Veto del sindicato de estudiantes a los varones (heterosexuales) en Cambridge

    Un curso ofrecido dentro de las actividades de la Semana de la Salud Mental de Cambridge se encuentra sólo “abierto a mujeres y gente no-binaria”. El sindicato de estudiantes de la Universidad de Cambridge tiene un presupuesto de más de 730.000 euros.

    0
    Evie Aspinall, presidente del Sindicato de Estudiantes de la Universidad de Cambridge.
    Evie Aspinall, presidente del Sindicato de Estudiantes de la Universidad de Cambridge.

    Estos días se celebra la Semana de la Salud Mental en la Universidad de Cambridge. Diferentes facultades e instituciones de su entorno han organizado actividades de distinto tipo. El Colegio de Medicina Clínica, por ejemplo, está ofreciendo desde clases de danza latina hasta cursos dirigidos a familias jóvenes con el objetivo de que controlen bien las cuentas, sin olvidarse de unas sesiones de fisioterapia que suelen ser muy populares como podrán imaginar.

    La normalidad de la semana duró hasta que recibí un mensaje de un amigo que trabaja en dicha Universidad y al que le había llegado el programa del Sindicato de Estudiantes de la Universidad de Cambridge. Me envió fotografías de los eventos planeados y entre ellos me señaló uno en concreto que tendrá lugar hoy a las seis de la tarde, no sin antes escribir con cierta sorna: “Ea, ya tienes algo de lo que escribir”.

    Actuall depende del apoyo de lectores como tú para seguir defendiendo la cultura de la vida, la familia y las libertades.

    Haz un donativo ahora

    El taller tiene por título ‘Foro WomCam: cuidado colectivo’ y para sorpresa de mi amigo –yo ya no me sorprendo de los totalitarios que pretenden enfrentar a la sociedad- ponía bien claro y en mayúsculas que sólo estaba “abierto a mujeres y gente no-binaria” o a sensu contrario, que los únicos que no eran bien recibidos eran los hombres heterosexuales, o “binarios” como suelen denominarnos.

    Es siempre interesante conocer un poco a las personas que están detrás de este tipo de organizaciones y he querido enfocarme en su presidente actual, Evie Aspinall, quien cursó los estudios de Ciencias Humanas, Sociales y Políticas. En una entrevista que le hicieron el año pasado cuando fue elegida para el cargo defendió que su tarea era impulsar una “agenda política” para proteger a los estudiantes. Me pregunto si también quiere defender a los estudiantes del “hombre heterosexual”. No le faltó tiempo para quejarse de la escasa financiación que recibían y estoy seguro de que están ustedes deseando saber cuál es el presupuesto de este año. Pues yo se lo digo. Más de 640.000 libras esterlinas (más de 733.000 euros). Sí, lo han leído muy bien. Más de medio millón de libras se gastan estos señores en representar a los estudiantes. Este dinero viene de la Universidad y sus Colegios, entre las fuentes de financiación más destacables. Pero lo mejor no es eso. Cada miembro elegido cobra más de 20.000 libras año.

    Otra de las personas que cobran esta cantidad es Claire Sosienski, la encargada de la sección de Mujeres y no tiene desperdicio. En su perfil establece que “su prioridad para este año es romper con el discurso feminista neoliberal que entiende que los cambios provienen del individuo y que se enfoca sólo en cuerpos blancos y cisgénero. No habla ya ni de personas blancas heterosexuales, sino de “cuerpos”. Típica técnica de despersonalizar al enemigo.

    Sirva este humilde artículo para que vayamos dándonos cuenta de las batallas ideológicas que por ahora sólo están empezando a crecer pero que estoy seguro de que seguirán aumentando a pasos agigantados y sufriremos sus graves consecuencias, a no ser que cada uno pongamos nuestro granito –o saco- de arena.

    Comentarios

    Comentarios