Tuit de IU felicitando la Navidad.

Izquierda Unida de Madrid felicitó la Nochebuena en twitter con una foto de un árbol navideño ardiendo. A partir de ahí se sucedieron dos circunstancias de interés: una fue la reacción hostil, y la otra fue la justificación de los comunistas.

En una sociedad golpeada por décadas de mensajes anticristianos, en donde cualquier noticia buena de la Iglesia es relegada a páginas interiores, pero cualquier noticia mala merece siempre honores de portada, que la izquierda queme un árbol de Navidad no parecía que iba a suscitar queja alguna. Sin embargo, hubo numerosas protestas. Incluso las redes sociales, que son terreno favorito de los jóvenes, supuestamente más izquierdistas y menos religiosos, reaccionaron con indignación.

Actuall depende del apoyo de lectores como tú para seguir defendiendo la cultura de la vida, la familia y las libertades.

Haz un donativo ahora

La gente más mayor recordó que el odio de los comunistas a la religión es tan antiguo como su odio a la libertad

La gente más mayor recordó que el odio de los comunistas a la religión es tan antiguo como su odio a la libertad. Si ahora queman árboles de Navidad o lo celebran, hace no mucho hacían lo propio con templos. Millones de personas no lo han olvidado, igual que no han olvidado que los dirigentes de Izquierda Unida, y en general de las formaciones de izquierdas, siempre severos críticos con las religiones judeocristianos, son sumamente respetuosos con el islam.

En suma, que hubo un movimiento de enfado y respuesta, que seguramente descolocó a los jefes de Izquierda Unida de Madrid, que se vieron obligados a justificarse. Y entonces fue cuando revelaron no sólo sus preferencias por los métodos brutales, sino la endeblez y la mendacidad de sus argumentos.

Recordemos que la foto en cuestión fue tomada en la plaza Syntagma de Atenas en 2008, cuando unos radicales quemaron allí un gran árbol de Navidad. La prensa griega y europea no dejó de condenar la “furia destructora de los manifestantes”.

Declaró Sol Sánchez, de IU Madrid: “Nuestros community manager, con creatividad, lo que pretenden con esta imagen es protestar por los recortes que siguen vigentes en España”. Pero el gasto público no se redujo de manera apreciable durante la crisis.

La austeridad que predominó en España fue la de los ciudadanos privados, crujidos a impuestos por la izquierda y la derecha. Cuando IU dice “las políticas de austeridad siguen robando la Navidad”, miente y sabe que miente.

Añadiendo insulto al escarnio, los comunistas sostuvieron: “la crisis económica de 2008, fruto de diversas burbujas (la inmobiliaria principalmente en nuestro país), supuso la constatación del fracaso de las políticas neoliberales”.

No hubo tal cosa como “políticas neoliberales”, porque el intervencionismo de los bancos centrales fue lo que desató la ola de liquidez que desembocó en las burbujas y la crisis, y el intervencionismo fiscal nunca disminuyó. Es decir, lo que tuvo lugar fue justo lo contrario de lo que el liberalismo propicia.

España es de los países menos desiguales de Europa, porque la distribución de la riqueza es más igualitario, dada la alta proporción de españoles que somos dueños de nuestras casas

Más mentiras: “las reformas laborales de PSOE y PP nos han situado en el país más desigual de toda la Unión Europea”. Es justo al revés: España es de los países menos desiguales de Europa, porque la distribución de la riqueza es más igualitario, dada la alta proporción de españoles que somos dueños de nuestras casas.

Esto, en cambio, es verdad: “somos líderes en desempleo juvenil”. Pero no tiene nada que ver con el liberalismo, porque el mercado de trabajo está más intervenido en España que en otros países.

Por última, una tomadura de pelo. Los comunistas desearon para las pasadas navidades: “pan, trabajo, techo y dignidad para todas”. Es decir, exactamente lo que han negado a todas (y todos) en los países donde han gobernado.

A ver qué bonito Christmas cuelgan en twitter el año próximo.

Comentarios

Comentarios

Compartir
Economista, periodista, profesor y conferenciante. De eso cobro. Todavía. Como cantante y actor no. Todavía.