Arran y la CUP claman contra la islamofobia y fomentan la cristianofobia.
Arran y la CUP claman contra la islamofobia y fomentan la cristianofobia.

Desde el Observatorio para la Libertad Religiosa, que tengo el honor de presidir, llevamos seis años reuniendo en un informe anual los ataques a la libertad religiosa en España. Una de las principales conclusiones que sacamos año tras año es que en España existe cristianofobia y un laicismo agresivo.

Cristianofobia porque la cristiana es la religión más atacada (recogemos datos de todas las religiones). Es cierto que es la creencia mayoritaria en España, pero cada poco tiempo nos llega la noticia de que ha sido atacada una iglesia, además de todas las iniciativas encaminadas a quitar los símbolos religiosos o la asignatura de Religión de la escuela. Estos símbolos son casi exclusivamente cristianos (cruces en edificios públicos, por ejemplo, que llevan allí siglos y que, además de un valor religioso tienen un valor artístico). Y la asignatura de Religión, que es elegida por la mayoría de estudiantes, es católica mayormente.

Actuall depende del apoyo de lectores como tú para seguir defendiendo la cultura de la vida, la familia y las libertades.

Haz un donativo ahora

Estas propuestas, llevadas a cabo principalmente por partidos de izquierdas y grupos masones como Europa Laica, llevan a un laicismo agresivo que se manifiesta luego en las calles, como en pintadas a templos.

Pintadas en la parroquia del Espíritu Santo en Madrid.
Pintadas en la parroquia del Espíritu Santo en Madrid.

Es el caso que vimos, por ejemplo, en el Día de la Mujer, donde solo en la Comunidad de Madrid se realizaron grafitis en cuatro iglesias pertenecientes a las tres diócesis de la región. Dos de ellas fueron en la capital, donde su obispo había dicho que hasta la Virgen María se uniría a la huelga feminista. No creo que la Virgen estuviera de acuerdo con que las feministas atacaran la casa de su Hijo.

Otra de ellas fue en Rivas Vaciamadrid, perteneciente a la diócesis de Alcalá, en la iglesia de Santa Mónica, donde año tras año aparecen pintadas y donde los estudiantes del colegio católico cercano han sido incluso insultados por ir a esta escuela (alumnos menores de edad, recordemos).

La cuarta fue en una pequeña ermita en Getafe. Esta pintada, esta semana seguía aún ahí, por cierto, sin que nadie de esa parroquia ni del ayuntamiento se hubiera preocupado de limpiarla.

Estos son algunos de los ataques cristianófobos de este mes de marzo que nos deja. En estos años de trabajo del Observatorio para la Libertad Religiosa, nos han llegado a preguntar si denunciar estos casos no produce un efecto llamada y hace que se produzcan más. También nos han llegado a decir que, para todas las iglesias que hay, no son tantos las pintadas o las profanaciones, y que no se puede poner cámaras en todas las iglesias (por supuesto, estas opiniones son minoritarias pues muchos creyentes respaldan nuestra tarea).

Pintadas en la Ermita de San Isidro, en Getafe con pintadas firmadas por las juventudes comunistas.
Pintadas en la Ermita de San Isidro, en Getafe con pintadas firmadas por las juventudes comunistas.

Aunque solo existiera un caso, nuestro trabajo tendría sentido. Pero más aún cuando existen muchos ataques que recogemos, y otros muchos que no son reportados aún por miedo, por lo que el número seguramente sea mayor de lo que aparezca en nuestro informe. Si el derecho a la libertad religiosa se ve amenazado frecuentemente en España, debemos denunciarlo. Nosotros con informes. Otras asociaciones, como Abogados Cristianos, ante los tribunales. Ambas labores son necesarias.

Desde el OLRC, publicamos todos los casos que recogemos en nuestra web y en redes sociales, y elaboramos el informe que enviamos a medios de comunicación, políticos, representantes civiles, gubernamentales y religiosos y a organismos internacionales, como la Secretaría de Estado de Estados Unidos (que realiza el informe más completo sobre libertad religiosa a nivel mundial) o la OSCE (Organización para la Seguridad y la Cooperación en Europa), que recoge cada año todos los delitos de odio.

Si estos ataques no aparecen en medios o nos los hacen llegar personas particulares, no los podremos reportar (afortunadamente, este medio es uno de los que sí los publican). Entonces, podría parecer que no existe cristianofobia en España. Y, por los ejemplos dados más arriba y por la experiencia que nos cuentan muchos cristianos, sabemos que sí. Más de una vez nos ha pasado que al publicar casos en nuestras redes sociales o el informe anual, nos han escrito feligreses diciendo que en su parroquia había habido una profanación o una pintada, pero no había aparecido en ningún sitio.

Les pido que, si hay casos similares cerca de usted, por favor nos envíen una foto o nos escriban para contárnoslo. Denunciemos, entre todos, los ataques a la libertad religiosa en España.

Comentarios

Comentarios