Smoke news / El arte de mentir con la verdad

    Las 'smoke news' son una variante de las 'fake news' con las que se trata de inducir a error utilizando la verdad. Se antoja ciertamente urgente que abramos los ojos y desarrollemos un espíritu crítico al acercarnos a la ventana mediática.

    0
    Imagen referencial relativa al humo. /Pixabay
    Imagen referencial relativa al humo. /Pixabay

    Le pido disculpas de antemano por haber utilizado un término inglés para el título, pues no soy muy partidario de sustituir las maravillosas palabras de las que consta el léxico español por otras prestadas y ajenas a nuestro idioma. Espero que comprenda la excepción cuando termine de leerme –lo cual es una proeza en sí.

    Hace unos años se empezó a popularizar el término fake news, que pretendía definir a ese tipo de noticias en las que la verdad es la última de las preocupaciones para el mercenario de turno. En español podríamos referirnos a ellas como noticias falsas, pero hoy en día las luchas ideológicas tienen lugar a nivel global y hay personas que deciden blandir la espada –o la pluma- en un idioma con el que se pueda llegar a más individuos. Hemos visto cómo se ha utilizado este término de forma correcta en muchas ocasiones en las que una noticia era claramente falsa.

    Actuall depende del apoyo de lectores como tú para seguir defendiendo la cultura de la vida, la familia y las libertades.

    Haz un donativo ahora

    Pero también es cierto que se ha manoseado tanto que hay muchas noticias consideradas erróneas que no lo son tanto. Como muestra, Gabriel Rufián cuando la semana pasada se atrevió a decir ante el juez Marchena que era una fake news el que el castellano estuviese perseguido en Cataluña. Será que todavía no se ha enterado de las multas a comerciantes por rotular en español. Pero bueno, ese no es el tema.

    En 2017 la CNN lanzó una campaña que se hizo famosa en la que presentaba una manzana sobre un fondo blanco y se nos explicaba que eso era una manzana, no un plátano, por mucho que algunos pusiesen PLÁTANO en mayúsculas. Y yo me pregunté en su momento: ¿Acaso estos señores de la CNN y demás medios de comunicación convencionales no mienten? Pues claro que sí. Pero lo hacen de una forma más sibilina. De hecho, mienten con la verdad. Me explico.

    El verbo mentir tiene varias acepciones. Una de ellas es clara y se puede resumir en decir lo contrario a lo que uno piensa o sabe que es cierto. Es contra este tipo de mentiras contra las que se acuñó el concepto fake news. No obstante, hay otra definición que es la de “inducir a error”, según la RAE. Es aquí donde los medios se afanan ufanos en el arte de mentir sin mentir, de inducir a error con la verdad. Es aquí donde empieza el pantanoso terreno de las smoke news, que pueden venir en muchas formas y colores, que analizaré a continuación con algunos ejemplos.

    Cubrir un hecho cuando conviene políticamente. Callar cuando no es así.

    ¿Ha oído usted algo sobre deportaciones en Estados Unidos durante en el mandato de Trump? Seguro que sí. ¿Vio esos videos con niños llorando en la frontera? ¿Ha leído alguna historia de una familia separada y triste por una deportación durante los últimos dos o tres años? Estoy seguro de que la respuesta es afirmativa.

    En un evento que celebró Hillary Clinton en 2015, cuando era pre-candidata, aseguró, jactándose de ello, que cuando ella era senadora votó varias veces “a favor de invertir fondos en construir una barrera (fronteriza) para prevenir que entraran los inmigrantes ilegales”

    Le invito a que vaya al mismo medio de comunicación donde se informó y vea cómo se cubrieron las más de dos millones y medio de deportaciones durante los años 2009 and 2015, es decir, durante el mandato de Obama. ¿Recuerda a las televisiones abriendo con historias desgarradoras de familias deportadas? ¿Vio a periodistas clamar a favor de la dignidad de los deportados? ¿Y cómo se comportaron aquéllos que abogan por un mundo sin fronteras?

    Es más. Les daré otro ejemplo. Estoy seguro de que también fue testigo de como los periodistas paniaguados no sabían cómo expresar la indignación que sufrían cuando Trump propuso avanzar en la construcción de un muro entre su país y México. Le propongo que se vaya a esas noticias que cubrían el asunto y que escondieron un hecho muy relevante para la opinión pública.

    En un evento que celebró Hillary Clinton en 2015, cuando era pre-candidata, aseguró, jactándose de ello, que cuando ella era senadora votó varias veces “a favor de invertir fondos en construir una barrera (fronteriza) para prevenir que entraran los inmigrantes ilegales”. Se refería a una ley que votaron tanto ella como Obama en 2006 para construir 1.100 km de barreras físicas, puestos de control, satélites y vehículos aéreos no tripulados.

