Santiago Abascal no debe dejarse ningunear

    Me parece muy buena noticia que Rocío Monasterio se haya plantado en las negociaciones con el PP para investir a Díaz Ayuso en la Asamblea de Madrid. Vox debe permanecer firme frente a la presión. Tanto en Madrid, como en el resto de lugares de España donde se están llevando a cabo negociaciones.

    0
    Santiago Abascal, presidente de Vox, ofrece una rueda de prensa /EFE
    Santiago Abascal, presidente de Vox, ofrece una rueda de prensa /EFE

    Parece que finalmente el Ayuntamiento de Madrid será regido por el centroderecha tras el extraño acuerdo entre PP y Ciudadanos por un lado y Vox por otro.

    El pacto alcanzado por Vox con el PP (si se mantiene), traerá en Madrid algunos aspectos positivos (como bajadas de impuestos) y sería muy beneficioso que se pudiese exportar a otros Ayuntamientos de España donde suman estas fuerzas para echar a la izquierda.

    Actuall depende del apoyo de lectores como tú para seguir defendiendo la cultura de la vida, la familia y las libertades.

    Haz un donativo ahora

    El problema es que en las cuestiones de calado más profundo, como la lucha contra las leyes ideológicas de la izquierda, en toda su extensión, los acuerdos logrados por Vox se han quedado algo por debajo de las expectativas… ¡Y queda la Asamblea de Madrid!

    Por eso debemos recordar a Santiago Abascal que un pacto como el logrado en Andalucía es un pacto muy pobre. Hemos de decirle que no ceda a la presión y apuesten valientemente por ser un dique contra las leyes que recortan nuestras libertades. Si aún no has firmado, súmate ahora a esta petición y pídeselo a Santiago Abascal.

    Sorprende comprobar que mientras que el acuerdo de Vox con el PP en el Ayuntamiento de Madrid está vacío de contenido para neutralizar el legado de la izquierda, el suscrito por PP con Ciudadanos rebosa de los dogmas ideológicos contra los que tú y yo luchamos cada día.

    En ninguno de los 81 puntos del acuerdo PP-Vox, encontramos una referencia clara a la lucha contra las leyes ‘mordaza’ LGTBI y de género o a la ley de memoria histórica.

    Es de esperar que si PP y C’s impulsan políticas de género, Vox lo denunciará e intentará combatirlas… pero choca que los de Abascal, que conocían los términos del pacto PP y C’s previamente, no hayan añadido medidas de contrapeso

    Mira sin embargo el acuerdo PP y Ciudadanos: en el punto 41 habla de los ‘derechos de las personas LGTBI’ (como si tu actividad sexual te otorgara derechos especiales), de violencia de género y defensa de los derechos de las mujeres (como si el resto de la familia no padeciese la violencia dentro de hogar) y de las celebraciones del día del ‘Orgullo’:

    Y en el punto 34 se menciona lo que más nos temíamos, la ‘perspectiva de género’. Punto que dice claramente que a tus hijos y los míos se les va a seguir lavando el cerebro y adoctrinando, dentro del mismo colegio, en ‘diversidad LGTBI’:

    ¿Va a ser esta la tendencia del Ayuntamiento de Madrid en los próximos cuatro años?

    Es de esperar que si PP y C’s impulsan políticas de género, Vox lo denunciará e intentará combatirlas… pero choca que los de Abascal, que conocían los términos del pacto PP y C’s previamente, no hayan añadido medidas de contrapeso (a las citadas anteriormente) en su pacto con el PP.

    Es verdad que los pactos alcanzados hasta ahora son del Ayuntamiento, cuyo ámbito de actuación está mucho más limitado en relación a la lucha contra las leyes ideológicas.

    Por eso me parece muy buena noticia que Rocío Monasterio se haya plantado en las negociaciones con el PP para investir a Díaz Ayuso en la Asamblea de Madrid hasta que aclaren  qué va a suceder en el Ayuntamiento. Porque lo que nadie entendería es que se dejen ningunear teniendo la llave para que el centro-derecha se haga con el poder.

    Vox debe permanecer firme frente a la presión. Tanto en Madrid, como en el resto de lugares de España donde se están llevando a cabo negociaciones.

    Comentarios

    Comentarios