La violencia de género no existe

    No hay una violencia mejor que otra, y mucho menos en función de quién la ejerza. Sea del sexo que sea. Lo único que existe es violencia en los hogares, y mucha. Y de todos contra todos. Violencia física, violencia moral, violencia psicológica.

    0
    Un grupo de manifestantes el 16 de mayo de 2018 exigiendo el cumplimiento del Pacto de Estado sobre la Violencia de Género.
    Un grupo de manifestantes el 16 de mayo de 2018 exigiendo el cumplimiento del Pacto de Estado sobre la Violencia de Género.

    Qué pesado está el personal con el temita. Ahora está de moda acusar de cómplices de asesinato a quienes consideran que la violencia de género es un invento y la LDVG un abuso.

    La desvergüenza es muy grande y se suman al carro, políticos como Susana Díaz, periodistas de todos los colores y tertulianos de todo pelaje.

    Actuall depende del apoyo de lectores como tú para seguir defendiendo la cultura de la vida, la familia y las libertades.

    Haz un donativo ahora

    Una extraña razón les hace defender a capa y espada que se trata de una violencia asociada al género, que no sexo. Entiendo que para ellos es igual de cabrón y violento un hombre que una mujer que se siente hombre.

    Y en eso les doy la razón, hay que tratar igual al hombre que a la mujer. No hay una violencia mejor que otra, y mucho menos en función de quién la ejerza. Sea del sexo que sea.

    La gente alza la voz y los del chiringuito cada vez están más nerviosos. Y como cada vez están más nerviosos, lanzan a sus perros de presa contra quienes alzan la voz

    Lo único que existe es violencia en los hogares, y mucha. Y de todos contra todos. Violencia física, violencia moral, violencia psicológica. Hay violencia en el matrimonio, entre hermanos, de los hijos contra los padres y de los padres contra los hijos. Esa es la realidad.

    Pero me imagino que hay una estructura montada que hace rentable convertir al varón en enemigo. No me imagino cuánta gente debe vivir de esto. Y puesto que es un negocio muy rentable, hay que conservarlo, y por ello necesitamos tener al personal caliente. Y por ende, nuestras reclamaciones deben ser cada vez más salvajes. Y como nuestras reclamaciones deben ser cada vez más salvajes, hoy le quitamos al varón la presunción de inocencia y, en consecuencia, mañana ejerceremos el control sobre él a través de denuncias falsas. Y como mañana ejerceremos el control sobre él con denuncias falsas, hoy hay miedo. Y como hay miedo, la gente alza la voz y los del chiringuito cada vez están más nerviosos. Y como cada vez están más nerviosos, lanzan a sus perros de presa contra quienes alzan la voz.

    Y una vez más, la avaricia rompe el saco. Mucha gente ha dicho basta a tanto sinsentido. Sinsentido que por otra parte, y como dice Laje, no sería posible sin el poder del Estado. Porque ya me diréis vosotros cómo sino conseguimos hacer creer incluso a los hombres, que por el solo hecho de serlo, son unos cabrones, violadores y asesinos y que deben pedir perdón por lo que algún día harán de seguro, solo por haber nacido con un pene entre las piernas.

    Comentarios

    Comentarios