Los cristianos son el colectivo religioso más perseguido por el comunismo en China.
Los cristianos son el colectivo religioso más perseguido por el comunismo en China.

Fueron detenidos en los aeropuertos de Shanghai, Beijing y Guangzhou más de 100 cristianos que iban a acudir a una conferencia religiosa. ¿Sabe qué motivo les dieron? Poner en peligro la seguridad nacional.

Las autoridades aeroportuarias tenían la instrucción de prohibirles el embarque y los mandaron de regreso a sus casas diciendo que ahí les darían una explicación más completa.    

Actuall depende del apoyo de lectores como tú para seguir defendiendo la cultura de la vida, la familia y las libertades.

Haz un donativo ahora

Seguro se preguntará, ¿cómo sabía el gobierno Chino quienes se habían inscrito a esta conferencia? Déjeme, le cuento…

En febrero de este año el Gobierno (todopoderoso y sin temporalidad) de Xi Jinping implementó nuevas medidas en el Reglamento de Asuntos Religiosos, entre ellas pide a las autoridades locales que refuercen los controles en las iglesias clandestinas (los cristianos católicos y protestante están entre ellas), en particular las que envían a sus miembros al extranjero para participar en reuniones y capacitación religiosas.

Este control lo ejercen a través de los informantes locales (espías del vecino) y especial presión entre los empleados del gobierno, maestros y el personal médico. Así mismo, ordenaron a los ciudadanos que son miembros de la iglesia clandestina que se registren ante el gobierno local. ¿Por qué no habría de salir a la luz? Si China es un país que vela y protege la libertad religiosa. (Léase sarcásticamente esta última frase).  

Hay voces anónimas que denuncian en medios internacionales un situación peor, en cuanto a libertad religiosa, a la que se vivió en la revolución cultural a finales de los sesentas.

Sin embargo, el gobierno de la República Popular China se esfuerza en intentar engañar al mundo sobre lo ‘mucho’ que se respetan los derechos humanos. Tanto es así que presentó su Examen Periódico Universal (EPU) en la sede las Naciones Unidas en Ginebra a principios de noviembre.

Fueron nueve países los que instaron al Gobierno en lo referente a la libertad religiosa, el más contundente respecto a los cristianos fue Estados Unidos, quien preguntó:

“Dado que la constitución china garantiza la libertad religiosa, ¿qué medidas está tomando China para detener la continua represión de la libertad religiosa, como el hecho de que se aprueben o propongan regulaciones cada vez más estrictas sobre la actividad religiosa que China aprobó, la detención y el maltrato de los practicantes de Falun Gong? ¿Y las campañas de cierre y demolición de iglesias que se han visto en múltiples provincias en todo el país?

Y aquí viene el dato curioso: justo frente a la entrada principal de la sala donde se celebró la evaluación, alquiló un espacio para exponer los avances de China en cuanto de derechos humanos. Tenían también un par de mesas con delegados del gobierno que ofrecían libros y uno de ellos se titula ‘Las políticas y prácticas de China para la protección de la libertad de las creencias religiosas’.

¿Cómo ve? ¿Le creemos a China sus buenas intenciones?

Comentarios

Comentarios

Compartir
María Isabel Moreno, (México D.F., 1987) es periodista y escritora nocturna. Aficionada a la novela policiaca, se define como "defensora de las causas justas" y 'foodie' declarada desde que conoció la gastronomía española. Dió sus primeros pasos en el periodismo dando las noticias "Cada hora en la hora" y después como corresponsal desde España contando para México historias de la Madre Patria. Ha colaborado en reportajes de denuncia social sobre vivienda y contaminación. Se confiesa curiosa desde que abrió los ojos, cualidad sobre la que asegura: "Bien dicen que la curiosidad mató al gato, pero creo firmemente que después de descubrir la verdad, el gato murió tranquilo".