¿Podemos preguntar a Podemos?, por Antonio Pérez Henares

    Muchos periodistas y medios de comunicación otorgan a Podemos un trato ya no de favor y alfombra, sino de poseedores de una bula, que les pone a salvo de cualquier crítica o pregunta incómoda.

    0
    Los diputados de Podemos y de sus candidaturas satélite, en las escalinatas del Congreso /Efe
    Los diputados de Podemos y de sus candidaturas satélite, en las escalinatas del Congreso /Efe.

    Empieza a resultar bochornoso el comportamiento de no pocos medios y periodistas que o bien por olvidar la esencia de su profesión y trastornarla en base a ideologías en un ejercicio de apoyo sistemático a la «causa», o bien por miedo a ser tachados de enemigos y fachas, otorgan a Podemos un trato ya no de favor y alfombra sino de poseedores de una bula que les pone a salvo de cualquier crítica, pregunta incómoda y ya no digamos una repregunta que les coloque ante sus vergüenzas.

    Qué de extrañar tiene que luego, cualquiera de estos cada vez mas ensoberbecidos y engolados tribunos te espeten cuáles y cómo has de formular tus preguntas. Me pasó el miércoles. No hablo por boca de ganso.

    Actuall depende del apoyo de lectores como tú para seguir defendiendo la cultura de la vida, la familia y las libertades.

    Haz un donativo ahora

    El estado de opinión que estamos viviendo con respecto a ello está adquiriendo un punto de estremecedora obscenidad con dos asuntos ligados entre ellos que la ponen de manifiesto. La financiación chavista -también está más que probada la iraní a su televisión- durante largos años a sus cuadros dirigentes, absolutamente contante y sonante y la deriva dictatorial y represiva de aquel régimen.

    Por tan solo una décima parte de lo ya documentado sobre la financiación ilegal de Podemos cualquier otro partido político habría sido ya linchado mediáticamente

    Por tan solo una décima parte de lo ya documentado habrían sido «linchados» mediática y televisivamente en sesiones repetidas hasta la extenuación de mañana tarde y noches televisivas cualquier dirigente o militante de otro partido, preferentemente, y a ser posible, del PP. Pero como son «ellos», como son de los «nuestros», como mucho una preguntita y luego el derrame de todo un torrente exculpatorio sobre el que no se da réplica y se le otorga ya no la presunción de inocencia sino que se le exculpa de inicio y por principio.

    Pero aunque me arriesgue al anatema, y a la consabida carga de sus mandas de orcos en las redes yo sí quiero preguntarlos: ¿Dónde han ido a parar los 7,5 millones de euros de Chávez a los jefes de Podemos? ¿Dónde están declarados? ¿Es lícito que un país extranjero financie una opción política en España?

    Y no me vengan con monsergas que es más que evidente que tal financiación al entonces llamado CEPS, pero donde figuraban todos los actuales dirigentes podemitas ha existido y su connivencia, preminencia, estancias y cobros son más que evidentes.

    Las últimas pruebas fehacientes: El primer estadillo de los pagos lo dio a conocer el diario El País y ahora ha sido ABC quien ha sacado a la luz más pruebas: El propio documento firmado por el propio Chávez.

    La declaración firmada por el entonces ministro de finanzas chavista, Rafael Isea, asegurando que el fue quien se lo pasó a la firma, señala que recuerda que lo firmó con rotulador rojo, un detalle preciso y cierto e identifica «sin ningún tipo de duda» la firma de Chávez al serle mostrado.

    Y los rastros de esa bien regada «asesoría»: los 400.000 euros ingresados a Monedero por un trabajo tan quimérico como dudoso, presuntamente realizado en dos viñetas y del que no hay rastro.

    ¿Podemos, pues, entonces preguntar a Podemos por esa financiación extranjera a sus principales dirigentes e impulsores? ¿Devolverán ese dinero expoliado al ahora arruinado pueblo venezolano?

    ¿Podemos preguntar a Podemos si sigue apoyando a un Régimen cada vez más liberticida que en estos instantes protagoniza un autogolpe de estado?

    ¿Podemos preguntar a Podemos si sigue apoyando a un Régimen cada vez más liberticida que en estos instantes protagoniza un autogolpe de estado y la utilización del Ejército para amordazar y reprime a la poblacion y a la asamblea que legítimamente y a pesar de todas las trabas ha elegido de manera absolutamente mayoritaria?

    ¿Podemos preguntar a Podemos porque apoya la represión y se niega a la más mínima condena sobre la violación de los derechos Humanos, y ni siquiera es capaz de sumarse a la petición mundial de excarcelación de los presos políticos?

    ¿Podemos preguntarles, señores de Podemos, o hemos de tener miedo a que si lo hacemos y si triunfan nos aplicarán el mismo concepto de «libertad» que aplican sus ayer asesorados y pagadores venezolanos?

    Comentarios

    Comentarios

    Como periodista lleva ejerciendo desde los 18 años en que comenzó en el diario Pueblo. Ha trabajado después entre otros medios en Mundo Obrero, Tiempo, El Globo y la Cadena Ser. En el año 1989 se incorporó al staff directivo de Tribuna, publicación de la que fue director entre los años 1996 y 1999. Durante los años 2001 ocupó la jefatura de Suplementos del diario La Razón que abandonó a principios de 2008 para hacerse cargo de la Dirección de Publicaciones del grupo Negocio y en 2010 accedió al cargo de director de diario económico puesto que ocupa en la actualidad. Asimismo es un conocido analista político y colabora como comentarista en diversos espacios de radio y televisión con COPE, La Sexta, Telemadrid y Veo 7.