Mujer / Montserrat Benavides

Se preguntarán ustedes qué tiene que ver el titular de este artículo con la entradilla. Y paso a explicárselo a continuación. Verán, escribo estas líneas absolutamente ‘indignada’ -a ver si con esta palabra tan ‘progre’ alguien me hace caso-.

Me ha llegado un cargo de 240 euros tras conseguir que mi empleada del hogar tenga sus “papeles” después de cuatro años en España en los que, por supuesto, no ha podido ver a su familia.

Actuall depende del apoyo de lectores como tú para seguir defendiendo la cultura de la vida, la familia y las libertades.

Haz un donativo ahora

Resulta que hago las cosas bien, contrato a una persona necesaria en una casa en la que somos familia numerosa y gestiono su documentación por arraigo. No saben los botes que daba el pasado mayo cuando supo, cinco meses después de haber iniciado su tramitación, que por fin tenía todo en regla, por fin el ansiado permiso de residencia y de trabajo.

Familia numerosa 

Lloraba de alegría mientras daba saltos porque iba a poder viajar estas Navidades a ver a su familiares, entre ellos una niña de 11 años que ha estado privada de su madre por necesidad más de una tercera parte de su vida.

Los empleadores han constatado en los cargos mensuales de la Seguridad Social un alza del 20% en las cuotas. ¡Se dice pronto!

En 2012 había entrado en vigor una ley para integrar a los empleados de hogar en el régimen general de la Seguridad Social. Los Presupuestos Generales del Estado contemplaban un descuento del 20% en las cuotas mensuales que pagan a la Seguridad Social los empleadores que dan de alta por primera vez a trabajadores dentro del sistema especial para empleados de hogar, pero resulta que quedó sin efecto en julio, con nocturnidad y alevosía por no haberse incluido expresamente su continuidad en la última ley de Presupuestos. Así, los empleadores han constatado en los cargos mensuales de la Seguridad Social un alza del 20% en las cuotas. ¡Se dice pronto!

Pero ahí no queda la cosa. Como familia numerosa de carácter general, nos tendríamos que beneficiar de un descuento del 45 por ciento por tener a una persona que cuida a los peques en casa. Y el requisito es que los padres trabajen fuera de la vivienda. ¡Pues también va ésta con queso! Resulta que trabajo en régimen de autónomo desde el pasado 2013 y la empleada que amablemente nos ha atendido en la Seguridad Social dice que tengo que demostrar que trabajo fuera de casa.

Resultado de imagen de empleada hogar
Mire usted, que soy periodista y trabajo en comunicación y eventos.
  • Pues es que un taxista está claro que trabaja fuera de casa, pero usted…

“Va a ser que los que teletrabajan como autónomos con familia numerosa no necesitan a alguien que les quite a los niños de la chepa para poder hacer su trabajo”

Va a ser que las entrevistas son siempre ahora por teléfono o por correo electrónico, que todas las reuniones se mantienen por Hangout o por Skype -sobre todo con las instituciones públicas, ji, ji- que los viajes no hacen falta en las responsabilidades que me atañen… Y va a ser que si un día teletrabajo en casa no necesito a alguien que me quite a los niños de la chepa para poder escribir, conectarme a una teleconferencia o hacer una llamada telefónica ¡No se lo van a creer ustedes, pero me piden un documento de mis empleadores que certifique que es así!

La verdad, estoy muy cansada. ¿Por qué las leyes y el poder político benefician a determinados grupos y dejan al margen a otros? Ayudas para madres solteras, separadas o divorciadas; ayudas para víctimas de violencia de ‘género’ o doméstica; apoyo a familias con necesidades especiales, es decir, familias con enfermos graves, con mayores, familias inmigrantes, de empleados en el servicio exterior, y también para lesbianas, gays, transexuales, bisexuales y nuevas formas familiares, la ‘diversidad familiar’…..

Ahora me quejo como receptora de ayudas para familias numerosas. ¡Ya ven lo que me han dicho por ser autónoma!. Y luego la ministra Báñez se llena la boca diciendo todo lo que nos ayuda a los autónomos. De esto hablaré otro día…

Y ahora dirán los distintos grupos a los que cito que soy racista, machista, homófoba, tránsfoba, ultraconservadora y ultracatólica. ¿Mujer casada, con familia numerosa, heterosexual, no maltratada, blanca, católica y autónoma…. busca… IGUALDAD Y JUSTICIA!

Comentarios

Comentarios

Compartir
Cuenta con más de 20 años de experiencia profesional en redacción de noticias, gestión de contenidos informativos, gestión de medios de comunicación, relación con periodistas y comunicación corporativa. La mayor parte de su carrera profesional la ha desarrollado en Europa Press, donde concluyó su etapa profesional como subdirectora de Sociedad. Ha sido profesora colaboradora de la Universidad San Pablo CEU y de la Villanueva. Ha sido directora adjunta de este diario. En la actualidad, colabora con la agencia EFE y las revistas Mundo Cristiano Farmanatur y Mi Herbolario. Es licenciada en Periodismo y doctora en Ciencias de la Información por la Universidad San Pablo CEU y colabora en varias empresas y asociaciones en Comunicación Corporativa.