Explicación sobre cómo los cromosomas definen el sexo de los ninos
Explicación sobre cómo los cromosomas definen el sexo de los ninos

Hasta el siglo XX, la censura consistía en la eliminación de un fragmento o la totalidad de una obra por contravenir la dictadura imperante. Pero el siglo XXI ha innovado este concepto hasta crear la post-censura.

La post-censura consiste es suprimir una parte o la totalidad de una obra años después de que esta se haya publicado sin problemas porque en la actualidad contradice los dogmas de los políticamente correcto.

Actuall depende del apoyo de lectores como tú para seguir defendiendo la cultura de la vida, la familia y las libertades.

Haz un donativo ahora

La última víctima de la post-censura ha sido el programa clásico del científico televisivo Bill Nye, que ha visto cómo la cadena Netflix ha cortado y eliminado 90 segundos de un episodio antiguo en el que se explicaba cómo los cromosomas determinan el sexo de cada persona.

En la versión original, fuera de Netflix, se puede ver dicha sencilla explicación, que ahora parece ser ofensiva. En el vídeo se puede comprobar:

La cadena no ha explicado el motivo real ni el oficial sobre esta sorprendente censura, pero casualmente ha coincidido un nuevo programa del propio Bill Nye, que ahora tiene un espacio en Netflix, sobre la diversidad sexual.

Casualmente el sabor que defiende la superioridad de su ser es la vainilla, de color blanco, por si alguien no había pillado la sutileza

Tal vez en vez de post-censura en este caso se deba denominar post-autocensura. En el nuevo programa el científico saca un vídeo donde varios helados discuten sobre cuál es el mejor sabor para finalmente decidir que lo más satisfactorio es mezclarlo todo.

Casualmente el sabor que defiende la superioridad de su ser (y reza antes de sucumbir al mix de sabores) es la vainilla, de color blanco, por si alguien no había pillado la sutileza.

Otros casos

El lenguaje ‘racista’ de algunos libros les ha valido más de alguna post-censura. Muchos alegan sentirse ofendidos por palabras como ‘nigger’ (negrata) mientras que otros defienden que para entender el contexto de la época y mantener la esencia del libro hay que mantener el lenguaje original, aunque sea racista.

Por poner algunos ejemplos, en EEUU los clásicos ‘Matar a un ruiseñor’ de Harper Lee y ‘Las aventuras de Huckleberry Finn’ de Mark Twain fueron prohibidas en algunos colegios del estado de Virginia tras las protestas de madre que consideraba que se utilizaban en esos libros un lenguaje racista.

En Suecia, Jan Lööf, autor del cuento Mi abuelo es pirata, que escribió en 1966 y que ha sido uno de los cuentos más vendidos del país durante años -incluso lo llegó a regalar McDonalds con su menú infantil- se vio obligado a reescribir su obra su quería que la volviesen a editar. O el pirata malo dejaba de ser musulmán, o ya podía despedirse de vender más libros.

Portada del cuento de Loof
Portada del cuento de Loof

Los Cinco también han visto cómo los años han convertido una visita a una iglesia por una visita al mercado en su aventura Los Cinco junto al mar -no específica si es vegetariano o no-.

Lo mismo le ocurre a El pobre Blas, que ahora resulta que nunca hizo la Primera Comunión (se han eliminado esos capítulos) o al mismísimo Hergé, que gracias a Dios no ha visto que el misionero católico que acompañaba a ‘Jo, Zette y Jocko en Destino Nueva York’, se ha convertido en un etnólogo con el paso de los años. 

Comentarios

Comentarios

Compartir
Madrileño, de familia numerosa. Comenzó a estudiar Historia aunque pronto se cambió a Periodismo. Se licenció por la Universidad Complutense de Madrid y desde entonces no ha parado. Ha trabajado para las agencias de información Colpisa y Europa Press, para el departamento de comunicación de LaSexta y ha logrado saborear la experiencia de trabajar en papel gracias al periódico La Razón.