Pinturas de Carlota Corday
Carlota Cardoy, asesina de Marat durante la Revolución Francesa

“Una sola mujer asesinada es demasiado” escribió Mariano Rajoy con motivo de la Eliminación de la Violencia de Género, el pasado 25 de noviembre.

No podemos estar más de acuerdo. Las 46 mujeres asesinadas en lo que va de año a manos de varones es una tragedia y una lacra, que es preciso combatir y eliminar.

Actuall depende del apoyo de lectores como tú para seguir defendiendo la cultura de la vida, la familia y las libertades.

Haz un donativo ahora

Pero creeríamos en la sinceridad del presidente si dijera lo mismo de los varones asesinados por mujeres. Porque para el Gobierno, un sólo hombre asesinado no es que no sea demasiado, es que ni siquiera existe.

No aparecen registrados ni en el Ministerio de Sanidad ni en la Fiscalía. Son víctimas de segunda.

Su existencia, su recuerdo, molesta para la Ley de Zapatero del 2004, basada en una radical falsedad: que la violencia tiene género.

Y molesta a todos los partidos del Parlamento que han firmado un Pacto con una rara unanimidad (o no tan rara si se repara en los 1.200 millones presupuestados a tal efecto).

Basta repasar las 212 medidas acordadas para comprobar que tan contradictoria receta no va a paliar la terrible plaga de los asesinatos y malos tratos a mujeres…

Puesto que la mayor parte de las 212 medidas ahondan en la asimetría penal de la ineficaz Ley de Zapatero.

Que la violencia no tiene género, lo demuestran los casos de mujeres que asesinan a sus parejas. Menos que las féminas asesinadas por hombres… aunque para el Gobierno y la Fiscalía da lo mismo ocho que ochenta porque esos casos no constan, no existen.

Refrescamos la memoria –hemeroteca en mano- al Gobierno y a la Fiscalía, con los asesinados en 2017.

La agente de la Guardia Urbana que mató a su novio

Es el caso de Rosa P.V., detenida por la muerte de su pareja Pedro R.G, cuyo cuerpo apareció calcinado en una pista forestal en Barcelona, el pasado mes de mayo.

Se da la circunstancia de que los dos eran agentes de la Guardia Urbana. Al parecer, la mujer mantenía una relación en secreto con un subinspector del Cuerpo, que fue ex pareja suya.

La mujer que mató a puñaladas a su octogenaria pareja

O el caso de una mujer acusada de matar a puñaladas a su pareja, un octogenario, en Moraña (Pontevedra), también en mayo. El octogenario, que era tio segundo de la acusada, apareció muerto con “muchas heridas de arma blanca”.

La rumana que mató a su novio y quemó luego el cadáver

O el de una rumana, de 47 años, acusada de matar a su pareja, de 69 años, español y vecino de Madrigalejo (Cáceres), en el mes de junio.

La mujer trató de deshacerse del cadáver quemándolo en una nave situada en la parte trasera de su vivienda.

La mujer que mató con arma blanca a su pareja   

O el de una mujer, de 30 años, arrestada el mes de octubre por la Policía Nacional en Valencia, por matar con un arma blanca a su pareja, de 42 años.

Eliminó a su padre a cuchilladas

No siempre se trata de pareja. En febrero, una mujer, de 34 años, fue detenida por matar a cuchilladas a su padre, de 67 años, en Godella (Valencia). La mujer ya había tenido anteriormente otras peleas y altercados con su progenitor.

No era su pareja, pero era varón. Igual que muchas de las mujeres asesinadas por varones tampoco eran su pareja. Pero éstas figuran en la estadísticas oficiales y los hombres muertos no.

Tampoco figuran los niños varones asesinados por mujeres -en muchas ocasiones sus propias madres, lo cual todavía resulta más grave y doloroso-.

Desde 2009 no se da la cifra de infantes muertos en el ámbito de la familia o se dan únicamente de niños muertos por asesinato múltiple

Esos niños no cuentan para las autoridades. Desde 2009 no se da la cifra de infantes muertos en el ámbito de la familia o se dan únicamente de niños muertos por asesinato múltiple, es decir sólo los casos en los que también muere la madre (otra vez el género).

La única forma de recabar datos sobre niños y ancianos asesinados por mujeres es recurrir a la prensa, ante la opacidad que sobre este asunto guarda el Ministerio del Interior y de la Fiscalía.

Niño de 10 meses, muerto por imprudencia de la madre, ebria y drogada

Imaginemos qué hubieran dicho las feministas si en lugar de ser un niño varón  el que pierde la vida en un accidente porque la madre conducía ebria y drogada, hubiera sido un niña y el conductor borracho y con cocaína hubiera sido el padre.

Porque aquel fue el desenlace del accidente ocurrido en febrero en Gerindote (Toledo): niño de 10 meses muerto y madre que doblaba el máximo permitido de alcohol y que daba positivo en cocaína.

