Alfie Evans: víctima de la cultura del descarte

    Alfie Evans conmovió profundamente al Papa Francisco y lo llevó a encontrar todos los medios para ayudarlo efectivamente. Su muerte le dolió en el alma. Y con ello dejó muy claro que el mensaje del Papa es uno y es para todos.

    0
    Alfie Evans se ha convertido en un símbolo de la dignidad de toda vida humana.
    Alfie Evans se ha convertido en un símbolo de la dignidad de toda vida humana.

    Desde que el Papa Francisco habló de la cultura del descarte y que sus víctimas son precisamente las personas más débiles, más frágiles, pensaba en casos como los de Alfie Evans y sus padres. Hoy es claro que se equivocaron todos aquellos que decían que el Santo Padre no hablaba de «cosas pro vida». Alfie Evans conmovió profundamente al Papa Francisco y lo llevó a encontrar todos los medios para ayudarlo efectivamente. Su muerte le dolió en el alma. Y con ello dejó muy claro que el mensaje del Papa es uno y es para todos. Para los niños por nacer y los ya nacidos, para sus madres y padres angustiados, para refugiados, enfermos, ancianos o personas en extrema pobreza. Porque es el mensaje de Jesús y el de la Iglesia. Es el de la caridad para todos los pobres, y no sólo para los pobres en lo económico.

    Pero el mensaje de la cultura del descarte no solo tiene víctimas sino victimarios. Esta no se ha construido sola. Los extremos de crueldad a los que han llegado algunos países que se autodenominan «desarrollados» es el resultado de acciones de personas concretas.

    Actuall depende del apoyo de lectores como tú para seguir defendiendo la cultura de la vida, la familia y las libertades.

    Haz un donativo ahora

    Mientras Inglaterra celebraba el nacimiento (y la salud) del tercer hijo del Príncipe Guillermo en medio de la pompa real, a Alfie Evans hijo de una pareja de ciudadanos comunes se le negaba los cuidados de salud básica: oxígeno, nutrición e hidratación. Querían que muriera rápido. Un juez, parte de un sistema político de un país opulento, determinó que no valía la pena seguir gastando recursos en él. Y no tomaremos en cuenta la filiación ideológica LGTB del juez como determinante de su decisión pero sí nos lleva a pensar que las preferencias sexuales son más importantes en esa sociedad que asistir a un niño muy enfermo.

    La cultura del descarte es la construcción de un egoísmo sistemáticamente pensado en destruir vidas humanas vulnerables en función de los poderosos

    La cultura del descarte es la construcción de un egoísmo sistemáticamente pensado en destruir vidas humanas vulnerables en función de los poderosos. Tiene un discurso y una trayectoria que puede identificarse en el tiempo.

    Hace unos 50 años dijeron que la anticoncepción evitaría el aborto. Legalizaron los anticonceptivos pero los abortos no disminuyeron sino aumentaron. Luego dijeron que el aborto evitaría que los niños murieran abandonados. Legalizaron el aborto para matar a los niños por nacer no deseados y los niños pobres ya nacidos siguieron muriendo. Después de ver cómo trataron a Alfie Evans sabemos que los niños nunca les interesaron sino solo el negocio de la muerte (anticonceptivos, aborto y eutanasia).

    El control de la natalidad solo produjo ONGs a la caza de fondos públicos. Nuevos ricos al servicio de sus amos más ricos que querían deshacerse de indeseables pobres. Anticoncepción (en su mayoría abortivos), aborto o eutanasia simplemente han sido los medios alternativos para un mismo fin. Frutos de un mismo árbol dijo sabiamente San Juan Pablo II.

    Si usted más bien quiere cambiar la historia, tendrá que ganar las batallas culturales donde están en juego valores esenciales como la libertad, la vida y la familia

    Si usted amigo lector, quiere leer la historia detallada de este proceso, le recomiendo leer el libro Population Control: Real Costs, Illusory Benefits, de Steven W. Mosher.

    Si usted más bien quiere cambiar la historia, tendrá que ganar las batallas culturales (cultural wars) donde están en juego valores esenciales como la libertad, la vida y la familia. Y en este campo ya se ha iniciado un camino. RELEASE es la nueva división de Population Research Institute dedicada a desarrollar herramientas de participación ciudadana y a ponerlas a disposición de organizaciones que compartan sus ideales y su mentalidad ganadora. Con una nueva perspectiva y enormes posibilidades de innovación, RELEASE ha generado un entusiasmo que se contagia rápidamente y cada día son más quienes comprenden que la mejor inversión de recursos es incorporar el uso profesional de herramientas para alcanzar sus metas institucionales.

    El caso de Alfie Evans no es el fin de una triste historia. Es más bien la inspiración para la construcción de un futuro donde haya espacio para el amor y la solidaridad entre todos los seres humanos. Un mundo libre de ideologías de conflicto, de odio y del descarte. Pues además es el único futuro posible para los seres humanos.

    Comentarios

    Comentarios

    Director de la Oficina para América Latina del Population Research Institute con dedicación a tiempo completo al desarrollo de herramientas de participación política en RELEASE, división de Population Research Institute, con consultorías y cursos de entrenamiento a más de 100 organizaciones pro vida y pro familia en 18 países de América Latina, España y Norteamérica. Coautor del libro 'Análisis de Escenario con Mentalidad de Ajedrecista' (2012) y 'Que no decidan por ti. Todos pueden hacer política en la era de la posverdad' (en prensa).