República digital y Consejo de Sabios en Cataluña

    Pretenden crear un estado a base de ceros y unos para burlar cualquier control tanto físico como digital. Y al ritmo que vamos, pronto Lluís Salvadó elegirá a los nuevos consellers vía Tinder, y harán las sesiones parlamentarias en Chatroulette.

    0
    El fugado Carles Puigdemont interviene en la presentación del 'Consejo de la República' catalana.
    El fugado Carles Puigdemont interviene en la presentación del 'Consejo de la República' catalana.

    Jordi Puigneró, que tiene tan poca personalidad que vive en el mismo pueblo que yo, Sant Cugat, es consejero de Políticas Digitales y Administración Pública. Una de esas carteras modernas que suenan muy bien pero que son de muy dudosa utilidad.

    Para poner al lector en contexto, Puigneró fue el responsable de proteger el sistema informático en el referéndum del 1-O. Sí, ese mismo sistema que contó con más votos que votantes y habitantes. El mismo que le permitió a uno votar las veces que le vino en gana.

    Algunas personas creen que La Sexta da información.

    Suscríbete a Actuall y así no caerás nunca en la tentación.

    Suscríbete ahora

    A grandes rasgos, el objetivo de esta cartera es convertir la Administración de papel en una Administración digital, mundo en el que el ‘prusés‘ se desenvuelve con un poco menos de ineptitud que en la vida real.

    El otro día, el conseller en cuestión decía: “Las herramientas digitales serán fundamentales para hacer persistir la nación catalana hasta el día en que seamos capaces de controlar el territorio físico”. Os lo traduzco: “Estaremos jugando a los marcianitos y al buscaminas hasta el día en que seamos capaces de aceptar que la realidad es un muro infranqueable”.

    En su programa electoral ya se hablaba de la creación de una “República nativa digital”, basada en la “ciberseguridad”, el “voto electrónico” y, lo más divertido, “digitalmente soberana”. Que traducido al román paladino significa: Como estamos cagaos y no nos comemos un rosco, lo vamos a poner “digitalmente” que queda fino filipino.

    Y así están las cosas. Pretenden crear un estado a base de ceros y unos para burlar cualquier control tanto físico como digital. Y al ritmo que vamos, pronto Lluís Salvadó elegirá a los nuevos consellers vía Tinder, y harán las sesiones parlamentarias en Chatroulette.

    Y quizá por eso gente como Fachín y Talegón están en esa cosa rara que Torra ha montado y que el singermorning de Llach capitanea. Si la cosa fuera en serio, implicarían a gente preparada como yo, pero como de lo que se trata es de ser digitalmente soberanos, nos basta con el Consejo de Sabios adoctrinado en los platós de TV3.

    Comentarios

    Comentarios