    Cuando los grandes medios de comunicación cubrían los comentarios que hacían tanto Clinton como Obama sobre la propuesta de Trump, no mencionaron el hecho de que los dos demócratas había votado –no sólo propuesto- una ley para construir un muro fronterizo. Mientras yo creo con toda honestidad que esto era información relevante, otros creyeron que no lo era. Lograron, por tanto, enrarecer el ambiente con ese humo negro resultante de quemar la verdad, sin importarle la verdad completa. ¿Era cierto que Trump quería un muro? Sí. ¿Era cierto que Clinton y Obama también? También. Del resto, ya se acuerdan ustedes.

    Quedarse en el folclore y no cubrir la sustancia

    Es posible que se enterase de la reciente visita que hizo el Santo Padre a Emiratos Árabes Unidos. En concreto, me gustaría estudiar cómo se cubrió la noticia por parte de varios medios de comunicación.

    En el resumen de prensa de MSN (Microsoft) sugerían una artículo de Quartz de un tal Adam Rasmi cuya fotografía principal era el Papa Francisco abrazando al Gran Imán de Al-Azhar, Ahmed al-Tayeb, que proporcionaba Reuters. Todo sería correcto si no hubiesen decidido mostrar el encuentro desde una perspectiva en la que parecía que se estaban dando un morreo. El artículo hablaba de una visita histórica, que era la primera que hacía un pontífice a ese país. Daban cifras de asistentes a misa, informaban de las medidas que había tomado el país para promover la tolerancia y el diálogo interreligioso y mencionaban de soslayo que se había firmado un documento.

    La misma línea siguió la CNN en su versión en español. Dando detalles curiosos y poco más. Lo cierto es que cualquiera que lea la prensa generalista y se quede ahí creerá que el Papa ha ido a Emiratos Árabes Unidos a que le den de comer, a celebrar una misa y ver como unos señores bailan en su honor. Pero no es así.

    Estoy seguro de que si le listo de qué iba el documento firmado por el Papa y el Gran Imán de Al-Azhar comprenderá usted por qué convenía no cubrir el verdadero motivo de la visita de Francisco. Allá vamos: 1) La familia como núcleo fundamental y de la humanidad; 2) Necesidad de reavivar el sentido religioso en los jóvenes; 3) Dios nos ha dado el don de la vida para conservarlo, por lo que nadie tiene derecho a quitar, amenazar o manipular dicho don a su antojo; 4) Importancia de proteger la vida desde su concepción hasta la muerta natural; 5) Prioridad de defender a los jóvenes del pensamiento materialista.

    Hay más puntos, pero para conocerlos con detalle recomiendo la lectura del artículo publicado en este medio en su día.

    Como ven, los medios no mintieron. Mostraron fotografías, cifras, detalles e historias reales e interesantes, pero no cubrieron la sustancia del viaje. Se dedicaron a cubrir la verdad con una ristra de verdades que servían de cortina de humo. 

    Dar más peso del debido a una noticia y viceversa

    Los medios a veces caen en la tentación de crear las noticias en vez de hacer eco de las mismas. Esto sucede cuando, por ejemplo, se deciden cubrir convocatorias en las que cuatro gatos con pancartas se presentan en cualquier plaza famosa del mundo, normalmente mostrando pechos, si es que son féminas. Esto ocurre a menudo. De hecho TVE es especialista en ello –incluyendo cuando estaba Rajoy en el poder.

    De la noche a la mañana el mismo medio que se ha sacado una noticia de la manga –o de una escueta manifestación-, puede dedicarle unos segundos malintencionados a otra en la que cientos de miles de persona salen a la calle para defender a la familia y a los niños –como ocurrió en México con las marchas que se organizaron por todo el país por parte del Frente Nacional por la Familia.

    Estad alerta. Las smoke news están para quedarse

    Muchas veces el hecho de que se haya rescatado a un gato de un árbol obtiene más tiempo o espacio que una manifestación provida de medio millón de personas. Eso dice mucho. Y le invito a que esté atento y haga este ejercicio de ver qué espacio le dedican los informativos a cada noticia.

    Se antoja ciertamente urgente que abramos los ojos y desarrollemos un espíritu crítico al acercarnos a la ventana mediática pues, de formas cada vez más diversas, se utilizan las noticias para lanzar globos sonda, aumentar la importancia de ciertos eventos, proporcionar información parcial para favorecer los intereses de partidos políticos o anunciantes, amén de otros intereses oscuros.

    A este tipo de noticias cuyo propósito es confundir, tapar otras o distorsionar la realidad, las he querido bautizar como smoke news (o noticias de humo), pues nos nublan la vista y nos impiden ver con claridad la luz de la verdad.

    Comentarios

    Comentarios