El presidente de Brasil, Michel Temer.
El presidente de Brasil, Michel Temer.

Pero no cualquier hombre. No incluye, por ejemplo, a presos que requieren de libertad para sustentar a sus progenitoras en la vejez o enfermedad, por ser, por ejemplo, hijos únicos, sino solo a un tipo de hombres. A aquellos que afirmante son ¡mujeres!

El presidente Michel Temer firmó el polémico decreto el viernes 11 de mayo con motivo de la festividad que se celebra anualmente el segundo domingo de mayo.

Actuall depende del apoyo de lectores como tú para seguir defendiendo la cultura de la vida, la familia y las libertades.

Haz un donativo ahora

La determinación del jefe de Estado concede, por primera vez, el beneficio a “mujeres transexuales”, o sea, hombres que dicen ser mujeres, y que en su registro civil ya conste la alteración de ‘género’.

El texto no ofrece indulto pleno. El perdón es parcial, va de uno a tres cuartos de la pena, pero contempla la posibilidad de que, en algunos casos, el juez competente trasforme el resto de la condena a ser cumplida en restricción de derechos.

Son beneficiadas mujeres condenadas por crímenes sin violencia o grave amenaza, que no hayan cometido alguna “falta grave” en el último año en prisión y tengan hijos hasta 12 años de edad o con cualquier edad desde que sean deficientes.

El perdón también se extiende a abuelas, mujeres indígenas, embarazadas y a aquellas que hayan sufrido un aborto natural dentro de la prisión, o estén gravemente enfermas o con disturbios mentales, aunque no tengan hijos.

Otro aspecto polémico del indulto es que contempla el perdón a presas por crímenes vinculados al narcotráfico, que son, según cifras oficiales, 62 por ciento de las condenadas.

El texto integral del decreto, en portugués puede leerse aquí.

De acuerdo con un informe del Departamento Penitenciario Nacional, publicado en 2016, hay 42 mil 355 mujeres presas. La población carcelaria total es de poco más de 726 mil personas.

No hay datos oficiales sobre el número de hombres presos que están civilmente registrados con identidad femenina en Brasil

El estudio revela que solo 26 por ciento de ellas no tiene hijos, aunque 62 por ciento se declara ‘soltera’, o sea nunca estuvo casada ni en unión civil.

No hay datos oficiales sobre el número de hombres presos que están civilmente registrados con identidad femenina en Brasil, lo que parece evidenciar en la decisión presidencial un trasfondo ideológico.

Para Andressa Olivera, portavoz de Madres Unidas, una organización ciudadana que atiende a madres en situación de vulnerabilidad social o psicológica, la inserción de transexuales como beneficiarios del indulto para progenitoras “es, cuando menos, ridícula e innecesaria”.

“Hombres que se definen a sí mismos como mujeres ‘trans’ pueden ser beneficiados, como cualquier otra persona, hasta mujeres que no son madres, en el indulto natalino que el presidente decreta anualmente y que beneficia a presos independientemente del sexo. Esto es un abuso y una burla para las madres de verdad. Un hombre jamás podrá ser una madre. Es de sentido común”, advierte.

Para el abogado Leonardo Mourão la inserción de ‘transexuales’ en el indulto parece ‘forzada’. “Puede inferirse que hay una motivación ideológica, más que humanitaria, en este aspecto particular de la decisión presidencial, si no, ¿porque no contemplar simplemente a todas las mujeres?”.

“¿Por qué no es considerada, por ejemplo, aquella presa que, sin tener hijos, tiene hermanos menores que requieren de el fruto de su trabajo para subsistir, por ejemplo? ¿O mujeres que no tienen hijos y que requieren sustentar a sus padres ancianos?”

Se entiende que este es un indulto para madres, por lo tanto, debería beneficiar, en virtud de su especificidad, solo a mujeres que han concebido hijos y que aún dependen de ellas. Parecería que ciertos sectores aprovechan cualquier oportunidad para imponer una perspectiva que desconsidera las diferencias naturales”, apunta.

Según el ministro de Seguridad Pública, Raúl Jungmann, antes de la firma del indulto, el gobierno consultó a Luís Roberto Barroso, magistrado del Supremo Tribunal Federal, sobre los términos del texto, parar cualquier ‘polémica’.

Pues bien, hay contenido ‘polémico’ en el cuerpo del decreto y fue precisamente el ministro Barroso, conocido por su intenso activismo en favor del aborto y de la agenda de ‘género’ en el ámbito judicial, quien dio luz verde al gobierno.

Comentarios

Comentarios

Compartir
Es periodista y corresponsal de Actuall. Formado en ciencias de la comunicación. Actualmente reside en Brasil con su esposa e hijos.