos, ‘federales’. Los otros, españolistas por fuera, pero interrogantes por dentro.

    El problema es que lo relevante no es la realidad sino la realidad percibida. Y Vox ha ‘vendido’ mal la traición naranja. El calentón del pajarito en medio de la negociación no ayudó. Tratar de justificarlo, ayuda menos. El cerco mediático y la aparente parálisis de sus redes fueron la puntilla. La comunicación, idiota, la comunicación.

    El anzuelo del pescador

    Trump nos humilla. Otra vez. Llama a Londres y no a Madrid para detener en Gibraltar a un petrolero. Gibarltar obedece. En aguas españolas. Y España se quejará… a Londres. ¿Por qué no quejarse al primo de Zumosol que dio la orden?

    BBVA, ¿delincuente? BBVA reconoce riesgos antiéticos. “Conductas incompatibles con sus normas éticas?, ¿se estrenará la posibilidad de la imputación de una persona jurídica?, ¿qué impacto tendrá en su reputación y en su valor bursátil?

    Zapatero, al banquillo. El juez Pedraz consulta a la Fiscalía sobre la querella de Vox contra Zapatero. ¿Qué quiere escuchar? Las actas de la negociación con ETA revelan presunta colaboración con banda armada.

    Comentarios

    Comentarios

    Soy economista de profesión y periodista de vocación. Como decía José Ignacio Rivero, director del Diario de la Marina, decano de la prensa de Cuba (otros tiempos), "el periodismo es en lo externo una profesión y en lo interno un sacerdocio". Colaboro en diversos medios y soy editor de campañas de CitizenGO.