Marcel, el rockero atacado por su música.
Marcel, el rockero atacado por su música.

¿Hasta dónde puede llegar la dictadura trans y de género en las redes sociales?

Yo no me hubiera imaginado jamás que a un chico de veintitantos, jovial, cantautor y rockero con talento, con chispa, humor, ironía… se le pudiera sentenciar y humillar en las redes sociales, incluso amenazar de muerte.

Actuall depende del apoyo de lectores como tú para seguir defendiendo la cultura de la vida, la familia y las libertades.

Haz un donativo ahora

Me lo hubieran dicho hace años y no me lo hubiera creído. Pero lo que pasa es que esta inquisición lgtb ha pinchado en hueso. Resulta que el rockero-hetero es un valiente. Un jabato. Un auténtico mosquetero.

Os cuento algo de lo que se de la historia de este rockero-heteroSe llama Marcel. Considero que tiene muchísimo talento musical. Canta, compone, incluso dirige sus propios videoclips.

Pero sobre todo, es conocido por una canción: TRANSFOBIA, que ha suscitado las iras del mundo Trans, activando el ya famoso Protocolo Matrix de eliminación del disidente, desenmascarado por Alicia Rubio…

Pero disfrutemos primero con su videoclip:

¿Qué queréis que os diga? A mí me parece un vídeo muy bien hecho, aún siendo con recursos domésticos. Una crítica mordaz pero honesta. Libre. Con ironía. Con buena música. Que transmite en su letra exactamente lo que quiere decir pues está muy trabajada, cosa rara hoy día. La voz de Marcel es potente. Además, la música está en los cánones del rock más puro y estético, pegadiza y agradable. Y la foto y la iluminación están impecables.

La historia que cuenta es real. Le ha pasado. Así lo explica él mismo:

“Para los que me insultáis y amenazáis por mi vídeo, os aclaro una cosa: lo que reflejo en el vídeo es un hecho real. Una mujer TRANSEXUAL con pene se ligó a un chico heterosexual que conozco sin decirle previamente nada. Cuando el chico descubrió el regalito que tenía entre las piernas tuvo un bajón muy fuerte y ahora está en tratamiento psicológico. Personalmente, eso me parece una enorme falta de respeto a los heterosexuales, pero claro… A nosotros QUE NOS DEN!”

Una crítica partiendo de la base de un hecho que le despertó la conciencia: el engaño que le hicieron a un amigo, la confusión de género, el no saber qué es la verdad, el sinsentido de ese transexualismo…

“Lo siento, nunca voy a ser políticamente correcto, me da igual ganar que perder, yo solo digo lo que pienso…” (Marcel, Transfobia)

Marcel es libre en el más estricto sentido de la palabra, Opina lo que quiere. Habla de lo que piensa. Y no ofende a nadie. Solo canta en un sentido personal, nos ofrece su postura ante un hecho actual: las personas transexuales. Y lo hace usando ironía y comicidad, como cualquier artista pudiera hacerlo.

Marcel, el rockero-hetero es un chico actual. De su tiempo. Como joven se que le apasiona, lo mismo que a cualquier otro, el deporte, los viajes, la música por supuesto. Pero tiene un “defecto”: su heterosexual. Y esta heterosexualidad es proclamada abiertamente en este trabajo musical. Porque quiere. Y porque no hay motivo para no hacerlo.

Así de genial es el músico objeto de este artículo.

“Pronto te dirán que padeces transfobia. Solo por no querer a un hombre como novia. Para esto ya no habrá libertad de expresión. Todo es tan relativo que no encuentro explicación” (Marcel, Transfobia).

Este es el “pecado” de Marcel, nuestro rockero-hetero, “no querer a un hombre como novia”, ser “tránsfobo”. Un “pecado” para el que no existe “redención”: será condenado a muerte por el altísimo tribunal de la corrección política y las redes sociales.

