Lorena Peña, protagonista del marxismo cultural en El Salvador

    Es muy buena señal que otras voces dentro de la sociedad civil se estén pronunciando contra el totalitarismo ideológico del marxismo cultural que mata, empobrece y deshumaniza.

    0
    Lorena Peña

    Lorena Peña es una diputada salvadoreña, ex guerrillera, miembro de la cúpula del partido Frente Farabundo Martí para laLiberación Nacional (FMLN) y fundadora del movimiento feminista “Las Mélidas”. Es la figura política protagonista del marxismo cultural en El Salvador.

    En octubre del 2016 presentó un proyecto de ley para legalizar el aborto y con ello aumentó el acoso del lobby a nivel internacional para financiar campañas e iniciativas legislativas que impulsen la Ideología de Género en El Salvador.

    Actuall depende del apoyo de lectores como tú para seguir defendiendo la cultura de la vida, la familia y las libertades.

    Haz un donativo ahora

    Peña ya excedió la cantidad de años permitidos para ser reelegida como diputada de la Asamblea Legislativa, por lo que la deuda en mora con el colectivo feminista debe ser saldado antes de terminar su período legislativo. Esto explica porque en los últimos años ha dedicado más trabajo a favorecer los intereses de los grupos de poder que garantizarán su vigencia como referente político en el país.

    «Lorena Peña reconoce que estos temas son impopulares en la sociedad salvadoreña que es mayoritariamente conservadora»

    Esto concuerda con su viaje a Suiza en febrero del 2017 para reunirse con el Centro de Derechos Reproductivos y su insistencia para aprovechar lo que queda de esta legislatura para aprobar el aborto. En esta misma línea, acaba de presentar la “Ley de Identidad de Género” para rendir cuentas a la presión del lobby LGTBI.

    Esta ley facultaría a las personas transexuales a cambiar su nombre y género en la Partida de Nacimiento y Documento Único de Identidad (DUI), de acuerdo a la auto percepción que cualquier persona tenga de su identidad sexual.

    Lorena Peña reconoce que estos temas son impopulares en la sociedad salvadoreña que es mayoritariamente conservadora, sin embargo, continúa en imponer ficticiamente estos temas como principal urgencia social y no lo es.

    A pesar del rotundo fracaso en las pasadas elecciones del 4 de marzo, el FMLN no se termina de enterar que mientras su partido continúe presionando con el aborto y la ideología de género, continuarán perdiendo representación.

    Ante esta última ofensiva de Lorena Peña, se han recolectado en muy poco tiempo más de 5.000 firmas a través de la plataforma CitizenGO, para advertir a los actuales y nuevos diputados salvadoreños, sobre el alto costo político de ser un funcionario público abiertamente proaborto.

    A esta petición se han añadido otras iniciativas, tal como, el cierre de la campaña de 40 Días Por la Vida, que se llevará a cabo este domingo 25 de marzo con la conmemoración del Día Internacional del Niño Por Nacer. Así mismo, el movimiento transformación nacional, lanzó una convocatoria abierta para llevar a cabo la Gran Marcha por la Vida el próximo sábado 7 de abril desde la Plaza “El Salvador del Mundo”.

    En definitiva, es muy buena señal que otras voces dentro de la sociedad civil se estén pronunciando contra el totalitarismo ideológico del marxismo cultural que mata, empobrece y deshumaniza.

    Comentarios

    Comentarios