Carles Puigdemont, Pablo Iglesias, Ada Colau y Mariano Rajoy / Actuall.

Antes de que comenzase la campaña para las elecciones al Parlamento catalán del día 21, pensaba que el bloque separatista ganaría las elecciones sólo gracias a la ley electoral. La provincia de Barcelona elige 85 de los 135 escaños, cuando, con una asignación por provincia proporcional a la población, le corresponderían 100 o 101. Esos diputados de menos, los tienen, sobre todo, Gerona y Lérida.

Ahora pienso que el bloque separatista ganará, además, con votos.

Actuall depende del apoyo de lectores como tú para seguir defendiendo la cultura de la vida, la familia y las libertades.

Haz un donativo ahora

La razón está en el mensaje monocorde que emiten los medios de comunicación, y no me refiero a las televisiones y las radios de la Corporación Catalana de Medios Audivisuales, que depende de la Generalitat y el Gobierno nacional permite que sigan difundiendo su odio.

TV3, que pugnaba por no perder el 10% de la cuota de pantalla, ha superado el 20% desde el ‘butifarrendum’.

Y el resto de las cadenas, como RTVE, Atresmedia (Antena 3 y La Sexta) y Mediaset (Tele5 y Cuatro), que podían ‘romper el discurso’ dominante en Cataluña, siquiera replicando a las mentiras y las manipulaciones impunes del separatismo, se han unido a él.

El director de ABC dijo que en varias cadenas se ordenó que Podemos saliera “por la mañana, a mediodía y por la tarde”

Hace años, denunció un director de periódico que en varios comités de dirección de cadenas privadas se había ordenado ‘regalar’ tiempo en antena a Pablo Iglesias y su partido: “Podemos tiene que aparecer por la mañana, a mediodía y por la tarde”.

¿Sólo por la audiencia y la publicidad, o también por motivos políticos?

Para entender ciertos acontecimientos, siempre hay que tener a mano las palabras de Mauricio Casals, presidente del diario La Razón y adjunto al presidente de Atresmedia: “El sándwich al PSOE con la Sexta funciona de cine”.

El fruto de esa ‘astuta’ campaña de publicidad (“hinchamos a Podemos para dividir a la izquierda y mantener el voto de derechas más timorato en el PP”) es que hay 70 diputados de extrema izquierda usando la tribuna del Congreso para arremeter contra lo español y contra el sentido común. ¡Un aplauso!

El partido de Puigdemont puede ser el primero en el Parlamento, según una encuesta de El Periódico

Lo mismo se está haciendo con Puigdemont. El efecto ya lo detectan las encuestas. Según la de El Periódico, la coalición de Puigdemont puede ser primero o segundo partido en el nuevo Parlamento regional.

Aperturas para Puigdemont, silencio sobre VOX

Y la intensidad de la campaña gratuita está subiendo. La manifestación separatista en Bruselas del jueves 7 abrió todos los telediarios de las televisiones nacionales y se presentó con titulares como “El independentismo ‘toma’ Bruselas” (Tele5).

Se dio la cifra de 45.000 asistentes sin ninguna crítica (al principio del día se calculaban en sólo 10.000) y se mostraron a alegres manifestantes con sus pancartas antiespañolas y antieuropeístas.

Mientras, el partido VOX, que es el que desencadenó las detenciones de altos cargos de la Generalitat en septiembre por la querella que presentó en el juzgado número 13 de Barcelona, no aparece en ningún telediario.

El mismo silencio cae sobre la web catalana que da la mejor información sobre el separatismo y sus planes, www.dolcacatalunya.com, pese a que en octubre casi cuadruplicó el número sus usuarios únicos respecto a octubre de 2016.

Puigdemont parecía enterrado después de su huida a Bruselas, pero la inoperancia del Gobierno (hoy entregamos las obras de Sijena, mañana lo aplazamos) y la aparición constante en los medios en posición desafiante le están rehabilitando ante un electorado que vive en la irracionalidad desde hace años.

Me temo que el comentario en las redacciones es: “Dejadle que suelte tonterías, dejadle”. Ya vemos que con Pablo Iglesias y Ada Colau ese método no ha funcionado.

