Portada del Manual de lo políticamente correcto
Portada del Manual de lo políticamente correcto

Occidente conoce desde hace años con horror las consecuencias de los preceptos contenidos en la ley islámica, la sharia, que se aplica en los regímenes islámicos más rigoristas.

En los últimos años ha ido creando un cuerpo legislativo que busca la muerte civil de aquél que no se pliegue a lo políticamente correcto, a los postulados de la ideología de género y a los grupos de presión que ejercen las labores de delación y censura que buscan la muerte civil del disidente.

Actuall depende del apoyo de lectores como tú para seguir defendiendo la cultura de la vida, la familia y las libertades.

Haz un donativo ahora

Un repaso a algunas noticias de los últimos meses dibuja un mapa que es preciso no perder de vista para conocer los ‘pecados capitales’ de lo políticamente correcto.

Imagen que ha difundido el #HOBus en su cuenta de Twitter /HazteOir
Imagen que ha difundido el #HOBus en su cuenta de Twitter /HazteOir

1.- Afirmar la evidencia científica: penes y vaginas

Como es ampliamente conocido, HazteOir.org inició una campaña de información sobre los contenidos de las leyes LGTBI que se han aprobado en la mayoría de las Comunidades Autónomas y que atentan gravemente contra los derechos de la infancia, de los padres a educar a sus hijos, a la libertad de expresión y de conciecia, etc.

Primero se denunció el libro explicativo ‘¿Sabes lo que quieren enseñarle a tu hijo? Las leyes de adoctrinamiento sexual’ y, posteriormente, la campaña de divulgación a través del #HOBus que fue perseguido con violencia por afirmar la obviedad biológica: “Los niños tienen pene, las niñas tienen vulva”.

Pese a la persecución desde organizaciones LGTBI y las presiones políticas, amén de las agresiones físicas contra el autobús y sus ocupantes en diferentes ciudades, todas las resoluciones judiciales han subrayado que los mensajes del autobús de HazteOir.org no incitan en ningún caso al odio.

El autobús pasó de recorrer las principales ciudades de España durante semanas a viajar por Estados Unidos, Colombia, Chile, México, Francia, Alemania e Italia y convertirse en un icono internacional con un impacto mediático equivalente a una campaña publicitaria de unos 50 millones de euros. 

Francisco Serrano, rehabilitado por el Tribunal Constitucional/ Actuall
El juez de Sevilla Francisco Serrano / Actuall

2.- Contradecir las leyes de género

Francisco Serrano fue la primera victima relevante de la ideología de género en España. Su delito, alargar día y medio el periodo que debía pasar un niño para que pudiera asisitir a una procesión con su padre.

Fue condenado en 2011 por el Tribunal Superio de Justicia de Andalucía a 2 años y luego a diez de inhabilitación como juez por el Tribunal Supremo; el Constitucional finalmente le rehabilitó en sentencia firme hace pocas fechas.

En estos siete años las organizaciones feministas se han cebado con el juez Francisco Serrano, que ha tenido que rehacer su carrera profesional como abogado, centrado en defender los derechos de las personas perjudicadas por la Ley Intergal de Medidas contra la Violencia de Género. 

Se da la circunstancia de que el abogado que denunció originariamente al juez Francisco Serrano, señalado por grupos feministas, cumple condena de 21 meses por un delito de violencia contra su exmujer.

Otro caso evidente de persecución contra quienes se atreven a criticar leyes de contenido LGTBI tiene como inquisidora a la presidenta de la Comunidad de Madrid Cristina Cifuentes.

Cifuentes ha puesto en el punto de mira al Colegio Juan Pablo II instigada por el lobby LGTBI Arcopoli /Actuall
Cifuentes ha puesto en el punto de mira al Colegio Juan Pablo II instigada por el lobby LGTBI Arcopoli /Actuall

El pasado año, instigada por la Asociación Arcópoli, la Comunidad de Madrid abrió un expediente al director del colegio Juan Pablo II de Alcorcón por expresar su opinión sobre las leyes LGTBI impulsadas por la que también es presidenta del Partido Popular en Madrid.

Contra el criterio de la Inspección Educativa y de la Fiscalía, Cifuentes multó con 1.000 euros al director del colegio que se limitó a defender el derecho de los padres a decidir sobre la educación de sus hijos y critica que se imponga la ideología de género en los colegios.

3.- Ayudar a quien quiere dejar la vida LGTBI

Buena parte del corpus doctrinal de la ideología de género pasa por la defensa de una supuesta libertad sin límites en virtud de la cual uno puede mutar su sexualidad física y emocional sin reparar en límites de cualqueir tipo. O casi.

