#8M El heteropatriarcado no existe, pero el feminazismo sí

    ¿Qué es el heteropatriarcado? Ni idea. Un mito acuñado para hacernos creer a las mujeres occidentales que estamos oprimidas. Por cierto, ¿hay heteropatriarcado en Marruecos, India, Irán, Emiratos Árabes…? No he visto ninguna protesta feminista delante de sus embajadas.

    0
    Una joven participa en una marcha feminista en Managua (Nicaragua) /EFE
    Una joven participa en una marcha feminista en Managua (Nicaragua) /EFE

    En estos días previos al 8 de marzo, que hasta hace unos años era el de la Mujer Trabajadora, proliferan hasta el hartazgo las soflamas supremacistas feministas. Y la palabra talismán, la estrella de la fiesta, es el heteropatriarcado. ¿Qué es el heteropatriarcado? Ni idea. Un mito acuñado para hacernos creer a las mujeres occidentales que estamos oprimidas, sojuzgadas y que todas somos maltratadas. Hay que combatir el hetropatriarcado.

    No se pierdan este manual de iniciación. Si es usted mujer en España es víctima del heteropatriarcado. Aunque no lo sepa. Si va en transporte público, observe a los varones que le rodean. Como le miran amenazantes. Sus gestos, su talante, los más pequeños detalles rezuman micromachismo. ¿Y sus compañeros de trabajo? ¿Ha visto cómo hablan de fútbol los lunes por la mañana? Es insufrible. Y algunos hasta juegan a ese deporte brutal y acuden a los estadios.

    Actuall depende del apoyo de lectores como tú para seguir defendiendo la cultura de la vida, la familia y las libertades.

    Haz un donativo ahora

    Y qué me dicen de sus novios, maridos o amigos. Es inaceptable que nos digan a las mujeres algo agradable estilo “que guapa estás”. O que llamen a una niña “princesa”. O que regalen muñecas para perpetuar la dictadura heteropatriarcal que nos ahoga.

    Yo no sé cómo cuadra el heteropatriarcado con las leyes LGTBI. Como ha recordado recientemente mi compañero y amigo Javier Villamor, si los sexos han sido erradicados porque la normativa asegura que ‘mujer’ o ‘varón’ son construcciones artificiales que no se corresponden con la realidad porque cada uno es del género con el que se identifique, ¿cómo podemos celebrar el día de la mujer? El mismo hecho de hablar de ‘mujer’ es una trampa heteropatriarcal. No hay mujeres, no hay hombres. Hay identidades sexuales, orientaciones infinitas según la autopercepción de cada individuo.

    Ahora pueden explicar que si Vd. cuida a sus hijos mientras su marido lleva el coche al taller, es una víctima del heteropatriarcado. Aunque Vd. sea alta ejecutiva en una empresa y su marido un auxiliar administrativo en el ministerio de Igualdad

    Por cierto, ¿hay heteropatriarcado en Marruecos, India, Irán, Emiratos Árabes…? No he visto ninguna protesta feminista delante de sus embajadas. Me habré despistado.

    Si han logrado llegar hasta aquí, felicidades. Ya han aprendido algo. Ahora pueden explicar que si Vd. cuida a sus hijos mientras su marido lleva el coche al taller, es una víctima del heteropatriarcado. Aunque Vd. sea alta ejecutiva en una empresa y su marido un auxiliar administrativo en el ministerio de Igualdad.

    En definitiva, lo del heteropatriarcado sirve para dar mítines e impartir conferencias y llevar a cabo talleres pagados con nuestros impuestos. Y mantener los chiringuitos feministas. Así que pueden desconectar cuando este viernes les aburran hasta la saciedad con el mantra feminista.

    Lo que sí existe es el feminazismo o feminismo supremacista. Es decir, la ideología que, lejos de pretender la igualdad entre hombres y mujeres, aspira a someter al varón, sojuzgarlo, humillarlo. Y lo considera, naturalmente, un maltratador en potencia. He aquí algunos ejemplos:

    Manuela Carmena, alcaldesa de Madrid: “La violencia está incardinada en el ADN de la masculinidad”.

    -La directora del Instituto de Enseñanza Secundaria de un pueblo de Huelva pretende castigar sin recreo a los chicos el 8 de marzo, Día de la Mujer, ¡sólo por el hecho de ser varones!. HazteOir.org lo cuenta aquí.

    -La Policía Municipal de Bilbao se vio obligada a retirar un ‘tuit’ el día de San Valentín en el que proporcionaba un teléfono para que llamaran pidiendo ayuda las personas maltratadas, fueran hombres o mujeres. Las feminazis obligaron a eliminar el mensaje.

    Podemos quiere que en todos los colegios públicos de España los alumnos y las alumnas tengan una asignatura de Feminismo que abordará, entre otras cuestiones, la «igualdad afectivo sexual reproductiva». O sea, aborto y adoctrinamiento sexual desde la más tierna infancia.

    -Según El País, es “micromachismo” es, por ejemplo “asumir continuamente la heterosexualidad de las mujeres y de otros hombres” o preguntar a tu sobrina “si le gusta algún chico”.

    Jesús Muñoz, un padre de familia, ha vivido un calvario a causa de las denuncias falsas presentadas por su exmujer, instigada por el feminismo radical.

    Seguro que ustedes conocen más casos. Les aseguro que el feminazismo, como explica HazteOir.org en este documento inspirado en las reflexiones de la escritora Alicia Rubio, existe.

    Feminismo y feminazismo.
    Feminismo y feminazismo.

    Comentarios

    Comentarios