Ocho consecuencias indeseables (e inconstitucionales) del Pacto de Estado de Violencia de Género

El Pacto de Estado que ha puesto de acuerdo a todos los partidos -menos uno- en torno a 1.000 millones de euros, va a servir para engordar la patraña de que la violencia tiene género, no va a resolver el problema y va a trasladar al ámbito judicial el prejuicio feminista de que “la masculinidad es una patología que requiere cura”.