Cruda realidad / EFE de Fascismo

    La agencia estatal utiliza como etiqueta “organización ultracatólica” cada vez que se refiere de HazteOir.org, ahora tan en el candelero a cuenta del autobús. Hablan de ‘ultracatólica' y 'transfóbica' como en otras épocas hablaba de 'desafectos', de la 'AntiEspaña'. Siempre cuidadosos inquisidores de la doctrina oficial.

    0
    La agencia EFE ha señalado como 'ultracatólico' a HazteOir. Su presidente, ignacio Arsuaga, es atacado.
    La agencia EFE ha señalado como 'ultracatólico' a HazteOir. Su presidente, Ignacio Arsuaga, es atacado.

    No es precisamente que la Agencia EFE destaque en el sesgo antiperiodístico con que se refiere constantemente a la iniciativa más sonada de HazteOir.org y de la organización en general, porque hace tiempo que se ha hecho evidente que para destacar en este asunto bastaría con informar con una mínima objetividad.

    Pero sí es cierto que la citada agencia resulta particularmente insistente en el uso y abuso de epítetos absurdos, como el de ‘organización ultracatólica’.

    Algunas personas creen que La Sexta da información.

    Suscríbete a Actuall y así no caerás nunca en la tentación.

    Suscríbete ahora

    Me informa mi director, Alfonso Basallo, que la plataforma es aconfesional y que juntos a católicos en ella participan protestantes e incluso musulmanes, y ya eso bastaría para descalificar la etiqueta que se empecina en colgarle la agencia fundada en el Burgos nacional, en 1939, a instancias del General Franco e impulsada por el ministro del Interior Ramón Serrano  Súñer (¡Ah, qué tiempos!, ¿verdad, chicos de EFE?). Pero me preocupan más otras dos cosas de esta actitud.

    El término ‘ultracatólico’ carece absolutamente de significado. Atendiendo a su etimología, significaría «lo que está más allá del catolicismo», e ignoro qué pueda ser eso

    En primer lugar, el término ‘ultracatólico’ carece absolutamente de significado. Atendiendo a su etimología, significaría «lo que está más allá del catolicismo», e ignoro qué pueda ser eso; quizá el descerebrado buenismo del dogma que guía a EFE y al resto de los medios convencionales ya que, lógica y cronológicamente, es lo que ha venido después del tiempo en que el cristianismo era la cosmovisión común en España, inspiradora de sus instituciones y sus leyes. En tal caso, la propia EFE tiene bastante más de ‘ultracatólica’ que HazteOir.org

    Si, por el contrario, lo que se pretende expresar es algo así como ‘muy, pero muy católico’, ‘católico hasta el extremo’, el término se aplicaría mejor a la madre Teresa de Calcuta, porque se da la paradoja que si en el Islam radicalizarse pone a uno en peligro de convertirse en yihadista, en el cristianismo le pone, en todo caso, a las puertas del claustro.

    Pero, como hemos dicho, EFE no es aquí original, sino que sigue servilmente el argumentario de los amos del cotarro, llamando ‘organización ultracatólica’ y ‘transfóbica’ a HO como en otras épocas hablaba de ‘desafectos’, de la ‘AntiEspaña’ o de la Conjuración Judeomasónica. Siempre, en fin, cuidadosos inquisidores de la doctrina oficial.

    Leo una nota especialmente vil de la agencia de origen franquista titulada: ‘Presidente HazteOir se presenta como víctima de persecución política en PE’. PE es el Parlamento Europeo, una de esas instituciones en las debemos creer y reverenciar.

    #ElBusDeLaLibertad es recibido a pedradas en la ciudad de Sevilla/Actuall
    #ElBusDeLaLibertad es recibido a pedradas en la ciudad de Sevilla/Actuall

    Ahora bien, hace unos días varios de los activistas del autobús naranja han sido agredidos en Andalucía. No es noticia, porque no solo la violencia y la censura es el modo habitual con que sus enemigos les tratan, sino que cuentan, además, con la connivencia, cuando no el estímulo, de los que nos gobiernan.

    Dicho de otro modo: no es que se presente como víctima, sino que para mostrarse como tal solo necesita narrar la realidad sin un solo adjetivo. O presentar vídeos, que los hay a montones.

    La libertad de expresión, no nos hagamos de nuevas en esto, siempre tuvo truco. Históricamente era un derecho para millonarios, porque solo se aplica a los medios y, antes de Internet, había que tener mucho dinero para montar un medio de comunicación.

    La presión es asfixiante, los medios para acallar al hereje, contundentes: ¿Quieres volver a trabajar? Pues guárdate tus opiniones para contárselas a tus  amigos en el bar

    Pero siempre ha habido, y sigue habiendo, opiniones ‘respetables’ -que no necesitan, por serlo, protección oficial alguna- y opiniones ‘intolerables’, que para censurarlas ya se están desempolvando y poniendo guapos a los ‘delitos de odio’, que son exactamente lo que al poder le dé la real gana.

    Otro sistema es el silencio o la renuencia a denunciar y castigar la persecución de que son objeto quienes se atreven a blasfemar contra el dogma. Lo vivimos todos los días. La presión es asfixiante, los medios para acallar al hereje, contundentes y mucho más sutiles que el ingenuo ‘lápiz rojo’. ¿Quieres volver a trabajar? Pues guárdate tus opiniones para contárselas a tus  amigos en el bar.

    A diferencia de EFE, yo no creo que la agencia sea un instrumento fascista por sus conocidos orígenes como herramienta de propaganda franquista. No, creo que el fascismo que siguen y obedecen es completamente de nuevo cuño. Pero el servilismo, me temo, sí es idéntico.

    Comentarios

    Comentarios