Regalar ‘chestertons’

    Chesterton, cincuenta años antes d eJuan Pablo II, ya combatía contra la tendencia excesivamente espiritualista que no se tomaba suficientemente en serio el cuerpo del hombre. Teología de altos vuelos en artículos de periódico, simplemente asombroso.

    0
    Chesterton
    G.K. Chesterton, periodista y escritor inglés

    A veces he regalado libros de Chesterton, y más de una vez he fracasado; lo entiendo a la perfección. Su lectura es complicada, a veces penosa. Es algo farragoso, las frases son largas, demasiado poético, etc.; pero cuando concluye, cuando cierra una argumentación, cuando una descripción sirve como término de comparación es cuando su genio brilla y entendemos mejor nuestra realidad; lo hace como pocos.

    Leyendo el modo en que Chesterton habla de Walter Scott, de sus Ivanhoe, de Rob Roy, de sus personajes, utiliza términos que luego nos han llegado a través de los documentos del Concilio Vaticano II, como que somos “un pueblo de reyes”; esto es grande en Chesterton.

    Actuall depende del apoyo de lectores como tú para seguir defendiendo la cultura de la vida, la familia y las libertades.

    Haz un donativo ahora

    Él, que citaba de memoria centenares de fragmentos de la Biblia esparcidos por sus escritos, ¿conocía explícitamente la doctrina de la participación en el sacerdocio profético y real de Jesucristo de la que hablaría el Concilio Vaticano II?; sí, puede que lo supiera, pero lo maravilloso es que llega a ella por otro camino, el camino de la lectura de Walter Scott… Fascinante.

    Como este ejemplo tenemos miles. Benedicto XVI tiene fragmentos brillantes sobre el valor sacramental de la comida y Chesterton los tiene a millares, pero sesenta años antes. La teología del cuerpo de Juan Pablo II ha sido uno de sus grandes regalos a la Iglesia y al mundo, pero Chesterton, cincuenta años antes, ya combatía contra la tendencia excesivamente espiritualista que no se tomaba suficientemente en serio el cuerpo del hombre, la cerveza y la grandeza del arado y de las verduras que crecen de la Tierra; por eso consideraba herético querer solo cosas espirituales en Navidad; en Navidad -escribía en un artículo de periódico- lo que se vive es precisamente un regalo.

    El regalo consiste en pasar un buen deseo a un objeto material, que significa y que muestra la buena disposición del que regala. La Navidad es por eso, un regalo: la donación, en un cuerpo material, de Dios mismo, que revela así a los hombres lo importantes que son; pero más aún, antes del propio Nacimiento, la idea del regalo navideño está en los reyes magos que se ponen en camino trayendo cosas materiales como el oro, el incienso y la mirra.

    No trajeron paz y bondad, pero con sus regalos materiales trajeron los inicios de la cultura, el arte y la civilización cristiana. Teología de altos vuelos en artículos de periódico, simplemente asombroso.

    Quería hablar, en este artículo, de uno de sus últimos libros de ensayos, ‘Monstruos y lógica’, publicado por Editorial Renacimiento, pero no me ha dado tiempo; así que lo dejo para la próxima.

    Comentarios

    Comentarios

    Pablo Gutiérrez Carreras es doctor en Historia por la Universidad CEU San Pablo y ha puesto en marcha, recientemente, un sello editorial: Ediciones More, que, entre otros proyectos, pretende completar lo que aún queda por publicar de Chesterton en español. Casado, padre de ocho hijos (siete niñas y un niño), escribe también crítica de cine en la página www.pantalla90.es y toca la guitarra en un grupo de versiones pop-rock.