Enrique Tierno Galván fue alcalde de Madrid por el PSOE

Hace unos meses, el Ayuntamiento de Madrid retiró el nombre del pensador tradicionalista Juan Vázquez de Mella (uno de los primeros españoles en pedir la concesión del derecho de voto a las mujeres, ya en 1914) para dárselo a Pedro Zerolo, uno de los promotores de la legalización del matrimonio gay.

Otro de los planes del Ayuntamiento de Madrid, dirigido por una alianza de izquierdas, es depurar el callejero de carcas, fachas y franquistas. Entre esos nombres, junto a generales victoriosos de la guerra civil, quizás debería de incluirse al socialista Enrique Tierno Galván, quien fue alcalde de Madrid  desde 1979 hasta su muerte en 1986.

Actuall depende del apoyo de lectores como tú para seguir defendiendo la cultura de la vida, la familia y las libertades.

Haz un donativo ahora

Desde hace unos veinte años, la izquierda se presenta como abanderada de los derechos de la comunidad LGBT, pero hasta la década de los 60 del siglo XX la izquierda, sobre todo la más revolucionaria y comunista, despreciaba a los homosexuales.

Bajo el franquismo eran frecuentes las expulsiones de militantes de partidos y grupos de la constelación de izquierdas por acusaciones de “pervertidos” y “degenerados”: ni en la URSS, ni en la China de Mao, ni en la Cuba castrista había “invertidos”, sino hombres muy hombres.

En un libro publicado ya en democracia, Los partidos marxistas. Sus dirigentes/sus programas (Anagrama, 1977), se pueden encontrar duras declaraciones contra los homosexuales, que de realizarlas un obispo en nuestros días implicarían la presentación demandas por incitacion al odio.

Por ejemplo, para Manuel Guedán, dirigente de la Organización Revolucionaria de Trabajadores (ORT), la  homosexualidad “No es una forma normal de entender las relaciones sexuales, no es un modo natural y puede verse en un tipo de deformación educativa, psicológica o física”.

En los últimos años del régimen franquista y los primeros de la democracia, Enrique Tierno Galván era un catedrático de alto prestigio por sus conocimientos intelectuales y por haber sufrido represalias de la dictadura.

Formó el Partido Socialista Popular, que después de su fracaso en las elecciones generales de 1977 acabó integrado en el PSOE, convertido entonces en el partido hegemónico de la izquierda española con el respaldo de la Internacional Socialista.

Luego Felipe González y Alfonso Guerra se lo quitaron del Congreso presentándole a alcalde de Madrid en 1979, y aunque quedó segundo los concejales comunistas le dieron la alcaldía.

En su número 29, la revista Interviú, popularísima entonces gracias a sus desnudos, publicó una entrevista a Tierno Galván en la que el político expuso sus ideas sobre la sexualidad y distinguía entre los comportamientos privados y una moral pública de carácter conservador, la cual consideraba imprescindible para el mantenimiento de la sociedad.

A la pregunta de la periodista Mar Fontcuberta, sobre el homosexualismo, esto respondía Tierno Galván:

“Es una desviación del instinto que está extendida. Digo que es una desviación porque no creo que el instinto tenga una formulación exclusivamente ideológica. Creo que el instinto son los impulsos definidos por la educación.”

“Homosexualismo: Creo que hay que poner límites a este tipo de desviaciones”

Repreguntado por Fontcuberta sobre si era partidario de castigar a los homosexuales decía:

“No, no creo que se les deba castigar. Pero no soy partidario de conceder libertad ni de hacer propaganda del homosexualismo. Creo que hay que poner límites a este tipo de desviaciones, cuando el instinto está tan claramente definido en el mundo occidental. La libertad de los instintos es una libertad respetable, siempre que no atente en ningún caso a los modelos de convivencia mayoritariamente aceptados como modelos morales positivos. (…) La familia y el matrimonio.”

Y a la pregunta de qué haría si un hijo suyo tuviese esas “desviaciones”, Tierno reconocía que se las corregiría:

“Procuraría corregirlas. Tenemos experiencias muy radicales, como las del Bajo Imperio Romano, en las que realmente se perdió el sentido pleno de cualquier jerarquía de valores por haber hecho unas concesiones totales en lo que se refiere a la moral”.

Y añade algo aún más fuerte: que ese tipo de comportamientos habría que castigarlas. ¿Qué dirían Carmena y Cifuentes, la Cogam o la Federación Estatal de Gays y Lesbianas  el LGTBI ante estas palabras de Tierno?

“Desde el punto de vista público esto habría que frenarlo, e incluso castigarlo si atentaba públicamente a lo que se admite como ético.”

Otras opiniones del catedrático Tierno Galván que también escandalizarían son las siguientes, centradas en el sexo, hoy, dentro de la guerra cultural de la izquierda, convertido en género.

“El juguete nunca es neutro. Tiene que estar definido con relación a la función que el nino va a desarrollar después”

Sobre los juguetes sin roles de sexo:

“Mire, el juguete nunca es neutro. Tiene que estar polarizado y definido con relación a la función que el nino va a desarrollar después. Incorporar a la vida del nino juguetes de una niña implica condicionarle deliberadamente para que se aparte del consensus moral que rige.”

Sobre la definición de machismo:

“Virilidad supone simplemente obedecer al instinto, lo mismo que feminidad. Pero en ningún caso la noción de virilidad puede implicar noción de superioridad. Cuando esto ocurre tenemos el machismo.”

Sobre la restricción de los anticonceptivos:

No se puede dejar el anticonceptivo en manos de todos. Hay ciertas mujeres que acaban de salir de la pubertad que no están en condiciones físicas de utilizarlos. De lo que se trata es de proteger a la mujer respecto a las enfermedades del organismo producidas por el anticonceptivo. De nada más.”

Sobre la contención sexual de los jovenes:

“Yo aconsejaría a cualquier joven que supiese lo que es el acto sexual, que viese las responsabilidades que adquiere sobre él, que conociese los daños que puede producir en su propio organismo.”

El socialista Tierno Galván, que hace 40 años estaba en la izquierda rupturista, hoy estaría en lo más hondo de la caverna.

Entrevista a Tierno Galván en Interviú

Entrevista a Tierno Galván en el número 29 de Interviú en 1976
Entrevista a Tierno Galván en el número 29 de Interviú en 1976

 

Entrevista a Tierno Galván en el número 29 de Interviú en 1976
Entrevista a Tierno Galván en el número 29 de Interviú en 1976

Comentarios

Comentarios

Compartir
Cuando me digo por las mañanas que el periodismo es lo más importante, me entra la risa. Trato de tomarme la vida con buen humor y con ironía, porque tengo motivos para estar muy agradecido. Por eso he escrito un par de libros con mucha guasa: Bokabulario para hablar con nazionalistas baskos, que provocó una interpelación en el Congreso por parte del PNV, y Diccionario para entender a Rodríguez el Progre. Mi último libro es Lecciones de España, en versión digital: http://www.editorialmanuscritos.com/Lecciones-de-Espana.