Hace unos días el vicario apostólico latino de Alepo, en Siria, acusaba directamente a las “grandes potencias” de sostener al Estado Islámico. Estas fueron las palabras de Monseñor Georges Abou Khazen: “Todo esto [la masacre de París] ha sucedido en la indiferencia de la comunidad internacional. Como hemos dicho muchas veces, los grupos terroristas como el Estado Islámico son financiados, armados, adiestrados por las grandes potencias, por intereses puramente económicos y políticos.”

Ignoro las fuentes en las que basa su afirmación este obispo franciscano libanés, como ignoro las alusiones en el mismo sentido que ha hecho el papa Francisco. Sabemos que no se refieren al habitual discurso “progre” acerca del imperialismo y las consecuencias de la colonización. El Vaticano suele tener muy buena información de ciertas regiones y no parece estar propagando ese relato. ¿A qué se refiere entonces el vicario de los católicos de Alepo?

Actuall depende del apoyo de lectores como tú para seguir defendiendo la cultura de la vida, la familia y las libertades.

Haz un donativo ahora

Dos noticias conocidas tras la masacre de París deberían avergonzar a la coalición internacional que combate (un decir) al Estado Islámico.

El petróleo yihadista

La primera se refiere a Estados Unidos, cuyos aviones han bombardeado por primera vez los camiones cisterna del Daesh. Se trata de los vehículos que transportan el petróleo procedente de los territorios que controla el terrorismo islamista, camino de ¿qué mercados? ¿Qué compañías están comprando a bajo precio el petróleo de Siria e Irak? ¿De qué países? ¿Por qué no se ha impedido antes la financiación del Estado Islámico por esta vía, si era tan sencillo como bombardear sus caravanas de camiones cisterna?

¿Por qué se ha esperado más de un año en actuar?

La segunda noticia se refiere a Francia, hoy muy guerrera pero tradicionalmente blanda, casi tan blanda como nuestro propio país.

En cuestión de horas tras los atentados de París, la aviación francesa ha acabado con el centro de reclutamiento del Estado Islámico en Raqqa, la mismísima capital del califato terrorista. Si era tan fácil acabar con la infraestructura de reclutamiento islamista, ¿por qué se ha esperado más de un año en actuar?

El papel de Arabia

¿La información de estas instalaciones estaba en poder solo de Francia o era compartida por otros miembros de la coalición? Y si todos la conocían, ¿por qué no se ha actuado antes?

Es verosímil que la península arábiga tenga algo que ver con la pervivencia del Estado Islámico. Pero también es posible que algunos servicios de inteligencia occidentales alienten determinadas informaciones para desviar la atención sobre su propia responsabilidad en la existencia del terrorismo islamista del Daesh.

Y desde luego la parsimonia, cuando no la pasividad, a la hora de enfrentarse al problema los hace directamente responsables.

Comentarios

Comentarios

Compartir
Jamás pensé que uno pudiera ganarse la vida hablando de la vida de los otros, así que sigo creyendo que no soy un periodista. Dicen que éste, el segundo oficio más viejo del mundo (el que estás pensando es el tercero), se ha profesionalizado. Yo me dedico a intentar disimularlo. Este es mi blog http://mvidalsantos.tumblr.com/