Imagen del artículo pubicado por Elentir en Contando Estrelas / Actuall
Imagen del artículo pubicado por Elentir en Contando Estrelas / Actuall

El doble rasero en la condena de los atentados perpetrados por el terrorismo islamista ha quedado esta vez más patente que nunca, tras la masacre cometida en un local frecuentado por homosexuales en la ciudad de Orlando (Florida, EEUU).

Por su interés a este respecto, reproducimos el artículo que Elentir ha publicado en su blog Contando Estrelas, en el que compara la reacción a la matanza de este fin de semana y lo sucedido tras la matanza de Garissa, en Kenia, en la que fueron asesinados 148 cristianos a manos de Boko Haram.

Actuall depende del apoyo de lectores como tú para seguir defendiendo la cultura de la vida, la familia y las libertades.

Haz un donativo ahora

Ayer un islamista asesinó a 50 personas e hirió a 53 en un ataque a un club gay en Orlando (Florida, Estados Unidos). El brutal atentado ha sido reivindicado por el Estado Islámico.

Un clérigo islámico defendió en Florida que se matase a los homosexuales

Como se conoció ayer, en 2013 un clérigo islámico, Sheikh Farrokh Sekaleshfar, fue invitado a hablar en el Husseini Islamic Center de Sanford, localidad próxima a Orlando, y allí dijo esto de los homosexuales: “La muerte es la sentencia. Sabemos que no hay nada de qué avergonzarse de esto, la muerte es la pena… Hemos de tener esa compasión por esa gente, con los homosexuales, que es lo mismo, por compasión, vamos a deshacernos de ellos ahora”. Se puede ver el vídeo aquí. Me pregunto cómo alguien pudo lanzar en un acto público semejante incitacion al asesinato y no ser detenido por ello. Los resultados los vemos ahora. Hay que decir, también, que el Centro Islámico de Fort Pierce, en la costa atlántica de Florida, condenó ayer con dureza el atentado. Sigo pensando que ser musulmán no le convierte a nadie en asesino ni en simpatizante del terrorismo. Lo que también es cierto es que la lectura más fanática del Islam sirve de alimento ideológico a terroristas como el de Orlando, y ése es un hecho que no se puede ocultar.

No fue el terrorismo islamista, sino el ‘heteropatriarcado’, según Garzón

Sin embargo, cierta gente se afana en ocultarlo, o incluso en ocultar la condición de las víctimas de ese terrorismo, en según qué casos. Ayer mismo teníamos un ejemplo de ello en este tuiteo del candidato comunista Alberto Garzón, aliado de Podemos en las Elecciones del 26 de junio:

Esta estupidez supina es como culpar del asesinato de Miguel Ángel Blanco a la venta de armas. Hay que decir que cuando Alberto Garzón publicó esa tontería, ya hacía al menos dos horas que se sabía que el autor del atentado era un musulmán de origen afgano. A lo largo de la tarde se fueron conociendo más datos: primero, que el asesino, Omar Marteen, había jurado fidelidad al ISIS. Poco después se conoció la reivindicación del atentado por parte del ISIS que he enlazado al principio de esta entrada. A pesar de ello, ni Garzón ni su partido han hecho mención al ISIS, al islamismo ni al yihadismo en relación a este atentado. Por lo visto, las críticas a la religión o a los líderes religiosos se las reservan en exclusiva para los cristianos.

Cobrando de quienes ahorcan a los gais y clamando contra la homofobia

En la misma línea que sus socios de IU, a las 16:29 horas Podemos lo atribuía todo a la “homofobia”:

Olvidando que cobra de una televisión de la República Islámica de Iráncuyo régimen ahorca a los homosexuales– por hacer un programa de televisión, Pablo Iglesias culpaba a la “homofobia” y a la “intolerancia”:

Personalmente no consigo entender que clamen contra la homofobia por el atentado de Orlando quienes callan ante el ahorcamiento de homosexuales en Irán. ¿Acaso un homosexual iraní tiene menos derecho a la vida que uno de EEUU? No entiendo que alguien que aspira a gobernar un país como España pueda actuar con una doble vara de medir tan descarada. Al final parece ser cierto que, como reza el dicho, el que paga manda. Desde luego, que una teocracia islamista como Irán haya conseguido comprar el silencio de un partido con posibilidades de gobierno en España es algo muy alarmante. Pero a estos impresentables no les basta con eludir toda referencia al islamismo radical en sus referencias al atentado: ayer Podemos decidió cargar… contra los obispos, como si el terrorista de Orlando, en vez de jurar fidelidad al ISIS, se hubiese santiguado y rezado un Padrenuestro antes del atentado. Esto ya es el colmo.

