El colegio Juan Pablo II gastará en defenderse de la ley LGTBI 15 veces más que la multa

    La Fundación Educatio Servanda, dueña del colegio, prevé más de 15.000 euros para afrontar las fases administrativa y contenciosa. Los gastos se podrían disparar si el litigio por defender su libertad de opinión y expresión llega al Supremo y a los Tribunales Europeos.

    0
    Juan Carlos Corvera denuncia la persecución a cargo del Gobierno de Cristina Cifuentes / Actuall
    Juan Carlos Corvera denuncia la persecución a cargo del Gobierno de Cristina Cifuentes / Actuall

    Como es conocido, el director del Colegio Juan Pablo II de Alcorcón, Carlos Martínez, fue multado por la Comunidad de Madrid por disentir de las leyes de imposición de los dogmas de la ideología de género en la región presidida por Cristina Cifuentes.

    Dentro de lo malo, se le impuso una sanción económica de 1.000 euros que queda lejos de la máxima prevista (45.000 euros), insistimos por discrepar de los postulados de fondo y las disposiciones concretas de una legislación que lesiona con gravedad el derecho a la libertad de opinión, de conciencia y de cátedra así como el de libre expresión o el de libertad empresarial.

    Actuall depende del apoyo de lectores como tú para seguir defendiendo la cultura de la vida, la familia y las libertades.

    Haz un donativo ahora

    Pero si el ciudadano sancionado en cuestión quiere defender sus derechos, en realidad la factura es mucho más elevada.

    La Fundación Educatio Servanda, propietaria del Colegio Juan Pablo II ha hecho pública una hoja de transparencia con todos los datos al respecto.

    Balance de gastos publicado por la Fundación Educatio Servanda.
    Balance de gastos publicado por la Fundación EduBalance de gastos publicado por la Fundación Educatio Servanda.catio Servanda.

    Así, en el balance a finales de diciembre de 2017, estiman que sumando los costes de abogados en el proceso administrativo y en el Contencioso, más el pago de la multa y algunos gastos de gestión de los donativos recibidos, en realidad el coste se multiplica por 15 respecto a la sanción inicial.

    En concreto, la Fundación Educatio Servanda prevé unos gastos en esta fase de defensa de 15.782,10 euros, en los que se incluyen los 1.000 euros de multa que ha puesto de su bolsillo el director del colegio, para que los donativos se destinen principalmente al pago de abogados.

    De esta manera, y restando al gasto previsto lo ingresado en forma de donativos bien a través de plataformas (8.900 €), por transferencia (2.068 €) o en efectivo (30 €) y el pago de la multa (un total de 11.998€), el balance arroja un déficit de 3.784,10 euros. 

    La Fundación Educatio Servanda denuncia la «permanente construcción de noticias falsas, fraudulentas y malintencionadas, desde grupos radicales totalitarios» contra sus colegios

    Pero la cosa puede empeorar desde el punto de vista financiero si el proceso se alarga hasta llegar al Tribunal Supremo y a los Tribunales Europeos, por el coste de los abogados.

    La Fundación Educatio Servanda tiene disponible una página en la que se pueden hacer aportaciones para el desarrollo de su trabajo educativo y el cumplimiento de su misión social, incluida la defensa de sus profesionales.

    Esta misma semana la Fundación Educatio Servanda que preside Juan Carlos Corvera ha difundido un comunicado en el que denuncia «la persecución ideológica que sufre desde hace más de un año, basada en la permanente construcción de noticias falsas, fraudulentas y malintencionadas, desde grupos radicales totalitarios».

    También te puede interesar:

    Director del colegio Juan Pablo II: «Si discrepas, te acusan de homofobia y te multan»

    Comentarios

    Comentarios

    Nicolás de Cárdenas fue inoculado por el virus del periodismo de día, en el colegio, donde cada mañana leía en su puerta que “la verdad os hará libres”. Y de noche, devorando los tebeos de Tintín. Ha arribado en su periplo profesional a puertos periodísticos de papel, internet, televisión así como a asociaciones cívicas. Aspira a morir diciendo: "He combatido bien mi combate, he corrido hasta la meta, he mantenido la fe".