Pancarta de un grupo LGTBI en la Universidad Complutense de Madrid que festeja la muerte de hombres heterosexuales.

Las calles de Madrid acogen en estos días un anuncio con el siguiente lema: “Madrid, libre de violencias machistas”. Como ciudadana de la capital de España hubiera preferido que pusiera simplemente “Madrid, libre de violencia”. No deseo que en los barrios ni en las viviendas ni en los centros de trabajo o de ocio ningún tipo de agresión de personas contra personas, independientemente de su sexo, circunstancias y condición.

Lógicamente, el anuncio no ha aparecido en las calles sin más. Es parte de la semana feminista sectaria que padecemos y que ha incrementado la locuacidad de los políticos y de otras personalidades hasta extremos inimaginables, en una especie de absurdo maratón para ver quien es menos machista.

Actuall depende del apoyo de lectores como tú para seguir defendiendo la cultura de la vida, la familia y las libertades.

Haz un donativo ahora

Por ejemplo, la alcaldesa de Madrid, Manuela Carmena, se ha permitido identificar la masculinidad con la violencia, como recogió este mismo diario. La solución, según la edil comunista, es tomar conciencia de esa realidad: el varón es genéticamente agresivo. Y punto. Desconozco si la máxima autoridad de la Villa y Corte está sugiriendo que hay que desposeer a los caballeros de algún atributo para tener la fiesta en paz. Quiero creer que no es esa la idea porque, de serlo, alentaría los ataques contra los señores.

“Resulta que la mayoría de los homicidios los cometen los hombres. Pero también son varones casi ocho de cada diez víctimas”

Lo que si hace doña Manuela es apoyar sus declaraciones en datos de la Organización Mundial de la Salud (OMS), según los cuales “la mayoría de los homicidios los cometen los hombres”. Y como a la que suscribe le encanta ir a las fuentes, me he dedicado a consultar el resumen ejecutivo del último ‘Estudio Mundial sobre el Homicidio’ publicado por la OMS en el año 2013. Y he descubierto que Carmena, en esta ocasión, no miente … pero tampoco dice toda la verdad. Y es que, según la institución supranacional, cerca de 95% de los homicidas son hombres. Pero también son varones casi ocho de cada diez víctimas, pequeño detalle que conviene tener en cuenta.

Después de leer el artículo de Actuall que narraba las ocurrencias de doña Manuela ha llegado a mis manos una interesante información del Centro Jurídico Tomás Moro que proporciona datos extraídos del Instituto Nacional de Estadística. Y que corrobora lo que afirma la OMS: la mayoría de las víctimas de homicidios en España son varones. Concretamente 201 frente a 116 mujeres. Entre los fallecidos por otras causas no naturales (suicidio, ahogamiento,accidentes de tráfico y accidentes de trabajo) predominan también los hombres. Cabe destacar, por cierto, que la primera causa de muerte (excluidas las enfermedades) de las mujeres no es la violencia doméstica (mal llamada “de género” o “machista”) sino el ahogamiento y el suicidio, que producen 1.144 y 972 fallecimientos.

Datos de hombres víctimas de homicidio extraídas del informe ‘Estudio Mundial sobre el Homicidio 2013’ de la Organización Mundial de la Salud (OMS).
Datos de hombres víctimas de homicidio extraídas del informe ‘Estudio Mundial sobre el Homicidio 2013’ de la Organización Mundial de la Salud (OMS).

Con los datos en la mano sólo podemos deducir, como hacen los expertos del Centro Jurídico Tomás Moro, con aplastante sentido común, que “la violencia no tiene género”. Y tampoco, me permito añadir, sexo. No necesita de calificativo alguno para rechazarla. Los juristas de esta institución también denuncian que los políticos (como la alcaldesa que rige a los madrileños) pretenden reducir todas las agresiones a las ejercidas por los hombres contra las mujeres a pesar de que representan una “mínima parte de la violencia presente en nuestra sociedad”.

Las cifras son inexorables y echan por tierra el discurso feminista, las políticas de género y los ingentes recursos que se dedican, supuestamente, a prevenir las agresiones de varones contra mujeres. Pero las ideologías, como es sabido, no parten de la realidad sino que pretenden acomodarla a sus esquemas mentales y cosmovisiones. Por eso el ‘hembrismo’ radical que nos asedia no renuncia a su mantra, el mismo que ha proclamado, a modo de consigna, la señora Carmena: la violencia es machista. Así lo han repetido, como bien saben, en el manifiesto de la huelga del 8 de marzo con el lema “¡Basta de violencias machistas!”

“Pero en España, acusar a los hombres de forma preventiva y culpabilizar a cada uno de ellos y a todos en general de la violencia contra la mujer no es que salga gratis. Es que te pagan por ello”

Si llevamos al extremo el argumento de las feministas agresivas, deberíamos afirmar también que la violencia es adulta porque desde 2010, según Save the Children, al menos 100 niños han sido víctimas de homicidios. Y 42 ancianos sólo en el año 2016, como indica el Instituto Nacional de Estadística. Después podríamos seguir poniendo adjetivos a las agresiones en función de la nacionalidad, región de procedencia o grupo étnico de los actores. Y así podríamos, por ejemplo, concluir que la violencia es “española”, “castellano-manchega” o caucásica, por rizar el rizo. ¿Se imaginan la reacción ante un titular así?

Pero en España, acusar a los hombres de forma preventiva y culpabilizar a cada uno de ellos y a todos en general de la violencia contra la mujer no es que salga gratis. Es que te pagan por ello. Y si no, hagan un repaso de los innumerables observatorios, departamentos, cursos y campañas que florecen en España como setas en otoño para denunciar el ‘heteropatriarcado’, la opresión ancestral llevada a cabo por los hombres que no tiene más solución que … acabar con los varones por ser genéticamente agresivos y maltratadores. O, si no se puede exterminar a todos, al menos promover que cambien de ‘género’ con las políticas LGTBI. Ahora el círculo me cuadra.

Estadísticas de hombres y mujeres muertos por homicidio doloso / OMS
Estadísticas de hombres y mujeres muertos por homicidio doloso / OMS

Comentarios

Comentarios

Compartir
Licenciada en Geografía e Historia y máster en Bioética, ha sido editora de Ciencias Sociales y contertulia en el programa La Linterna de la Iglesia de la cadena COPE. Miembro de varias entidades sociales, aspira a cambiar el mundo como responsable de prensa en HazteOir.org.