Así intentaron ocultar la condición cristiana de las víctimas de Garissa

El atentado de ayer no es la primera muestra de doble vara de medir sobre el yihadismo. El 2 de abril de 2015 hubo un brutal ataque islamista en la Universidad de Garissa, en Kenia. Los terroristas del Al-Shabbaab, afines al Estado Islámico, fueron buscando concretamente a los cristianos,asesinándoles mediantes disparos y decapitaciones. Las cuentas de Twitter de IU y de Podemos no mencionaron aquellos hechos. Ciertamente, se suele dar más importancia a algo así cuando ocurre en nuestro entorno geográfico o cultural. Eso lo entiendo. Hay que decir que IU sí que publicó un comunicado en su web condenando el ataque, que calificó de “yihadista”. La nota no mencionaba que los asesinos eran islamistas, pero al menos no culpaba a vaguedades como elheteropatriarcado. Lo llamativo es que a pesar de haber pasado cuatro días del atentado, cuando ya se conocía el motivo por el que habían asesinado a esas 148 personas, la nota de IU no mencionaba por ninguna parte la condición cristiana de las víctimas. La formación comunista manifiesta una abierta hostilidad contra el Cristianismo. No pierde la ocasión ya no sólo de criticar a esa religión, sino también de reclamar que los cristianos seamos privados de derechos muy básicos, como la libertad de educación. Que el odio de IU a los cristianos llegue al extremo de ocultar la fe de los 148 asesinados en Garissa ya me parece muy grave. Pero hay que decir que no fueron los únicos.

En el Parlamento Europeo, varios partidos españoles (AGE, ICV, BNV, UPyD, PNV, CDC, C’s y PSOE) quisieron borrar toda mención a los cristianos en una moción de condena de ese ataque terrorista. Desde su cuenta de Twitter un diputado del PSOE tachó lo ocurrido de “guerra de religiones” y dijo que el atentado “no es un crimen contra los cristianos”, sino contra la Humanidad. En EEUU Obama omitió toda referencia a la fe de los asesinados en su discurso sobre los atentados (ayer sí que citó la orientación sexual de las víctimas de la masacre de Orlando).

Si te asesinan por gay, se dice; si te asesinan por cristiano, se oculta

Imaginemos lo que pasaría ahora si una moción sobre el atentado de Orlando alguien pidiese omitir toda referencia a la orientación sexual de las víctimas, o si un diputado dijese que “no es un crimen contra los homosexuales”, o incluso si Obama mencionase los atentados esquivando toda referencia a su orientación sexual. Sería algo absurdo. Pues además de lo señalado, tras la masacre de Garissa no hubo trending topics en Twitter contra la cristianofobia (este domingo sí que los hubo contra la homofobia). Las muestras de solidaridad hacia los cristianos fueron contadas. Al final, uno llega a la triste conclusión de que para cierta parte de nuestra sociedad, si alguien es asesinado por ser cristiano es mejor ocultarlo, aunque el Cristianismo sea precisamente la religión más perseguida del mundo. Se trata a la fe de esas víctimas como si fuese un motivo de vergüenza, algo que merece ser censurado y tachado, no vaya a ser que alguien lo reivindique. La creciente cristianofobia que se da en Occidente está generando una actitud grotesca, que se ha manifestado también ante una sorprendente indiferencia ante las atrocidades perpetradas por el ISIS contra minorías religiosas como cristianos y yazidíes en Oriente Medio. ¿Es así como nuestra sociedad pretende predicar la tolerancia y el humanitarismo?

Comentarios

Comentarios