Porque todas las evoluciones, comportamientos y consideraciones posibles sobre la sexualidad de una persona son aplaudidas por los ulemas de la sharia occidental de género, excepto si uno quiere recuperar la heterosexualidad.

En ese caso, anatema. En España, el caso más flagrante ha sido el de Elena Lorenzo, la consultora que ayuda a personas que desean libremente ese cambio en su vida y que fue denunciada por la organización LGTBI Arcópoli ante la Consejería de Políticas Sociales y Familia.

Corte de tarta con los colores de la bandera LGTBI.
Corte de tarta con los colores de la bandera LGTBI.

4.- Negarte en conciencia a colaborar en una boda gay

Varios han sido los casos que responden a un mismo esquema: un ciudadano tiene un negocio (floristería o pastelería, por ejemplo) y sirve con regularidad a su clientela los productos que ofrece con carácter general sin problemas.

Hasta que uno de esos clientes encarga un producto especial: una tarta o un arreglo floral con motivos LGTBI, por ejemplo, para una unión entre dos personas del mismo sexo.

Entonces, en virtud de la libertad de conciencia, estas personas rechazan el encargo y es cuando son puestas en la picota acusadas de padecer fobias diversas. 

Así sucedió con la pastelería Ashers de Belfast (Irlanda del Norte), regentada por Aaron y Melissa Klein; con los propietarios de la finca Wildflower Inn en Vermont (EE.UU.); con Randy y Trish McGath, pasteleros en Indiana (EE.UU.); con Mike Cerantola, dueño de una empresa de vídeos en Canadá; con la florista de Richland, Washington (EE.UU.), Baronelle Stuzman; con Richard y Betty Odgaard propietarios de una capilla de bodas en Indiana (EE.UU.); o con los dueños del restaurante La Favorita en Madrid.

La suerte de cada uno de estos casos es diversa tras el calvario. Unos se ven obligados a cerrar; otros, a hacer frente a multas injustas y gastos judiciales; en todo caso, sus negocios, sustento de sus vidas, quedan comprometidos y señalados.

Este tipo de persecución llega al extremo de boicotear a una marca de galletas porque un político que apoya al movimiento profamilia La Manif pour Tous acudió a uno de sus actos.

En España, lo ataques contra los cristianos llevan varios años aumentando tal y como se refleja en los informes del Observatorio para la Libertad Religiosa y de Conciencia

5.- Mostrar símbolos religiosos… sólo si son cristianos

Dejando de lado los ataques islamistas específicos contra personas, como el asesinato del padre Jacques Hamel en el verano de 2016, desde hace tiempo, buena parte de los poderes de Occidente han confundido la sana laicidad con el laicismo y, en consecuencia, han tratado de cercenar la libertad religiosa, casi siempre contra los cristianos.

Tal es así que las organizaciones que tradicionalmente estaban focalizadas en casos de persecución a cristianos en países con mayorías religiosas distintas de las confesiones cristianas, cada vez han puesto más el foco en la discriminación occidental por motivos religiosos. 

No son pocos los ejemplos. Nadia Eweida tuvo que llegar hasta el Tribunal de Estrasburgo para que le dieran la razón. Esta cristiana copta comenzó su litigio cuando en 2006 British Airways le prohibió llevar una pequeña cruz al cuello, alegando que que este símbolo perjudicaba la imagen de marca de la compañía. La justicia le dio la razón a la trabajadora en 2013.

Nadia Eweida muestra la cruz que British Airways quería obligarle a quitarse.
Nadia Eweida muestra la cruz que British Airways quería obligarle a quitarse.

También en los Estados Unidos se ha dado una batalla reciente que afectaba a la libertad religiosa de los cristianos, a cuenta del Obamacare, que pretendía imponer la prestación de determinados servicios o la contratación de seguros que chocan con los convicciones cristianas como la defensa del derecho a la vida.

En España, lo ataques contra los cristianos llevan varios años aumentando tal y como se refleja en los informes del Observatorio para la Libertad Religiosa y de Conciencia. Tal es así que han nacido iniciativas en los últimos meses como el Observatorio contra la cristofobia.

Algunos de estos ataques han sido incruentos (pintadas, insultos, etc) pero también se han dado profanaciones como la protagonizada por la concejal del Ayuntamiento de Madrid, Rita Maestre, que entró semidesnuda en una capilla universitaria.

También se han producido agresiones físicas, como la sucedida contra una religiosa en Granada.

