Rajoy y las actas de ETA: consejos vendo y para mí no tengo

    Rajoy exigió en el Congreso a Zapatero la publicación de las actas que deberían ser desveladas para preservar la memoria, dignidad y justicia de las víctimas del terrorismo.

    0
    Mariano Rajoy en su escaño del Congreso, durante el debate de investidura / EFE
    Mariano Rajoy en su escaño del Congreso, durante el debate de investidura / EFE

    Llevamos varios días viendo el lamentable espectáculo al que los partidos del Congreso nos someten por las actas, máster y estudios varios de los políticos que nos representan. La mayoría de esos documentos tiene nula o poca incidencia sobre la vida de los españoles.

    Sin embargo hay actas que tienen una incidencia directa e indirecta sobre nosotros y que todos los partidos del arco parlamentario silencian y ocultan intencionadamente.

    Actuall depende del apoyo de lectores como tú para seguir defendiendo la cultura de la vida, la familia y las libertades.

    Haz un donativo ahora

    Me refiero a las actas de la negociación con ETA. En el contenido de las actas están las explicaciones a casos como el chivatazo en el bar Faisán, la presencia de ETA en las instituciones, los 379 asesinatos de ETA sin juzgar, el acercamiento injustificado de los etarras presos y la excarcelación masiva de etarras, pederastas, violadores, etc.

    Y nos afecta directamente a las víctimas del terrorismo, pero también está afectando a los españoles. Como ejemplo basta mencionar muchas de los asaltos sexuales cometidos por los violadores que fueron excarcelados con la coartada de la derogación de la “doctrina Parot”. No se hubiesen producido sin los acuerdos que se recogen en las actas que nos ocultan Gobierno y oposición.

    «Le he pedido que diga la verdad y le he puesto una prueba: entregue las actas de sus negociaciones con ETA», reclamaba Rajoy a Zapatero en 2007

    Voces Contra el Terrorismo ha solicitado al presidente del Gobierno que haga públicas las actas de la negociación con ETA. El mismísimo Rajoy exigió en el Congreso a Zapatero la publicación de las actas además de utilizar esta petición en todos los medios de comunicación como estrategia política. Aquí algunos ejemplos:

    1. “Cada día que pasa nos hemos sentido más avergonzados viendo cómo se dejaba manipular por los terroristas. Ha paseado nuestra vergüenza por toda Europa. Primero, porque nos humilló en el Parlamento Europeo y luego porque en este proceso han intervenido mediadores, han participado testigos internacionales y se ha levantado acta de todas las claudicaciones.” (DS. 3 de julio de 2007.—Núm. 269, 13506).
    2. “Ponga a disposición de la opinión pública española las actas de sus reuniones con ETA porque se las van a sacar, señor presidente.” (DS. 3 de julio de 2007.—Núm. 269, 13516).
    3. “Le pido que entregue, porque las tienen los mediadores internacionales y no las sacará ETA, las actas de sus reuniones con ETA para que todos, incluido su grupo parlamentario, conozcan lo que hizo usted en nombre del Estado.” (DS. 3 de julio de 2007.—Núm. 269, 13520).
    4. “Le he pedido que diga la verdad y le he puesto una prueba: entregue las actas de sus negociaciones con ETA (Protestas.), porque esas actas se darán a conocer al conjunto de la opinión pública a lo largo de los próximos años.” (DS. 3 de julio de 2007.—Núm. 269, 13521).
    5. Ponga a disposición de esta Cámara las actas.” (DS. 3 de julio de 2007.—Núm. 269, 13521).

    A la vista de la exigencia desplegada en 2007, el propio Rajoy debiera aplicarse el refrán que ‘recetó’ a los opositores políticos de Cristina Cifuentes, también pillados con máster de dudosa procedencia: «Consejos vendo y para mí no tengo».

    Esta iniciativa no va abrir telediarios ni portadas de periódicos ni será tema de debate en las tertulias. Pero sepan que mientras nos entretienen con actas menores como propaganda partidista, las verdaderas actas que deberían ser desveladas para preservar la memoria, dignidad y justicia de las víctimas del terrorismo y de todos los españoles, siguen ocultas, lo que supone un hurto a la verdad que merecemos conocer.

    Comentarios

    Comentarios