Marcha por la Familia de Ecuador
Marcha por la Familia de Ecuador

¿Se puede enviar a alguien a la cárcel por defender un par de obviedades? A saber, que el matrimonio sólo puede ser entre hombre y mujer, no entre dos varones; y que los padres tienen derecho a elegir la educación de sus hijos.

En Ecuador sí. O al menos eso es lo que pretende la mafia LGTB que ha denunciado ante los tribunales a cuatro obispos y varios pastores evangélicos por la gran marcha #ConMisHijosNoTeMetas del pasado 14 de octubre, que reunió nada menos que a un millón de ciudadanos ecuatorianos.

Actuall depende del apoyo de lectores como tú para seguir defendiendo la cultura de la vida, la familia y las libertades.

Haz un donativo ahora

La semana pasada, tuvieron que comparecer para declarar ante el Tribunal de Garantías Penales de Quito.

Se trata de los obispos monseñor Eugenio Arellano Fernández (presidente de la Conferencia Episcopal Ecuatoriana y obispo de Esmeraldas); monseñor Luis Cabrera Herrera (vicepresidente de la CEE y obispo de Guayaquil); René Coba Galarza (obispo castrense del Ecuador y Secretario General de la Conferencia).

Y de los pastores Fredy Guerrero (Movimiento Vida y Familia); Jaime Cornejo (Movimiento Vida y Familia); pastor evangélico Fernando Lay (Movimiento Vida y Familia) y Estuardo López (Movimiento Vida y Familia y presidente de la Confraternidad Evangélica Ecuatoriana).

El lobby LGTB había pedido medidas cautelares para que se prohibiera la marcha #ConMisHijosNoTeMetas del pasado 14 de octubre.

Tras 6 horas de audiencia y dos de deliberación, se resolvió que no había lugar a las medidas cautelares puesto que la marcha ya se había producido, ya eran hechos consumados.

A la salida de la audiencia, los LGTB insultaron y agredieron verbalmente a los obispos y a los pastores.

El miércoles 24 los obispos tienen un nueva cita en los juzgados de lo penal de Quito.

Y ahora pretenden que los prelados vuelvan a comparecer ante el juez. El lobby LGTB pide lo que se llama acción de protección y habrá una nueva vista el próximo miércoles a las 8.00 am en los juzgados de lo penal de Quito.

Es obvio que hay un pulso entre el lobby LGTB y la inmensa mayoría de la ciudadanía, contraria a la imposición de la Ideología de Género, como quedó demostrado en la manifestación #ConMisHijosNoTeMetas

Los activistas LGTB apelan al victimismo y mezclan churras con merinas. Dicen, por ejemplo, que autorizar una marcha como la de #ConMisHijosNoTeMetas implica atizar el odio: “con esos discursos de odio genera un entorno, un ambiente más hostil para nuestras existencias”.

Desgraciadamente, mientras que la ciudadanía va por un lado, el Gobierno va por otro.

El presidido por Lenin Moreno está más bien a favor de la ideología LGTB, como proclamó el propio mandatario.

Y el expresidente, Rafael Correa, que inicialmente fue crítico con la ideología de género por ser “peligrosísima” para el país, posteriormente cambió de postura y luego defendió la perspectiva “Gender”.

El exmandatario presume de avanzar en la  “creación de una política integral para las personas LGTBI” y en introducir la perspectiva LGTB en los currículos escolares.

Te puede interesar:

Más de un millón de personas se manifiestan en defensa de la familia y la vida en Ecuador

Comentarios

Comentarios

Compartir
Sueño con aportar mi granito de arena para cambiar el mundo. Tal vez el periodismo no sea el mejor camino para ello pero es lo que mejor se me da.