Losantos: Suecia bajo la sharia e Iglesias cobrando de Irán

    El director de esradio escribe en su columna de El Mundo del avance de la ley islamica en Suecia y de los aplausos del Orgullo Gay a Pablo Iglesias, apoyado por Irán, que ahorca a homosexuales.

    0
    Federico jiménez Losantos (i) y Pablo Iglesias (d).
    Dice Federico Jiménez Losantos, en su columna de El Mundo, que pocos periódicos se han hecho eco de la silenciosa pero paulatina invasión islamista de Suecia: cada vez más barrios de Estocolmo han expulsado a la Constitución y lo que rige es la sharia. Actuall fue uno de esos pocos medios.

    Losantos se refiere a este inquietante asunto y también a la paradoja de que en en día del Orgullo Gay Iglesias sea ovacionado por el colectivo, cuando el podemita está apoyado por un régimen islamista que ahorca a homosexuales.

    Por su interés reproducimos la columna de Losantos.

    Actuall depende del apoyo de lectores como tú para seguir defendiendo la cultura de la vida, la familia y las libertades.

    Haz un donativo ahora

    «Suecia, ayer escaparate de diversidad, lo es hoy de intolerancia. Tal vez porque lo que ayer se combatía como represión hoy se traga como multiculturalismo»

    ¿’Sharia’ en las Cortes?

    Varios medios en Internet, casi ninguno español, se hicieron eco la semana pasada de la llamada de la policía de Estocolmo pidiendo ayuda porque ha perdido ya el control de 62 barrios -12 más en pocos meses- de la capital sueca, en los que milicias islámicas imponen la sharia y la policía no entra.

    Es decir, donde el Gobierno que pastorea el edén socialdemócrata les ordena no entrar. Evitemos la imagen de una Suecia en conflicto civil y religioso. La realidad, pase, la imagen, jamás.

    Claro que se puede ver de otra forma: el Estado sueco renuncia a proteger la libertad de las mujeres musulmanas y de cualquier otra mujer, además de los gais, lesbianas, transexuales, travestis o inmorales que molesten estéticamente a la parapolicía islamista que manda en el barrio.

    Suecia, ayer escaparate de diversidad, lo es hoy de intolerancia. Tal vez porque lo que ayer se combatía como represión hoy se traga como multiculturalismo.

    «Como siempre, se han hecho burlas a la Iglesia católica y se ha repetido lo mucho que el franquismo reprimía a los homosexuales»

    Estos días, en el WorldPride de Madrid, ha habido populosas y orgullosas manifestaciones, copadas por los partidos políticos, que habrán disfrutado sobre todo los que viven en lugares donde una opción sexual te condena ya en la escuela -siguen siendo casi todos- o de países islámicos donde la homosexualidad está prohibida; o penada con la horca, como Irán.

    Como siempre, se han hecho burlas a la Iglesia católica y se ha repetido lo mucho que el franquismo reprimía a los homosexuales, como si hubiera sido el único país de Occidente en hacerlo y, sobre todo, como si hoy, en Oriente y una parte cada vez mayor de Occidente la persecución, no sólo discriminación, por motivos sexuales, sigue aumentando donde manda el islam. No sé si alguna carroza aludiría al fenómeno. Hubiera sido novedad.

    Ernesto 'Che' Guevara, icono comunista.
    Ernesto ‘Che’ Guevara, icono comunista.

    Lo que sí ha habido es algún silbido a Rivera, muchos a los del PP y grandes aplausos a Pablenin, que esta semana obtuvo el permiso del Congreso para seguir cobrando miles de euros al mes del régimen de Irán, el que ahorca en grúas a los homosexuales en estadios de fútbol.

    Siempre son muy aplaudidos los comunistas, cuyo icono, el Che, creó los campos de concentración de la UMAP para los gais cubanos.

    En Cataluña hay ya pueblos donde impera de hecho la sharia. Cuando Iglesias, o Mezquitas, defienda un referéndum islámico por barrio -¿quién puede temer a las urnas?-, lo ovacionarán.

    Comentarios

    Comentarios