Carta abierta de Luis Losada a Peña Nieto por el matrimonio homosexual

    "Señor Peña Nieto, dice querer escuchar pero no escucha a las 1.400 organizaciones sociales que se han manifestado contra el matrimonio homosexual. La ciudadanía ha hablado alto y claro".

    0
    Publicación del presidente de México, Enrique Peña Nieto
    Publicación del presidente de México, Enrique Peña Nieto / Facebook

    Peña Nieto ha publicado un post en Facebook sobre la aprobación del matrimonio homosexual y me he permitido contestarle.

    «Sr. Presidente Peña Nieto:

    Algunas personas creen que La Sexta da información.

    Suscríbete a Actuall y así no caerás nunca en la tentación.

    Suscríbete ahora

    Con el debido respeto, no me queda claro de su post si la iniciativa del 17 de mayo es suya, de su gobierno o de la Corte. En realidad no me queda claro si fue de la ONU o del FMI que pocos días después libró un crédito de 88 millones de dólares a México, nación supuestamente libre y soberana.

    Debe saber que la decisión de la Corte no obligaba a reforma Constitucional. La decisión es suya y de su gobierno. No se extrañe que este domingo muchos ciudadanos le den la espalda por esto.

    Dice que todavía quedan “resistencias basadas en tabúes”. No menosprecie la tradición milenaria del matrimonio, base la familia, colchón social y célula básica de la sociedad. La institución matrimonial como la unión estable de un hombre y una mujer con vocación de permanencia y de descendencia no es fruto de la cultura azteca, ni siquiera de la Iglesia. Mucho menos de extraños tabúes. Es la institución natural que permite la vertebración social, la crianza y socialización de los menores y la solidaridad intergeneracional.

    Afirma que no va a permitir que “las creencias de algunos limiten los derechos de otros”. Debe saber que el matrimonio entre personas del mismo sexo no ha sido calificado como derecho en ningún tratado internacional. Ninguno.

    Enrique Peña Nieto
    Enrique Peña Nieto, presidente de México / EFE

    Debe saber también que de su iniciativa los padres que apostamos por el matrimonio veremos nuestros derechos limitados por las “creencias” de la minoría LGTB. ¿Nuestros derechos a la libertad de expresión y a la educación de nuestros hijos no cuentan?

    Afirma que su iniciativa ha sido consensuada con académicos, organizaciones de la sociedad civil y ciudadanos. ¿Quiénes? Los ciudadanos salimos este miércoles a las calles a manifestar nuestro rechazo a su iniciativa. Más de 1.400 organizaciones sociales se han unido en el Frente Nacional por la Familia para defender el matrimonio y evitar el ‘blindaje’ de la matrimonialización de las uniones homosexuales en la Constitución Federal. ¿Por qué no escucha a estas 1.400 organizaciones sociales?

    ¿Por qué no escucha a los miles de ciudadanos que este miércoles salieron a las calles de 34 ciudades mexicanas a mostrar su defensa del matrimonio y en contra de su iniciativa?

    «Esconde que la mayoría de los mexicanos rechazan la adopción gay»

    No pretenda ‘vestir’ como democrática una iniciativa que resulta antidemocrática, que despierta el rechazo social y que no había sido reclamada más que por grupúsculos minoritarios. Si realmente quiere ser democrático, si realmente quiere reducir el déficit democrático, de trámite a la iniciativa legislativa popular respaldada por más de 240 mil mexicanos que quieren la protección constitucional del matrimonio hombre-mujer.

    Dice querer “recoger recomendaciones”, pero honestamente no veo que esté recogiendo el sentir de la calle libremente expresado este miércoles.

    Se agarra a que las encuestas avalan su iniciativa. Esconde sin embargo que la mayoría de los mexicanos rechazan la adopción gay. Y como sabe, no es posible legalizar un matrimonio sin adopción. Los homosexuales no tienen derecho a adoptar; los heterosexuales tampoco. Quien tiene derecho a un padre y a una madre son los ninos.

    Afirma en su post que quiere “abrir una conversación más allá de sus fronteras”. Me alegra escucharlo. Sabrá que este jueves ha habido concentraciones en las embajadas de México en Argentina, Chile, Colombia, Ecuador, Guatemala, El Salvador, Estados Unidos, España, Italia y Rusia.

    Espero que escuche también la voz del exterior que rechaza sus propuestas por resultar contrarias a sus tradiciones culturales judo-cristianas y su sistema jurídico.

    Por último afirma no desear que existan ciudadanos de primera y de segunda. Nosotros tampoco. Por eso no entiendo porque pretende criminalizar a quien ose disentir, en una violación abierta del derecho a la libertad de expresión y de sentimiento.

    La ciudadanía ha hablado alto y claro. Y probablemente hablará en las urnas el próximo 5 de junio. Está a tiempo de rectificar. Hágalo con urgencia. Cuando se toca fondo, no es obligatorio profundizar…

    Comentarios

    Comentarios

    Soy economista de profesión y periodista de vocación. Como decía José Ignacio Rivero, director del Diario de la Marina, decano de la prensa de Cuba (otros tiempos), "el periodismo es en lo externo una profesión y en lo interno un sacerdocio". Colaboro en diversos medios y soy editor de campañas de CitizenGO.