Que no nos engañen con el voto útil

    Esta es la clave para que no nos dejemos engañar: nadie puede saber cuál es el voto útil por la sencilla razón de que es imposible saberlo. ¿Por qué el PP en lugar de tratar de engañarnos con el voto útil no nos convence apostando con valentía por los valores que una vez lo hicieron fuerte?

    0
    Imagen referencial de una votación.
    Imagen referencial de una votación.

    No hay más que abrir la prensa, ver las tertulias televisivas o escuchar las emisoras de radio cada mañana para comprobar cómo algunos partidos agitan sin cesar la estrategia del miedo para captar el voto de los ciudadanos el 28 de abril.

    Lo agita la izquierda hablando del “tri-fachito”, aparentando que quiere lo mejor para España y para nosotros… cuando en realidad prepara a escondidas la demolición de todo lo que nos importa. Por suerte, ya no nos engaña.

    Actuall depende del apoyo de lectores como tú para seguir defendiendo la cultura de la vida, la familia y las libertades.

    Haz un donativo ahora

    Pero también lo agitan determinados partidos de centro-derecha, como el Partido Popular. Y este sí que puede confundir en provecho propio a algunos de quienes defendemos el derecho a la vida y las libertades básicas, en especial cuando esgrime el argumento del voto útil.

    En resumidas cuentas, lo que nos dice el PP es que si votamos a otra formación de centro-derecha que no sean sus siglas, en virtud de la ley d’Hont que regula el reparto de escaños en España, estaríamos dándole la victoria a las izquierdas.

    Voy a demostrarte que este argumento es falso.

    Para empezar, mira este vídeo. En poco menos de dos minutos va a desmontar lo que el PP quiere que creamos:

    Como ves, si se vota al PP por miedo, en función de la provincia en la que se vote, se podría favorecer a formaciones como Podemos.

    Y esta es justo la clave para que no nos dejemos engañar: que nadie puede saber cuál es el voto útil (entendido como el voto que favorece una mayoría de centro-derecha) en una provincia concreta por la sencilla razón de que es imposible saberlo.

    Todo va a depender del número de escaños a repartir y del comportamiento en las urnas del resto de votantes, que por motivos obvios, es imposible de conocer

    Quiero compartir dos artículos muy interesantes para entender de forma correcta lo que trato de explicar porque esto del voto útil parece muy enrevesado… pero la conclusión es muy sencilla: nadie puede asegurar en qué consiste.

    Los artículos son del periodista Carmelo Jordá, de Libertad Digital y en ellos, basándose en estimaciones de voto y analizando las probabilidades que ofrece la ley d’Hont, trata de responder al gran enigma: ¿hay alguna posibilidad de saber de antemano a quién deberíamos votar para que nuestro voto no vaya a la izquierda?

    La conclusión no puede ser más clarificadora: “Por más datos, más ejemplos y más modelos que manejemos… nadie sabe qué voto es el más útil en cada circunscripción”.

    Salvo que tu circunscripción sea Ceuta o Melilla. En el caso de las ciudades autónomas, que solo aportan un escaño cada una, el voto útil es evidente: votar al partido que tenga más posibilidades de salir (si es que tienes claro cuál será).

    En el resto de provincias españolas, todo va a depender del número de escaños a repartir y del comportamiento en las urnas del resto de votantes, que por motivos obvios, es imposible de conocer.

    También el periodista Luis del Pino ha hecho su análisis, que ha colgado en un interesante hilo de Twitter. Su conclusión es similar a la de Carmelo Jordá:

    En definitiva: que no nos engañen ni nos confundan.

    Las elecciones del 28 de abril son quizás las más importantes y trascendentales de nuestra democracia. El hecho de que el centro-derecha acuda bajo tres siglas a la cita electoral (por el surgimiento de Ciudadanos y más recientemente de Vox) tiene al Partido Popular muy nervioso. Sus llamadas al voto útil, azuzando el miedo al espectro de la izquierda, son un efecto de este nerviosismo.

    Pero yo me pregunto: ¿por qué el PP en lugar de tratar de engañarnos con el voto útil no nos convence apostando con valentía por los valores que una vez lo hicieron fuerte?

    Está a tiempo de hacerlo.

    Estas elecciones son para valientes. Como decía San Juan Pablo II: “No tengáis miedo”. ¡No tengamos miedo! Vamos a ganar el futuro

    Si así fuera, tendrían todo nuestro apoyo, como va a tenerlo la otra formación, Vox, que ha apostado sin complejos por defender los valores que compartimos y que sabemos son clave para el futuro de España.

    Hasta el 28 de abril, no nos cansaremos de exigirle a Pablo Casado que sea valiente: Que se libre de la influencia de los progres del PP: Maroto, Levy, Feijoó, entre otros… Que vuelva a los principios del PP de antes. Que se reconcilie con sus votantes, a los que el PP ha traicionado durante tantos años.

    Y que se comprometa a aplicar la mayoría de las 11 políticas del Manifiesto de Votante que les hemos propuesto.

    Si lo hace antes del 28 de abril, tendrá nuestro apoyo. Si no lo hace, nos tendrá en frente. Exactamente lo mismo que haremos con Ciudadanos y Vox.

    Las noticias que nos llegan del Partido Popular, sin embargo, son otras: parece ser que algunos cargos de primer nivel dentro del partido están preparando una campaña de ataques contra HazteOir.org para intentar neutralizar nuestra campaña.

    ¿Por qué?

    Porque no están dispuestos a permitir que Pablo Casado acepte nuestras propuestas… y porque creen que nuestra campaña les perjudica. Es una lástima que les falte el valor que a tantos -como los lectores de Actuall y lo socios de HazteOir.org- les sobra para asumir un compromiso claro con nuestros valores, con los valores que hace mucho tiempo el mismo PP defendía.

    Estas elecciones son para valientes. Como decía San Juan Pablo II: “No tengáis miedo”. ¡No tengamos miedo! Vamos a ganar el futuro.

    Comentarios

    Comentarios