Por tanto, la reacción de los orcos, trolls y demás criaturas ocultas inquisitoriales ha sido fulminante: cientos de insultos, menosprecios, amenazas de muerte, etc.

Mensajes de amenazas a Marcel
Mensajes de amenazas a Marcel

No le permiten opinar distinto. ¿No puede crear una ironía -que no mofa- sobre un equívoco vivido por él mismo, equívoco que tuvo consecuencias para un amigo suyo? No. No se puede disentir de lo políticamente correcto y dictado por el stablishment social: es un tránsfobo y punto. Como a tantos otros. Como a la profesora Alicia Rubio, de sobra conocida de nuestros lectores, o tantos otros profesionales de los más diversos estamentos que tienen que sufrir esa censura atroz. Esa pura dictadura.

Y ahora [la ley de] la Gravedad es una construcción social. Salto por la ventana y me pongo a flotar… Todos celebrareis lo super bien que vuelo. Y os lo agradeceré mientras me levantan del suelo. (Marcel, Transfobia).

Nada se desperdicia de la letra del tema. Critica también ese relativismo en el que se basa la Ideología de Género, el transexualismo, el homosexualismo, y todos los “ismos” del libertinaje sexual que hoy abundan y son tratados como dogmas de una nueva inquisición social.

Es este caso, Marcel hace el paralelismo con la ley de la Gravedad. Algo inalterable en la física, lo mismo que en la reproducción humana es su condición binaria, impresa en los cromosomas XX – XY. Si alguien juega con la ley inalterable de la gravedad y salta por la ventana para volar sin paracaídas… se dará de bruces en el suelo. Si alguien juega con la ley de la sexualidad humana… mejor no comentamos.   

A ese respecto solo os propongo repasar el video de la magnífica intervención de Walt Heyer en el I Congreso Gender and Sex en Madrid, en febrero de este año. Realmente nos descubrió a los que allí estábamos una dimensión muy distinta de lo que es la transexualidad.

Heyer era un transexual operado que sufrió muchísimo a causa del engaño a que fue sometido. Era el boom en Estados Unidos de las cirugías de cambio de sexo en hombres. Aquí en Europa siempre vamos atrasados en las modas.

Unas operaciones quirúrgicas que tenían mucho que ver con el negocio y la mala praxis médica, y poco con el bien de las personas con disforia de género. Más o menos como ocurre ahora con las asociaciones lgtb. Negocio y política. Para nada la búsqueda de la verdad y el bien de la persona.

Aconsejo vivamente que oigamos de vez en cuando las ponencias del Congreso. Es un auténtico argumentario frente a la Ideología de Género. Un manual de batalla.

Y cada día que pasa el mundo está más loco. Tanto mirar la tele ahora eres medio tonto. A ver si alguien consigue hacerte entrar en razón. Y SEAS uno entre un millón. (Marcel, Transfobia).

Marcel se siente libre y cargado de razones para crear su vídeo. Se siente minoría y no le importa. Sabe que tiene argumentos. Los medios de comunicación de masas modelan la mente de tantos amigos y compañeros… Él es uno mas de ellos… ¡Pero ha decidido PENSAR! 

Y en este vídeo primeramente, y luego en este otro nos da sus argumentos. Decide hacer frente a sus torquemadas, a sus perseguidores. Valentía no le falta al chico… Pero esto será motivo de otro artículo…

Marcel, me has impresionado. Por tu desparpajo, por tu osadía, por tu voz… Por lo claras que tienes tus ideas frente a la “losa” ideológica que no quiere dejar pensar de otra forma a alguien como tú, a todos los jóvenes y también a los adultos. La losa que aplasta a nuestra sociedad.

Pero tú, Marcel, has decidido rebelarte. No te ha sido fácil. No. Pero lo haces con elegancia. Con respeto. Con educación y con razones.

¡Bienvenido a la Resistencia!

Comentarios

Comentarios

Compartir
Pedro Mejías es delegado de HazteOir.org y sus plataformas en la provincia de Cádiz.