Bandera LGTBI con manchas de sangre
Bandera LGTBI con manchas de sangre

El pasado viernes 20 de julio la oficina de Prensa de la Audiencia Provincial de Navarra hacía pública que la Sección Primera de la Audiencia Provincial absolvía a un hombre para el que la fiscalía solicitaba ocho años de prisión por una agresión sexual a otro hombre, así como otros dos años de prisión por lesiones.

Al ahora absuelto se le acusaba de haber obligado a un exparejo (masculino) a realizarle una felación. Sin embargo la Sala entiende que no medió violencia ni intimidación. Se da la particularidad que la Audiencia sí entiende probado que el acusado, después de la relación sexual, golpeó al víctimo y le agredió en la cabeza con un vaso de cristal, provocándole una herida incisocontusa. No obstante, y a pesar de dar por probado esto extremo, no condena por cuanto el víctimo se acogió a su derecho a no declarar contra su exparejo.

Actuall depende del apoyo de lectores como tú para seguir defendiendo la cultura de la vida, la familia y las libertades.

Haz un donativo ahora

No obstante, esta noticia no ha llamado la atención de los medios, aquellos que a raíz de la sentencia de ‘La Manada’ (que casualidad, dictada también por la Audiencia de Navarra) se han desatado en todo tipo de críticas con nuestra legislación penal.

“A la hora de aplicar el Código Penal sí existen sesgos, pero siempre a favor de la mujer y en contra del hombre, y nunca al contrario”

Esta sentencia manifiesta la hipocresía y las mentiras de los lobbys de presión del movimiento de odio de género, pues demuestra varias cosas, a saber:

1.- Que la violencia en parejas homosexuales existe, pues son tan violentas como las parejas heterosexuales o más aún.

2.- Que son unos hipócritas cuando quieren suprimir el derecho de una mujer a no declarar contra su esposo, pues sostienen que si las mujeres usan ese derecho es por temor a su maltratado… ¿y éste maltratado no pudo actuar bajo el mismo temor… o no es posible porque es hombre?

3.- Si se ha demostrado la violenta agresión que sufrió… ¿No parece un poco chocante que no se dé por probada la agresión sexual? ¿O es que a una mujer hay que creerla aunque no tenga lesión alguna pero a un hombre, aun teniendo lesión, no se le debe creer?

4.- Finalmente demuestra lo absurdo del lenguaje sexista, pues cuando la víctima es un hombre no hablan de víctimo, y cuando la pareja es homosexual no hablan de parejo.

En fin que esta nueva sentencia de la Audiencia Provincial de Navarra demuestra que, en efecto, a la hora de aplicar el Código Penal sí existen sesgos, pero siempre a favor de la mujer y en contra del hombre, y nunca al contrario, como se demuestra que a los miembros de ‘La Manada’, ante una acusación de agresión se les ha condenado por abuso por no haberse acreditado la violencia o intimidación; y en este caso, como la víctima y el verdugo eran hombres, al acusado, al no haberse acreditado la violencia o intimidación, en vez de condenarle por abusos se le ha absuelto.

Conclusión: los hombres sí están desprotegidos, pues para los abusos homosexuales si hay barra libre… Cuidado de a quién dais la espalda.

Comentarios

Comentarios

Compartir
Católico ultramontano por convicción, padre de familia por vocación contrarrevolucionaria, abogado de familia por apostolado cívico, legitimista por piedad filial, rotundo por carácter. En todos los órdenes de la vida ejerzo el activismo en las causas perdidas, pues no lucho por la satisfacción de la victoria, sino por la adhesión militante a la Verdad: a nosotros solo nos corresponde la gracia del combate, el triunfo es siempre de Cristo.