Otro niño, de 7 años, resultó herido en el accidente así como la propia madre. Tanto el bebé de 10 meses como el hermano, de 7, iban sin cinturón de seguridad.

Alcohol, drogas, imprudencia temeraria…  Pero como la víctima de este trágico suceso es varoncito y no hembra, no consta en las estadísticas del Ministerio de Sanidad.

Discapacitado de 9 años muerto al quemarse su casa, por imprudencia de la madre

El pasado 29 de julio fallecía en el incendio de su casa en Zaragoza, un niño de 9 años con una incapacidad del 97%. Su madre, de 32 años, lo había dejado solo para ir a comprar.

La Policía sospecha que se dejó encendida la vitrocerámica, lo que provocó el incendio, aunque la madre lo niega. La madre fue arrestada por un presunto homicidio imprudente.

La madre se suicida con su hijo adolescente de 13 años por intoxicación

A veces no se trata de mera imprudencia, sino de premeditación. Como el caso de una madre, de 42 años, que se llevó por delante al hijo, de 13, al manipular presuntamente un brasero para que la combustión fuera mala y de este modo causara su propia muerte y del adolescente, por intoxicación por monóxido de carbono. 

Los hechos sucedieron en Palma de Mallorca, el 24 de noviembre. Y esa es la hipótesis que maneja la Policía después de que aparecieran los cadáveres de madre e hijo en una habitación de su domicilio y con un fuerte olor a quemado La estancia estaba cerrada a conciencia por dentro. La Policía cree que se trata de un suicidio ampliado.

En su cuenta de Twitter el alcalde de Palma, Antoni Noguera, no dedicó ni un tuiteo al adolescente asesinado

Llama la atención que al día siguiente, jornada instituida como Día Internacional de la Eliminación de la Violencia contra la Mujer, el Ayuntamiento de Palma no hiciera ningún comunicado oficial. En su cuenta de Twitter el alcalde, Antoni Noguera (de la coalición nacionalista Més per Mallorca) no dedicó ni un tuiteo al niño.

Sin embargo el Consistorio estuvo todos esos días recordando a las víctimas de la violencia de género. Una incongruencia sobre la que llama la atención elentir en su blog Contando estrelas.

Contrasta ese silencio con la reacción ante la muerte, en agosto de 2016, de una mujer de 32 años que había sido quemada por su novio. El Ayuntamiento manifestó su pesar en un tuiteo en el que manifestó “su condena a la violencia machista”. A la mañana siguiente, el alcalde y los concejales de Palma se concentraron a las puertas del Ayuntamiento para guardar un minuto de silencio.

Advierte elentir que la Ley de Violencia de Género ha creado víctimas de segunda…

Bebé de 6 meses muerto por malos tratos de la madre

Se habla de malos tratos a la mujer por parte del varón, un hecho sin duda execrable, pero nadie dice nada cuando esos malos tratos los da la mujer. Como si el género proporcionara automáticamente el certificado de inocencia para las féminas.

Los hechos demuestran que tal suposición carece de base. Existen mujeres maltratadoras…

Es el caso de una chica de 18 años que ingresó en prisión sin fianza en Sevilla, el pasado mes de junio, por un presunto delito de homicidio, maltrato en el ámbito familiar, y abandono de familia.

Su hijo de seis meses había fallecido debido a lesiones por presuntos malos tratos. El niño ingresó en el hospital con fracturas en el cráneo y en las retinas y moratones por todo el cuerpo. El pequeño tenía lo que se conoce como “síndrome del niño sacudido”.

El padre del bebé ya se encontraba en prisión por los mismos delitos. Tiene pues parte de culpa en la suerte del pequeño. Pero el juez también apreció indicios de homicidio y malos tratos en la mujer.

A todos estos asesinatos se podría añadir otro cometido hace dos, en 2015. Ha sido en mayo de 2017 cuando la madre ha admitido ante un jurado popular en Valencia, que acabó con la vida de su hijo, de 5 años, suministrándole un fármaco para dormirle, primero y asfixiarlo después con un almohadón. 

Esos 9 varones asesinados a manos de mujeres, se suman a los 13 del 2016 y a los 29 del 2015…  y a los decenas de ejercicios anteriores. Ninguno de ellos figura en las estadísticas oficiales.

Con lo cual no queda constancia para la posteridad de que existe violencia feminista, con resultado de muerte. Y la percepción social que dejan esas estadísticas falseadas es que la violencia es exclusivamente machista.

Te puede interesar:

Rajoy blinda otros 200 millones de euros para la industria de las denuncias falsas por malos tratos

Comentarios

Comentarios

Compartir
Castellano de la Mancha, estudió Letras y Ciencias Políticas, pero se gana la vida como periodista, escritor, gastrónomo y espectador del paisaje y del paisanaje. Colaborador de Actuall.