6.- Hablar de los peligros de las migraciones descontroladas

El drama de las guerras de Irak y Siria en los últimos dos años ha provocado un éxodo de miles de personas que huyendo de la guerra han tratado de buscar en la vieja Europa un lugar donde ponerse a salvo en primer lugar y, a partir de ahí, ganar un futuro.

Hasta ahi tirios y troyanos de acuerdo. Pero la dictadura de lo políticamente correcto ha tratado de imponer el pensamiento unívoco sobre cómo gestionar esta crisis, condenando a cualquiera que osara advertir de los peligros del descontrol en la acogida del fenómeno migratorio.

Uno de los primeros en advertirlo fue el cardenal de Valencia, Antonio Cañizares, que en octubre de 2015 señaló que, entre los miles de refugiados que llegaban a Europa no todo “es trigo limpio” y que podría esconder un “caballo de Troya” en las sociedades europeas. Automáticamente fue atacado e incluso denunciado por delitosd de odio por la Red Española de Inmigración. La denuncia fue sobreseida por la Audiencia Provincial de Valencia.

Dirigentes occidentales como los de Hungría o Polonia también han sido puestos en la picota de forma reiterada por advertir de los peligros del multiculturalismo y de las migraciones descontroladas.

Un grupo de radicales musulmanes quema una bandera sueca.
Un grupo de radicales musulmanes quema una bandera sueca.

Y no son pocos los problemas que se han derivado del descontrol migratorio. Suecia es uno de los países que han sufrido de forma más intensa la aplicación de esta ‘sharia’ occidental contra quienes cuestionan el modelo multicultural y la forma de gestionar la crisis migratoria.

La presión ha sido tal, que sólo a punto de la jubilación, un policía se vio con fuerza para denunciar que los fenómenos de violaciones masivas tenían por perpetradores a delincuentes de origen islámico.

La hegemonía de lo políticamente correcto en este campo ha llegado al punto de que incluso una diputada sueca afirmara que “es normal que los refugiados tiendan a querer violar a las mujeres porque es algo cultural en sus países”.

7.- Defender la vida humana desde el principio

Una de las cumbres del argumentario abortista fue pronunciada por la exministra española de Iguladad Bibiana Aído, quien, con tal de defender la muerte provocada de un ser humano antes del nacimiento, llegó a asegurar que en el vientre de una madre, al menos durante un tiempo, sólo hay “un ser vivo no humano” (sic).

Y a partir de ese axioma, cualquier cosa contra quienes defienden la protección de la vida humana desde el primer instante de su vida. En esa tesitura se ha visto, por ejemplo, Sara T. Pedro, una enfermera de un hospital de los EE.UU. que fue obligada a practicar abortos. 

La defensa de la vida humana también puede pasar factura entre los propios ‘compañeros’ de partido. En España lo saben bien los diputados que fueron purgados por el Partido Popular por defender sus convicciones provida.

Cabalgata de Reyes en Madrid/ EFE
Cabalgata de Reyes en Madrid/ EFE

8.- Decidir el modelo educativo que deseas para tus hijos

Aunque es cierto que no sucede en todo Occidente de la misma forma, sí lo es que en no pocos lugares se levantan muros contra quienes velan por el derecho fundamental a elegir el modelo educativo e ideológico para sus hijos.

Ya no es que se les impida a los padres defender un determinado modelo, por ejempo, el de la educación diferenciada, que crea aulas sólo de chicos o chicas en atención a las diferencias de desarrollo y madurez de ambos sexos.

Es que se llega a vetar a los niños en de actividades como una cabalgata de Reyes, si el equipo de Gobierno de turno es contrario a este modelo aduciendo que “no puede formar parte de la cabalgata ninguna institución que discrimine por sexo, razas o creencias”.

Así le sucedió la Navidad pasada al colegio Arenales de Madrid, un centro confesional católico, mixto, con algunas diferenciadas. En concreto, 6 aulas de 36. Un modelo que las familias eligen con libertad de acuerdo a la Constitución Española.

Comentarios

Comentarios

Compartir
Nicolás de Cárdenas fue inoculado por el virus del periodismo de día, en el colegio, donde cada mañana leía en su puerta que “la verdad os hará libres”. Y de noche, devorando los tebeos de Tintín. Ha arribado en su periplo profesional a puertos periodísticos de papel, internet, televisión así como a asociaciones cívicas. Aspira a morir diciendo: "He combatido bien mi combate, he corrido hasta la meta, he mantenido la fe".