Sánchez gira a la izquierda, por Luis del Pino

    La redacción del programa de los socialistas hace casi imposible el apoyo de Ciudadanos, que se suicidaría si admite siquiera una mínima parte de lo que el PSOE está proponiendo.

    0
    El secretario general del PSOE durante un mitin en Mérida. Wikipedia.
    El secretario general del PSOE durante un mitin en Mérida. Wikipedia.

    Este lunes hemos conocido el programa de gobierno que el PSOE ofrece a Ciudadanos y Podemos para atraerlos como socios.

    El programa está hecho, claramente, para posibilitar el acuerdo final con Podemos, para el que Ciudadanos no es necesario. Porque Pedro Sánchez sabe que Rajoy no permitirá con su abstención un gobierno PSOE-Cs, y sabe que un sector de su propio partido (encabezado por Susana Díaz) intentará boicotear el acuerdo con la formación de Pablo Iglesias, así que se jugará el todo por el todo a que la militancia apruebe un programa de gobierno de vocación claramente izquierdista. Con ese programa en la mano, avalado por la militancia, intentará arrancar un “sí” de Pablo Iglesias. Y si no lo consigue, tratará de hacer ver que no ha sido el PSOE, sino Podemos, quien ha hecho imposible un pacto de izquierdas.

    Actuall depende del apoyo de lectores como tú para seguir defendiendo la cultura de la vida, la familia y las libertades.

    Haz un donativo ahora

    Algunas de las perlas contenidas en el programa que el PSOE ha presentado:

    ►Creación de una ponencia para reformar la Constitución en sentido confederal

    ►Promoción de las lenguas cooficiales en el Senado

    ►Eliminación del artículo del Código Penal que castiga a los piquetes violentos en caso de huelga

    Derogación de la prisión permanente revisable

    ►No se incluye ninguna medida para garantizar la independencia del poder judicial

    ►Derogación del concordato con la Santa Sede

    ►Más dotación presupuestaria para la aplicación de la Ley de Memoria Histórica

    Aborto sin consentimiento paterno para las ninas de 16 años

    ►Aprobación de una ley de eutanasia

    ►Inversión de la carga de la prueba para los delitos de discriminación (o sea, fin de la presunción de inocencia para este tipo de delitos)

    Por no entrar en las medidas de tipo económico, como la promoción de la protección de «las industrias de contenidos generados en la economía digital»; la derogación de la reforma laboral; la petición a Europa de que se flexibilice el programa de reducción del déficit o la promoción de las carísimas energías renovables.

    La redacción del programa hace casi imposible el apoyo de Ciudadanos, que se suicidaría si admite siquiera una mínima parte de lo que el PSOE está proponiendo. Pedro Sánchez es consciente de que no va a poder conseguir el apoyo simultáneo de Podemos y de Ciudadanos, y ha decidido prescindir de este último. Ahora, el partido de Albert Rivera deberá optar entre romper la baraja de manera temprana, o seguir prestándose a que el PSOE lo use propagandísticamente, para al final terminar pactando con Podemos.

    Por su parte, Rajoy debe de estar frotándose las manos: si es Ciudadanos el que se ve forzado a decir “no” por el propio programa de gobierno de Sánchez, Rajoy se libra de las presiones para dejar (con su abstención) que gobiernen PSOE y Ciudadanos. Y las nuevas elecciones (que son su única posibilidad de salvación) estarían un poco más cerca.

    Pero sólo un poco más cerca. Porque con un programa tan escorado a la izquierda, y refrendado por las bases del PSOE, el sector de Susana Díaz va a tener muy difícil impedir el pacto con Podemos. Especialmente si, como se empieza a rumorear, Sánchez consigue sumar los apoyos necesarios sin el voto afirmativo ni la abstención de los separatistas catalanes: éstos ya han anunciado que podrían ausentarse del hemiciclo en la segunda sesión de investidura, con lo que Sánchez solo necesitaría 167 síes para ser elegido: 90 del PSOE, 69 de Podemos, 2 de Izquierda Unida y 6 del PNV. Justo los necesarios.

    Comentarios

    Comentarios

    Luis del Pino estudió ingeniería de telecomunicaciones, pero desde hace unos años ejerce la labor periodística, habiendo colaborado en este tiempo con numerosos medios. Es autor de diversos libros sobre informática y sobre la actualidad política española. En la actualidad, dirige el programa de tertulia política Sin Complejos, que se emite en esRadio los sábados y domingos de 8 a 11 de la mañana.