Con Sánchez o sin él, HazteOir.org es de utilidad pública

    Al más puro estilo bolivariano, Sánchez utiliza el poder para intentar acabar con el que no es de su cuerda. La utilidad pública de HazteOir.org, con sello o sin sello ministerial, es precisamente meter el dedo en la llaga, despertar, contar lo que está pasando e intentar que las cosas cambien.

    0
    Voluntarios de HazteOir.org, informando a los viandantes sobre el adoctrinamiento de las leyes LGTBI /HO
    Voluntarios de HazteOir.org, informando a los viandantes sobre el adoctrinamiento de las leyes LGTBI /HO

    Se veía venir, se barruntaba e incluso, en las últimas semanas del mes de agosto, las redes sociales del Ministerio del Interior del Gobierno de Pedro Sánchez anunciaron que se proponían revisar la utilidad pública de la asociación HazteOir.org. Este diario lo ha contado calificando de “contundente” la respuesta de la entidad cívica que preside Ignacio Arsuaga.

    ¿Qué ha pasado? Que el Ejecutivo socialista no quiere discrepantes de su ideología que hagan ruido en la sociedad española. Que HazteOir.org puso en circulación un autobús que ha dado la vuelta al mundo y que denuncia que activistas LGTB adoctrinan en las escuelas a los niños. Y que el adoctrinamiento sexual se hace al amparo de leyes autonómicas promovidas por la mayor parte de los partidos, especialmente Podemos y el PSOE.

    Actuall depende del apoyo de lectores como tú para seguir defendiendo la cultura de la vida, la familia y las libertades.

    Haz un donativo ahora

    ¿Qué hemos descubierto? Que la izquierda española ha colocado a HazteOir.org y -lo que es peor, al millón de ciudadanos que le siguen- en el punto de mira. Al más puro estilo bolivariano, Sánchez utiliza el poder para intentar acabar con el que no es de su cuerda. Y punto redondo.

    Además, la andanada gubernamental ha hecho posible que recordemos otros hechos interesantes que pueden haber pasado desapercibidos. Se trata de ‘otras’ campañas de HazteOir.org diferentes a la del autobús, una extensa recopilación de iniciativas que la asociación ha remitido en forma de dossier en su respuesta al ministerio que dirige Grande Marlaska. Son innumerables, pero yo he seleccionado las 8 campañas que más me han gustado:

    – Agosto de 2013. Era el verano en el que Telecinco denigraba a la mujer en un programa emblemático de telebasura denominado “Campamento de verano”. Miles de ciudadanos pidieron a las marcas que lo patrocinaban que dejaran de hacerlo. Y lo lograron.

    – Enero de 2016. Más de 22.000 personas lograron que el Ayuntamiento de Granollers no le quitara la casa a una anciana que debía 106 € en concepto de tasa de basuras.

    «Esta tarea de plantar cara a los poderosos es ingente y peligrosa y no todo el mundo está dispuesto a afrontarla»

    – Noviembre de 2016. La alcaldesa de Madrid anunció que pretendía subir hasta un 50% la tarifa del Servicio de Estacionamiento Regulado a los coches tipo C, es decir los que utilizan las familias numerosas. Éstas tuvieron ocasión de mostrar su protestar a través de HazteOir.

    – Marzo de 2017. El ayuntamiento ‘podemita’ de Zaragoza inició los trámites para expropiar la catedral de Zaragoza, conocida como la Seo. Pero la gente se echó literalmente a la calle para entregar miles de firmas al alcalde pidiéndole que rectificara. Una vez fue más fue MasLibres.org, la plataforma de HazteOir.org que defiende la libertad religiosa, quien ayudó a la gente a que mostrara su disconformidad. El consistorio no logró su propósito y la catedral sigue siendo de la Iglesia católica.

    – Septiembre de 2017. Las Fuerzas de Seguridad del Estado, Policía Nacional y Guardia Civil, fueron acosadas por las turbas independentistas mientras el Gobierno de Rajoy ‘pasteleaba’ con los golpistas.Casi 84.000 ciudadanos tuvieron ocasión de mostrar su apoyo a los valientes agentes que defendían a España -incluídos la mayoría de catalanes- y a sus familias.

    – Noviembre de 2017. La Junta de Andalucía multó a las monjas del convento de santa Inés de Sevilla por haber restaurado un órgano pero el respaldo popular a las religiosas logró que la injusta sanción se redujera notablemente.

    «No lo olviden, las batallas son sólo para valientes. Abstenerse comodones y buenistas»

    – Junio de 2018. La adolescente Leah Sharibu, secuestrada por Boko Haram en Nigeria, permanece en poder de los terroristas islamistas por no haber renunciado a su fe cristiana. Son miles las personas de numerosos países que claman por su liberación. La jovencita lleva más de 200 días retenida.

    – Junio de 2018. Venezuela se muere bajo un Gobierno comunista que mantiene al pueblo sometido. Los venezolanos pasan hambre y carecen de medicinas y material sanitario. La situación es de emergencia. Por esta razón la plataforma internacional de HazteOir.org, CitizenGO, ha lanzado una petición a la Organización Mundial de la Salud y al Consejo de Derechos Humanos de la ONU que pongan fin a esta crisis abriendo un corredor humanitario.

    Desconozco si ustedes son de los que les gusta HazteOir.org o de los que les disgusta totalmente. Están en su derecho, por supuesto. Pero lo que es innegable es que esta asociación ha hecho y seguirá haciendo numerosas campañas ciudadanas para promover determinadas causas y combatir a los que cercenan nuestras libertades o quieren acabar con la familia y seguir pisoteando el derecho a la vida.

    También les digo que esta tarea de plantar cara a los poderosos es ingente y peligrosa y no todo el mundo está dispuesto a afrontarla. Gran parte de la sociedad -anestesiada por el acuerdo de hecho entre el PP de Rajoy y el PSOE de Sánchez- vive mejor sin conflictos. Deja hacer, vive lo mejor que puede y prefiere no movilizarse ni significarse.

    Pero alguien tiene que actuar, hacer ruido, denunciar, protestar sin miedo a las consecuencias. Y ese es el papel de HazteOir.org. Y su utilidad pública, con sello o sin sello ministerial, es precisamente meter el dedo en la llaga, despertar, contar lo que está pasando e intentar que las cosas cambien. Pero, no lo olviden, las batallas son sólo para valientes. Abstenerse comodones y buenistas.

    Comentarios

    Comentarios