Se espera que las barbaridades que dice Puigdemont le dejen en ridículo. Con Iglesias y Colau no sirvió ese método

Los ‘bombardeos de alfombra’ mediáticos eran efectivos cuando sólo un puñado de televisiones y periódicos definían la realidad y cuando en amplias capas de la población de las sociedades europeas todavía importaban la lógica y el sentido del ridículo. Hoy, ese mundo ya no existe.

La reacción del Gobierno español es la misma que la de la campaña de Hillary Clinton: la soberbia. Soraya Sáenz de Santamaría replicó a los manifestantes de Bruselas con una gracieta que circula por las redes sociales desde hace años: “gracias al DNI español” han podido ir a Bruselas.

Donald Trump y Hillary Clinton
Hillary Clinton y Donald Trump posan para los fotógrafos en el set de televisión del primer debate de la campaña. (Fotografía: Peter Foley / EFE)

Espero que al menos no caiga en la estupidez de insultar a los votantes de Puigdemont, como Clinton, que dijo que la mitad de los votantes de Donald Trump podían meterse en una “cesta de deplorables”.

Cuál fue el día más triste para un periodista de TV3

El PP pretende sustituir la ‘batalla de ideas’ por la lista de empresas que han abandonado Cataluña. Pero a un discurso de superioridad, de esperanza, de futuro resplandeciente y de victimismo, por falso que sea, hay que oponer un discurso atractivo que vaya más allá de datos y porcentajes.

El PP sustituye su falta de ideas y de coraje por la lista de empresas que han escapado de Cataluña

Para un periodista de TV3, en sus treinta de trabajo en esta televisión pública “posiblemente el día más triste” fue el de la manifestación separatista en Bruselas, porque no pudo cubrirla.

En consecuencia, no fueron “días tristes” aquellos en los que tuvo que cubrir atentados terroristas, como el 11-M de Madrid (192 muertos), el de las Ramblas del 17 de agosto pasado (15 víctimas) o el de Sabadell de 1990, en que ETA reventó a seis policías nacionales.

A esta alucinación no se puede replicar con la caída de la ocupación hotelera.

Se permite que uno de los consejeros huidos con Puigdemont, Toni Comín, llame “franquista” al Gobierno de España como insulto sin que se le recuerde que es nieto de un prócer carlista aragonés que contribuyó a que en Zaragoza triunfase la sublevación del 18 de julio.

Como dice Cristina Losada: “¿Vamos a darle alas a la mentira podrida? ¿Vamos a tomar en serio esa bazofia? ¿Es que sólo hay que hacerle ‘fact-check’ a Trump?”

Y para redondear los resultados del 21-D, la masa neutra que vota siempre al ganador ya intuye por dónde van a ir los tiros.

Ángela Merkel, protectora de Rajoy, tampoco quiso hacer política en las elecciones alemanas de septiembre y todavía sigue sin Gobierno.

¿Ha preparado Moncloa un plan B?

¿Es que los ocupantes de los despachos del Poder en Madrid y Barcelona prefieren a Puigdemont como candidato más votado antes que a Inés Arrimadas, de Ciudadanos, o a la llorona Marta Rovira, de ERC?

Bien, ¿y alguien en ‘Madrit’ ha pensado en lo que puede ocurrir si gana ERC… o si gana Puigdemont?, ¿qué pensarán al día siguiente en París, Berlín o Bruselas?

¿O es que los abogados del Estado, los diplomáticos y los agentes del CNI esperan que quienes breguemos en Twitter y YouTube sigamos siendo los mismos les pagamos el sueldo a ellos… y a los separatistas?

Pues yo ya me estoy cansando de defender un Estado que traiciona a la Nación.

Comentarios

Comentarios

Compartir
Cuando me digo por las mañanas que el periodismo es lo más importante, me entra la risa. Trato de tomarme la vida con buen humor y con ironía, porque tengo motivos para estar muy agradecido. Por eso he escrito un par de libros con mucha guasa: Bokabulario para hablar con nazionalistas baskos, que provocó una interpelación en el Congreso por parte del PNV, y Diccionario para entender a Rodríguez el Progre. Mi último libro es 'Eternamente Franco' (Homo Legens).